Hacia el 35 Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis,Bisexuales, Intersexuales y No Binaries

San Luis, Territorio Huarpe, Comechingón y Ranquel se prepara para recibir a más de 100 mil asistentes en pos de luchar, continuar visibilizando y problematizando los feminismos.
feminismo

San Luis, Territorio Huarpe, Comechingón y Ranquel se prepara para recibir a más de 100 mil asistentes en pos de luchar, continuar visibilizando y problematizando los feminismos.

El proximo fin de semana largo de octubre, compuesto por el sábado 8, domingo 9 y lunes 10 de octubre, será testigo de la reunión de más de 100 mil personas de distintos territorios del país que, unificadas bajo la bandera feminista, levantan la lucha por la inclusión y visibilización que hasta se percibe a través de la modificación del histórico nombre, “Encuentro Nacional de Mujeres”. Así, aquellas luchas abrazadas por compañeres identificades con distintas banderas se aúnan bajo un feminismo que incluye, nombra, sostiene y problematiza.

En diálogo con Zoom, Pamela Mackey, una de las voceras de este 35° Encuentro, explicó: “Para quien no conoce, hay que contar que el cambio de nombre tiene que ver con un proceso. Los Encuentros se hacen desde 1986 y nacieron como Encuentro Nacional de Mujeres que, en su momento y para ese contexto, fueron sumamente pioneras esas compañeras que generaron por primera vez este espacio tan importante, autónomo, democrático y plural”.

Con el correr del tiempo, “de esas 1000 compañeras que participaron en un inicio, hicimos encuentros como el 34° en La Plata –en 2019, previo a la pandemia-, con 200 mil participantes”, resaltó.

Este enorme crecimiento da cuenta de varias cuestiones, entre ellas la masificación de este evento anual y la posibilidad de problematizar discusiones y debates que se iban gestando en cada taller, en cada reunión, en cada Encuentro.

El cambio de nombre: una modificación necesaria

En este aspecto, el concepto de “Nacional” no hacía más que recortar a parte de la población que asistía Encuentro a Encuentro a cada una de estas jornadas anuales. Esto se debe a que “la idea de ‘lo nacional’ se fue construyendo sobre el genocidio de los pueblos originarios y, en ese sentido, son las compañeras originarias quienes nos ayudaron y continúan ayudando a problematizar este concepto”, remarcó Mackey.

No es menor destacar que, además, a los Encuentros asisten migrantes, quienes viven y trabajan en Argentina, pero, aun así, no se sienten representades con la noción de “nación”. Todo ello reforzó más aún la importancia de la modificación de ese concepto.

Por otra parte, sobre el concepto de “mujer”, la vocera indicó: “Nombrar solamente a ‘la mujer’ deja por fuera a un montón de identidades que no se sienten representades, que además son vulnerades por nuestra sociedad. Un ejemplo son las identidades trans, travestis, quienes además de tener un promedio de vida de 35 años, en su cotidianidad suelen tener dificultades para acceder a un trabajo digno”.

Por todo ello, subrayó: “Parte de lo que nos enseñó el feminismo es que lo que no se nombra se invisibiliza. Es un posicionamiento poder nombrarnos todes. Lo que es importante resaltar es que esto es dinámico y puede que dentro de un tiempo surjan nuevos debates”.

Una pequeña minoría que se resiste a estas modificaciones se reunirá en noviembre para realizar su Encuentro Nacional de Mujeres. Un sector que, según resaltó la entrevistada, es “minoritario y antiderechos, y se sigue parando desde un lugar de privilegio que invisibiliza a otres”. Sobre ello, reflexionó: “Creemos que los feminismos y transfeminismos nos vienen a enseñar que necesitamos poder problematizar en todos los aspectos, no sólo en nuestra identidad sexual sino nuestra clase, nuestra etnia. Sin dudas, no es lo mismo ser una mujer originaria que no serlo, ser una mujer blanca, que ser marrón o negra. Hay un montón de entrecruces que es importante poder visibilizar porque detrás de esas identidades, de esas construcciones sociales, se traducen discriminaciones, vulneraciones de derechos, dificultades en el acceso a determinados derechos también”.

Las jornadas pre-encuentro

Para adentrarse en el fenómeno que constituye al Encuentro, es importante destacar que les encuentreres suelen reunirse en distintos puntos del país para debatir y reflexionar, organizarse para ver cómo asistir al evento anual, entre otras cuestiones.

Las llamadas “jornadas pre-encuentro” dan cuenta de un espíritu diverso, plural y transformador de lo individual y lo colectivo. En torno a ello, Mackey profundizó: “Se trata de jornadas autoconvocadas, Encuentros más pequeños, en donde las personas se preparan para el gran encuentro de octubre. En algunas, se toman por ejemplo debates de los talleres que habrá, aprovechan para organizarse, todo un trabajo previo enorme para poder llegar acá”.

