El terrorista Posada Carriles entró con absoluta libertad cuantas veces quiso a Estados Unidos

Por Raúl Gómez, gentileza de Rebelion.org, especial para Causa Popular.- El anticastrista Luis Posada Carriles, –acusado de la voladura de un avión civil en 1976 con 73 pasajeros a bordo, de la colocación de bombas en hoteles de La Habana en 1997 en las que resultó muerto un turista italiano y de conspirar para asesinar al presidente de Cuba Fidel Castro, en Panamá, en noviembre del 2000, durante una Cumbre de mandatarios latinoamericanos– entró varias veces a Estados Unidos entre agosto de 1997 y abril de 2000; según consta en una Certificación de los movimientos migratorios de Franco Rodríguez Mena(1), expedida el 18.11.2000 por la Dirección General de Migración de El Salvador (2).

Según las autoridades migratorias salvadoreñas, Posada Carriles entró a Estados Unidos, por el aeropuerto de Miami, procedente de El Salvador, el 10 de abril del 2000, en el vuelo 2120 de American Airlines. Salió de El Salvador con el pasaporte ordinario salvadoreño A143258 a nombre de Franco Rodríguez Mena.

Al parecer, permaneció 16 días en Estados Unidos y el 26 de abril abordó, en el propio aeropuerto de Miami, el vuelo 2119 de American Airlines con destino a El Salvador, ingresando al aeropuerto internacional de Comalapa ese mismo día, a las 17:45 horas, con el mismo pasaporte.

En un artículo publicado el pasado 25 de julio por el diario estadounidense The Miami Herald, los periodistas Alfonso Chardy y Oscar Corral, –supuestamente partiendo de documentos del Departamento de Seguridad Territorial, de evidencia obtenida por el propio Herald y de unas declaraciones del abogado Matthew Archambeault–, centran toda la atención en una supuesta entrada de Posada Carriles a Miami desde Centroamérica el 26 de abril del 2000, con lo cual evidentemente desinforman al lector.

La anterior, sin embargo, no sería la única visita de Posada Carriles a Miami en ese período. El 28 de junio de 1999, abordó en El Salvador el vuelo 2120 de American Airlines con destino a Miami, utilizando el mismo pasaporte salvadoreño A143258 a nombre de Franco Rodríguez Mena.

Posada Carriles, los viajes a EE.UU. y las bombas en La Habana.

En 1997, se produjo una cadena de atentados con bombas en diferentes instalaciones turísticas cubanas. El 4 de septiembre de 1997 se produjeron explosiones en los hoteles Copacabana, Chateau Miramar y Tritón, y en el famoso restaurant La Bodeguita del Medio, todos en la capital cubana. En el Copacabana resultó muerto el turista italiano Fabio di Celmo. En julio de 1998, en declaraciones al diario The New York Times, Posada Carriles reconoció haber organizado todos estos atentados y cínicamente declaró que Fabio di Celmo había muerto por “estar en el lugar equivocado en el momento equivocado”

Pues bien, Posada Carriles entró a Estados Unidos el 26 de agosto de 1997, apenas 9 días antes de que explotaran en los hoteles de La Habana las bombas que él había mandado colocar. Salió de El Salvador en el vuelo 730 de Taca Internacional con destino a New York, utilizando el pasaporte ordinario salvadoreño 547378 a nombre de Franco Rodríguez Mena. Con que pasaporte realizó Posada Carriles los trámites migratorios en el aeropuerto de New York es algo que a estas alturas deberían conocer el Departamento de Seguridad Territorial y el FBI.

Pero esto no es todo. El 13 de septiembre de 1997, apenas 9 días después de las bombas en La Habana, Posada Carriles entra a El Salvador en el vuelo 511 de Taca Internacional procedente de Los Angeles, California. La entrada a El Salvador la realizó con el mismo pasaporte 547378 con el que había salido. ¿ Con qué pasaporte se presentó Posada Carriles en el mostrador de Inmigración en Los Angeles, California, para abordar el vuelo 511 ?

Según el mencionado artículo del diario The Miami Herald, “el uso de documentos falsos para entrar aquí (EE.UU.3) es un delito federal que podría resultar en una sentencia hasta de 25 años de cárcel si el documento se utilizó con fines terroristas”.

El viaje de Posada Carriles a Washington.

Y por si todo lo anterior fuera poco, siete meses después, el 10 de abril de 1998, –cuando se encontraba en la preparación de un plan para asesinar a Castro durante la Cumbre de Estados del Caribe, que tendría lugar del 22 al 25 de agosto en República Dominicana– Posada Carriles viajó a la capital federal de los Estados Unidos.

Salió de El Salvador con destino a Washington el 10 de abril de 1998, en el vuelo 710, utilizando el pasaporte ordinario salvadoreño A143258 a nombre de Franco Rodríguez Mena; el mismo con que el 26 de marzo de 1998 había viajado a Nicaragua para adquirir el explosivo plástico C-4 y dos lanzacohetes portátiles que emplearían en la acción.

La presencia de errores y omisiones en el mencionado artículo de Chardy y Corral, publicado por el diario The Miami Herald, sugieren que alguien, además de Posada Carriles, podría estar manipulando las evidencias en un intento por ayudar al militante anticastrista y viejo agente de la CIA o para ocultar cualquier complicidad de las autoridades norteamericanas con el mismo.

Sólo queda preguntarnos ¿Desconocía el Gobierno de Estados Unidos estas entradas de Posada Carriles a su territorio?. ¿Quién manipula las evidencias y para qué ?

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.