Fujimori preso en Chile

Por La Nación.cl y cables

Los gobiernos de Chile y Perú, tras intensas negociaciones, optaron por entregar a los tribunales chilenos la solicitud de extradición de Alberto Fujimori pedida por el Palacio Pizarro (Perú).

Tras intensas conversaciones entre los Gobiernos de Perú y Chile, La Moneda confirmó anoche que Palacio Pizarro, a través de la embajada del Perú en Santiago, pidió la extradición del ex Presidente peruano, Alberto Fujimori, quien ingresó a Santiago a las 14.50 horas de ayer.

“Un funcionario de Relaciones Exteriores está haciendo entrega de una nota de la embajada de Perú en que se pide la extradición del señor Fujimori. El tema será entregado a los tribunales y se mantendrá, por lo tanto, en la institucionalidad chilena”, explicó el ministro portavoz, Osvaldo Puccio.

De esta forma, Palacio Pizarro y La Moneda optaron por la vía judicial y no por la político-diplomática, que hubiera operado si se hubiera acordado la expulsión de Fujimori, alternativa que fue analizada entre las intensas conversaciones que en la tarde de ayer sostuvieron los cancilleres de Chile, Ignacio Walker, y de Perú, Oscar Maúrtua.

El vocero de La Moneda señaló que el ex Mandatario peruano tiene “visa de turista normal y cualquier otra resolución es resorte de los tribunales. Hay una nota de la embajada que está siendo entregada a los tribunales chilenos y son éstos los que tienen que decidir la situación del señor Fujimori”.

Puccio agregó que Fujimori “no puede ser detenido sino en virtud de una orden judicial que sólo la pueden emitir los tribunales luego de un requerimiento y eso lo está haciendo en estos momentos el Ministerio de Relaciones Exteriores a partir de la nota peruana”.

Puccio precisó que la policía actuó de acuerdo con las normas chilenas, ya que “no había ninguna orden de detención emanada de un tribunal chileno en contra del señor Fujimori, de manera tal de Investigaciones hizo lo que tenía que hacer”.

El ingreso de Fujimori

Alberto Fujimori llegó en un avión privado, aparentemente proveniente de México, acompañado por cuatro personas, y luego se dirigió al Hotel Marriott en el sector oriente de Santiago donde permanecía hasta la noche de ayer (Domingo).

Hasta ese lugar, cerca de las 16 horas, se hicieron presentes dos funcionarios de Interpol Chile quienes se reunieron por más de una hora con el fugitivo ex Presidente del Perú y luego se retiraron sin hacer declaraciones.

Más tarde salió hasta las afueras del hotel Luis Silva Santiesteban, el secretario de relaciones internacionales de Fujimori y leyó un comunicado del ex Mandatoario: “Es grato dirigirme a la opinión pública nacional e internacional para hacer de su conocimiento que el día 6 de noviembre de 2005 partí de Tokio, Japón, por vía aérea, con destino a la ciudad de Santiago de Chile, arribando a ésta a las 13.30 (hora local) del mismo día.

Es mi propósito permanecer temporalmente en Chile, como parte del proceso de retorno al Perú y cumplir con el compromiso adquirido con un sector del pueblo peruano que me ha convocado para que participe como candidato a la Presidencia de la República en los próximos comicios de 2006”.

Luego Silva Santiesteban aseguró que en los próximos días continuaría viaje hacia Perú, donde Fujimori pretende participar en las elecciones presidenciales del próximo año.

Interpol Chile

Ante los cuestionamientos por el sorpresivo ingreso de Alberto Fujimori, pese a las ordenes de captura que pesan en su contra, la jefa de Interpol en Chile, Marianela Gómez, señaló que éstas “no tienen validez jurídica acá en Chile” y explicó que al momento de ingresar al país se alertó a la jefatura de Interpol, y se coordinó con Interpol Lima y las autoridades judiciales peruanas “para que ellos hagan lo correcto a través de los canales diplomáticos pertinentes”.

Respondiendo a las razones del por qué no se le retuvo al prófugo peruano, Marianela Gómez dijo que “esa orden ha sido emanada por un juez extranjero” y especificó que los para que se lleve a cabo la captura, el Gobierno peruano debe solicitarlo a la ministerios de Relaciones Exteriores y que es la Corte Suprema la responsable de emitir la orden.

En todo caso, la jefa de Interpol aclaró que “dado a la relevancia y estando en conocimiento que esta persona es requerida se lo tiene ubicado”.

Perú espera su regreso

En Perú, Fujimori es requerido por un total de 21 procesos judiciales por delitos de agresiones, falsificaciones, estafa, secuestro, toma de rehenes, homicidios, enriquecimiento ilícito y malversación de caudales públicos.

