La voz recuperada

Una experiencia genuina de los trabajadores de la Cooperativa Gráfica Patricios que, tras nueve meses de resistencia en la planta de los Talleres Gráficos Conforti, se encontraron con un estudio de radio y decidieron ponerla en funcionamiento. Desde 2005 los vecinos de los barrios del sur porteño construyen su propio medio de comunicación en el 89.3 de las FM.

El piso 3 del edificio de la Cooperativa Gráfica Patricios se ha convertido en un gran lugar de encuentro. Allí funciona un amplio salón multiuso, una biblioteca, una escuela, un consultorio médico y un estudio de radio. La altura 1941 de la avenida Patricios —a partir del control obrero de la fábrica en 2003— se ha convertido en un punto de encuentro de trabajadores gráficos, vecinos, militantes sociales y radiomaníacos apasionados, para echar a andar la empresa social, repasar lecciones escolares, leer y expresar palabras por ondas hertzianas.

Al subir decenas de escalones en caracol, el recorrido termina justo en la puerta de la sala de operaciones de FM Gráfica. Desde allí, el enorme cristal transparente deja mostrar cuatro micrófonos colgados alrededor de una alargada mesa ocupados por una doble -o quizás hasta triple- cantidad de locutores de diferentes edades. Así, este grupo también se organiza para decir por un medio de comunicación lo que siente, piensa y quiere. Radio Gráfica es una experiencia genuina de los trabajadores de la Cooperativa Gráfica Patricios que tras nueve meses de resistencia en la planta de los Talleres Gráficos Conforti, se encontraron con un estudio de radio y decidieron ponerla en funcionamiento en 2005 para que los vecinos de los barrios del sur de la ciudad de Buenos Aires pudieran construir su propio medio de comunicación.

Con el firme compromiso de recuperar el aire, sus protagonistas optaron por democratizar la comunicación, facilitando la expresión de los trabajadores, y ese espíritu se expresó en el propio nombre de la emisora: Radio Gráfica. Actualmente transmite de lunes a domingos, de 6 a 24 horas, con más de 40 programas en el aire y una pluralidad temática poco acostumbrada.

La voz del barrio

Con ronda de mates y bizcochitos, los locutores e invitados empiezan a reubicarse en sus respectivos lugares, mientras el conductor, Carlos Aira, se va acomodando en la punta de la mesa del estudio para continuar con el programa Desde el Barrio, atento a las órdenes del operador Lucas Molinari, que con señas va indicando que tiene una llamada para sacar al aire. Segundos después, enciende la luz roja que indica Al Aire. Desde el Barrio (lunes a viernes de 10 a 12 hs) es un programa misceláneo de la mañana de Radio Gráfica, donde un equipo de comunicadores comunitarios debaten la realidad nacional, local y su implicancia en el barrio, y los intereses de los trabajadores.

La integración de los pueblos latinoamericanos no escapa a la grilla de programación de FM Gráfica, incluyendo segmentos sobre las colectividades radicadas en la Argentina. Con esta experiencia comunicacional, abre sus micrófonos a los barrios, a las organizaciones sociales, territoriales, sindicales, a las instituciones educativas, a las fábricas recuperadas por sus trabajadores, a jóvenes y niños, y a todos aquellos que no tienen acceso a los medios masivos comerciales, a los que sólo les interesa el rating y el lucro publicitario.

“Soy parte del colectivo y de la dirección de FM Gráfica. Me incorporé a la emisora en el año 2006. Venía de trabajar en una radio comercial en un programa deportivo. Desde que formé parte de Radio Gráfica la satisfacción ha sido diferente y gratificante, teniendo en cuenta la función de un medio popular como Radio Gráfica, que funciona dentro de una fábrica recuperada por sus trabajadores y donde también está asentada una institución escolar”, testifica Carlos Aira. “Desde el momento en que se unen la comunicación y la militancia, el desafío es increíble. La empatía que se genera entre los vecinos y la radio es muy diferente a la que se establece las radios comerciales”, asegura Aira.

Recuperando el aire y el trabajo

Informar, analizar y reflexionar sobre los temas que interesan a la comunidad tiene su recompensa; y ese reconocimiento se forja en el respaldo de los habitantes de La Boca, Barracas, San Telmo, Constitución, Parque Patricios, entre otros barrios, acreditan los responsables de Radio Gráfica.

En el marco del proyecto de comunicación popular, FM Gráfica es miembro del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), afirma Gabriel Sedres, obrero gráfico y conductor del espacio de las empresas graficas recuperadas por sus trabajadores, que se emite los miércoles de 18 a 20 horas. “Hemos participado en la confección de los 21 puntos básicos de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, apoyatura sobre la que se constituye el actual anteproyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisuales para remplazar la Ley de Radiodifusión de la dictadura militar, ley que coarta la participación popular en los medios de comunicación. Se está demostrando que este debate no tiene que ver con el capricho de un gobierno o de un sector político, sino que a lo largo de la democracia han aparecido innumerable cantidad de medios alternativos, radios, canales de TV, periódicos, que buscan ser reconocidos. Cada vez más se siente la necesidad de contar con medios de comunicación incluyentes, en contraposición de los monopolios. Es una deuda de la democracia para con el pueblo”, sostiene Sedres.

Los colectivos de medios alternativos vienen luchando por su reconocimiento y por la democratización de las comunicaciones desde foros, charlas, manifestaciones y radios abiertas, donde se discute con los vecinos el reconocimiento legítimo de estos medios y el papel que debe asumir el Estado para garantizar el concepto de la comunicación como derecho humano indispensable.

“Desde Radio Gráfica estamos comprometidos para trabajar por este proyecto de ley, pero a su vez somos concientes de que la norma no va ser aprobada si no ganamos la calle. Esta ley sale con la lucha de la militancia y la concientización ciudadana; por lo tanto, nuestra lucha y compromiso está en alianza con el pueblo”, afirma Carlos Aira.

El proyecto de comunicación comunitaria y popular que FM Gráfica sostiene se enmarca dentro de la batalla de ideas contra los medios concentrados y por los auténticos cambios democráticos y sociales. Tal vez está lejos de confrontarse con los monopolios privados de información, pero en su tarea genuina por una comunicación diferente tiene mucho que aportar en el debate del proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, teniendo en cuenta que surgió a partir del hallazgo de un estudio de radio dentro de una fábrica recuperada por sus trabajadores, quienes decidieron abrir ese espacio, y forjar una radio comunitaria, popular y sin fines de lucro. Esta legitimidad se fortalece en el momento en que organizaciones e instituciones sociales son parte esencial de la emisora, que con su protagonismo construyen todos los días el aire de Radio Gráfica.

Declarada de interés social y cultural por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, Radio Gráfica se puede sintonizar en la Frecuencia Modulada 89.3 ó por Internet ingresando a www.radiografica.org.ar.

Para contactarse: Av. Patricios 1941, Ciudad de Buenos Aires.
Teléfono: 4116-2848.
info@radiografica.org.ar / radiografica@gmail.com

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

La multinacional de la industria petroquímica que alcanzó centralidad política nacional por la intención de cerrar su planta en Santa Fe, cuenta con su principal centro de producción en el polo del partido de Bahía Blanca y es cuestionada por la contaminación generada.
Comparamos las cifras de pobreza del 2020 y el 2021 según el INDEC. A partir de ellas, analizamos cuales podrían ser los caminos a seguir.
A cuatro años de la desaparición forzada de Santiago Maldonado seguimos sin saber que le sucedió. Mientras tanto, la causa se encuentra paralizada en la Corte Suprema de Justicia.