Encuentro Plurinacional: el paso a paso del evento en San Luis

El último día del 34° Encuentro en La Plata, como ya es rutinario año a año, la marcha final cierra con las conclusiones de cada taller, palabras alusivas y un aplauso final que dictamina cuál será la próxima sede que reunirá a miles de personas en tres días de pura reflexión, debate y emoción.

“Cuando se eligió la sede de San Luis, nos volvimos asombradísimas y rápidamente nos pusimos en tarea”, contó Mackey. Y agregó: “A los 15 días de volver, hicimos nuestra primera asamblea en la ciudad capital de San Luis y así nos constituimos como comisión organizadora. Una asamblea en donde había más de 200 compañeras, compañeres, y rápidamente empezamos a dividirnos por sub-comisiones de trabajo”.

Además de las comisiones tradicionales; se agregaron otras como la de “Niñez”, “PluriDisidentes”, se fortaleció la de “Autocuidado”, de “Accesibilidad”, quedando un total de nueve comisiones que abordan distintos aspectos para asegurar que el Encuentro cumpla con las expectativas. “Desde noviembre hasta acá, llevamos 17 asambleas que fuimos siendo itinerantes. Hicimos reuniones no sólo en la ciudad capital, sino en Merlo, Concarán, Villa Mercedes, La Toma, con un posicionamiento que tiene que ver con que sea territorial y que otres compañeres puedan sumarse a la organización”, comentó la vocera.

Hay que destacar además que, con pandemia de por medio, las asambleas también tuvieron su lugar de manera virtual, con una concurrencia de más de 100 asambleístas cada vez.

Se acerca, se siente

“Estamos muy expectantes con el Encuentro, porque sabemos que muchísimas personas vendrán por primera vez. Esto es muy gratificante”, contestó Mackey al ser consultada por la recta final de cara al fin de semana que abarca del 8 al 10 de octubre.

En este sentido, amplió: “Vendrá gente de todas las edades, y es muy importante porque nuestro Encuentro tiene una referencialidad a nivel mundial. Son realmente muy pocas las experiencias de este tipo, con tantos años consecutivos y tan masivos. Se trata de un Encuentro autogestionado, democrático, en donde no es un tipo de congreso donde una persona es dueña del saber y enseña; sino que acá se comparten experiencias, lo que cada persona desee, en el marco de cada taller, y eso lo hace único”.

Hasta el momento, las 85 mil plazas para alojamientos ya fueron cubiertas. Se estima que luego sean 100 mil las personas que ocupen los distintos espacios de San Luis, territorio Huarpe, Comechingón y Ranquel. Cada jornada constará de distintos talleres que abordan diversas temáticas aptas para problematizar y reflexionar, pudiendo cada persona inscribirse en el taller deseado para profundizar durante los tres días y luego generar las conclusiones pertinentes que posteriormente serán compartidas en su sitio web oficial.

Estos talleres abrazan problemáticas que van desde la Educación Sexual Integral, hasta las maternidades, el acceso al aborto, los medios de comunicación, el trabajo sexual, pueblos originarios, entre muchas otras aristas que animan y reúnen a cada “encuentrere” con quienes deseen problematizar la misma temática y reflexionar al respecto.

Cómo participar

Si bien muchas personas accederán al Encuentro por medio de organizaciones y asociaciones, no es condición necesaria para participar y cada asistente puede acudir en forma solitaria. “Aunque siempre es mejor ir con otras personas por el traslado, se están organizando colectivos en todos los lugares así que se puede averiguar”, resaltó Mackey.

Por otra parte, la vocera indicó que ya no están disponibles las inscripciones para alojamientos gratuitos, aunque quien desee puede contratarse un espacio para alojarse de forma particular. Lo que sí se encuentra disponible es la inscripción al Encuentro, siendo la misma voluntaria “para que nadie se quede sin participar”. Sobre este aporte, de $400 por las tres jornadas, la entrevistada concluyó: “Nos viene muy bien porque se trata de un evento autogestionado, y se puede hacer incluso el mismo día de la apertura del Encuentro”. Para quienes deseen hacerlo en forma online, pueden inscribirse en el siguiente link

Todos los detalles sobre el evento y las distintas actividades a disfrutar, pueden seguirse por medio del sitio web oficial, así como sus redes sociales: Instagram, Twitter y Facebook

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Repasamos la historia de amistad y eventual enemistad entre el “Manco” Paz, por quien se nombra la Av. General Paz, y el “Saladino” Ibarra.
Conversamos con Natalia Kerbabian, arquitecta, artista y creadora de un proyecto donde ilustra casas y edificios significativos dentro de la Ciudad de Buenos Aires.
Tomando la teoría de Aristóteles, observamos si la instrumentalización de la OTAN por parte de EEUU es una excepción o parte de una reproducción histórica.