Por este motivo en marzo último se incluyó en Interpol en 184 países la “difusión roja”, que alerta a todas las unidades a informar la presencia del ex Presidente con miras a su detención.

Fujimori está inhabilitado políticamente por diez años para participar o asumir cargos públicos en Perú, “por incapacidad moral permanente”. Así y todo, busca formar una alianza política entre tres partidos, para lo cual validó recientemente su firma ante el consulado peruano en Tokio con el fin de unir su movimiento político con dos partidos peruanos.

Este sábado, el jefe de Interpol Perú, coronel Carlos Medel Vidal, y el procurador ad hoc Antonio Maldonado, habían reaccionado al anuncio de Alberto Fujimori de iniciar su regreso al país vecino para participar en las elecciones del 2006.

Ambos coincidieron en aclarar que la orden de captura internacional que pesa sobre el ex presidente estará vigente hasta el 2010. Asimismo, explicaron que los procesos pendientes y las condenas que lo afectan lo mantendrán con inhabilitación política hasta ese mismo año.

Maldonado señaló que se trata de una estrategia mediática y que “esta actitud desafiante de Fujimori revela que está perdiendo los papeles, pues sabe que no puede venir y salir impune de los delitos que se lo acusa. En cuanto a la inhabilitación del Congreso, esta sigue firme, y por el lado judicial, sus procesos continúan adelante”.

En este mismo sentido se pronunció el presidente de la Corte Suprema, Walter Vásquez, quien aseguró que los juicios contra Fujimori continúan vigentes.

El ministro de Justicia, Alejandro Tudela, en tanto, consideró la actitud de Fujimori como un desafío al estado de derecho y a la soberanía.

Los abogados del ex Presidente peruano y algunos cercanos han manifestado que pese a todo estaría en Perú en un plazo máximo de seis meses, poco antes de las elecciones del próximo 9 de abril.

El escritor y ex candidato presidencial Mario Vargas Llosa calificó ayer de “payasada” las intenciones de Alberto Fujimori de regresar al Perú para participar en las elecciones del 9 de abril del 2006.

Vargas Llosa sostuvo que las declaraciones de Fujimori no son más que una “operación puramente publicitaria y demagógica. Estoy convencido de que no irá”.

El candidato presidencial afirmó que a le gustaría que Fujimori fuese regresara a Perú, porque de esa manera “será inmediatamente apresado por ladrón y asesino y será juzgado y castigado como se merece”.

Tomás Hirsch destacó detención de Fujimori y apoyo vía de la extradición

Por ANSA

El candidato presidencial del pacto Juntos Podemos Más, Tomás Hirsch, afirmó que es mejor que el gobierno no haya expulsado al ex presidente peruano Alberto Fujimori porque así puede ser extraditado y enjuiciado en Perú.

«La expulsión pudiera significar que él (Fujimori) salga a otro destino, porque no es con un destino definido. Es mucho más interesante la posibilidad de extraditarlo directamente para que vaya al Perú para ser juzgado allí», aseveró Hirsch.

«Nos alegra que el gobierno chileno finalmente lo detuvo porque Fujimori ha sido uno de los grandes violadores de derechos humanos en nuestro continente: mientras estuvo en la presidencia del Perú cometió atropellos flagrantes «, aseveró.

Según Hirsch, «en nada favorece a Chile» su presencia en este país que «el pueblo chileno la rechaza». «Esperamos que se proceda a la extradición al Perú y, al mismo tiempo, que Chile inicie gestiones por cinco chilenos detenidos (desde el gobierno de Fujimori) en cárceles peruanas en condiciones infrahumanas», agregó.

Hirsch pidió que la relación de Chile con Perú vaya hacia la normalidad y para ello demandó que el gobierno chileno «deje de defender al empresario Andrónico Luksic, pedido por la justicia peruana». «No es bueno para las relación con nuestros vecinos y pueblos hermanos que el Presidente de la República se haya involucrado en su momento en la defensa de este empresario porque esa acción no va en la dirección de fortalecer los vínculos con el Perú», aseveró.

Políticos peruanos y seguidores de Fujimori analizaron detención de ex presidente

Agencias

Pese a exhibir optimismo, los seguidores de Alberto Fujimori reconocieron en Lima que el panorama se observa no tan prometedor.

”Fujimori analiza todo con serenidad y prudencia, y él ha dicho varias veces que quiere venir al Perú para enfrentar la campaña de difamación que se está llevando en su contra”, dijo Martha Chávez, representante del movimiento fujimorista.

Recordó que “él (Fujimori) ha iniciado esta operación retorno, asumiendo todos los riesgos, desde que él pusiera un pie fuera del Japón, incluso en contra de su propia vida, pero tengo la confianza de que los episodios que están ocurriendo en Chile son parte de lo que estaba contemplado”.

Por lo menos cuatro mil seguidores de Fujimori festejaron el domingo en las afueras del partido Sí Cumple, del ex gobernante, su arribo a América, antes de conocerse de su detención.

El analista político Aníbal Quiroga dijo en una entrevista con Radio Programas del Perú que “la situación se ha complicado para Fujimori por haber abandonado el refugio que le ofrecía Japón”.

”La autoridad política y judicial chilena tendrá que decidir la extradición de Fujimori”, indicó, aunque advirtió que “el gobierno chileno podría declarar a Fujimori como una persona no grata en su territorio y expulsarlo”, explicó.

El congresista José Barba Caballero, de Unidad Nacional, dijo que la presencia de Fujimori en Chile “es una fanfarronería, ya que solo quiere dar la impresión de que está cerca del Perú”.

Indicó que Fujimori “no se ha dado cuenta de que Chile es un país muy sensible en temas de derechos humanos, y que no iba a permitir que su país se convierta en un refugio”. “Si algo no estaba en sus planes, es que iba a estar detenido”, advirtió.
”Chile tiene problemas muy graves, porque la presencia de Fujimori le complica su política interna en un momento de elecciones, y agrava las relaciones peruano-chilenas, siempre delicadas” señaló.

El también congresista Javier Diez Canseco informó que se aprestaba a viajar a Santiago “ plantear al presidente Ricardo Lagos que declare a Fujimori una persona no grata, lo expulse del país, y lo ponga en la frontera con Perú, para que esté a disposición de las autoridades peruanas”
Diez Canseco ha formado parte de una comisión investigadora de delitos económicos y financieros en el gobierno de Fujimori (1990-2000).

”La salida más sencilla es expulsarlo de Chile, y colocarlo en nuestra frontera” afirmó.

El ex canciller y analista Diego García Sayán, más cauto, advirtió que “viene una batalla legal, pero se ha ganado un primer round al conseguir la detención provisional en Chile de Fujimori”.

Aseguró que Fujimori “calculó mal, no creo que haya hecho un gran viaje desde Japón para ser detenido en Chile. Ese escenario tal vez no fue contemplado por el ex presidente”.
El parlamentario Jorge del Castillo, exhortó al gobierno chileno a que “lo extradite, para que sea sometido a la justicia peruana”.

Prensa peruana

La prensa peruana reacción también ante la noticia, el diario El Comercio tituló “arrestan al prófugo Fujimori en Chile”. “¡Cayó!” Coincidieron en titular los periódicos La República y Perú 21, y las muestras de aprobación a la detención no cesaban en radioemisoras y canales televisión, que coparon sus espacios noticiosos con pormenores de la detención.

El «Tsunami» Fujimori

Alberto “Tsunami” Fujimori -como se le apodó- llegó a ser presidente de Perú luego de provocar una segunda vuelta en la que arrasó el 10 de junio de 1990, alcanzando un aplastante 56,5%. Aplicó técnicas económicas neoliberales, que redujo la hiperinflación, la recesión y la deuda externa.

Ayudado por el Ejército, lideró un golpe de estado la noche del 5 de abril de 1992, “ante la inoperancia del Parlamento y la corrupción del Poder Judicial, que liberaba terroristas y narcotraficantes”, afirmó.

Ese mismo año presentó como triunfo la captura del líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán.

El 9 de abril de 1995 con un 64,4% de los votos fue ratificado en la Presidencia de la República por segundo período.

El ambiente social era distinto, ya que la gente criticaba el autoritarismo de Fujimori y debió enfrentar la breve guerra fronteriza con Ecuador, y en 1997 el asalto a la embajada de Japón en Perú, en manos del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA).

Así, se presentó y se impuso en las elecciones de 2000 ante Alejandro Toledo. Sin embargo, no pudo terminar su tercer período pues estalló un escándalo cuando el bloque opositor difundió un vídeo en el que se veía a un congresista recibir dinero de Vladimiro Montesinos, asesor y colaborador de Fujimori desde 1990, y responsable encubierto del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) y cerebro de la operaciones antiterroristas, antidelincuencia y antinarcotráfico

La declaración de Alberto Fujimori

Es grato dirigirme a la opinión pública nacional e internacional para hacer de su conocimiento que el día 6 de noviembre de 2005 partí de Tokio, Japón, por vía aérea, con destino a la ciudad de Santiago de Chile, arribando a ésta a las 13:30 (hora local) del mismo día.

Es mi propósito permanecer temporalmente en Chile, como parte del proceso de retorno al Perú y cumplir con el compromiso adquirido con un importante sector del pueblo peruano que me ha convocado para que participe como candidato a la Presidencia de la República en los próximos comicios del 2006.

ALBERTO FUJIMORI

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.