El primer día de los próximos cuatro años

Este domingo 31 de julio a las 8 de la mañana empezará la cuenta regresiva con respecto a la segunda vuelta en la ciudad. En estos veinte días que mediaron entre la primera y el balotaje, ha pasado mucha agua bajo el puente. Incluyendo los comicios del domingo pasado en Santa Fe, donde inesperadamente la antipolítica volvió a pegar un susto, en este caso a todo el sistema político santafesino. Y digo la antipolítica porque así se manifestaron tanto el candidato, Miguel Del Sel, como su aparato de comunicación y su padrino Mauricio Macri, envalentonado con su contundente triunfo en la capital.

Se supone que la política es para transformar la realidad, para dar vuelta la tortilla, para favorecer a los que menos tienen. La antipolítica es su contracara. Y hasta ahora, figuras como los Palito Ortega, los Reutemann y los Macri le han traído más padecimientos que alegrías a los sectores populares. ¿Por qué siguen captando votos? A boca de jarro, creo que la dirigencia política muchas veces no encarna ese cambio que mencionamos, ese que hace visible y tangible a la política y a la participación como la única posibilidad que tienen los sectores más vulnerables para ser tenidos en cuenta.

Este domingo 31 el Frente para la Victoria y los diversos sectores que acompañan la fórmula Filmus-Tomada vamos por la proeza. Tal vez se logre. Tal vez no. Igualmente, en la primera vuelta se sembró la semilla para que dentro de cuatro años derrotemos a la antipolítica. Porque la puesta en marcha de las comunas son ese piso inicial desde donde construir legitimidad territorial para proyectar y tener vocación de poder. Para ser una clara alternativa de poder que le brinde a la ciudadanía la chance de dejar de autoflagelarse con la antipolítica.

Este domingo 31, sea o no una jornada victoriosa electoralmente, será el primer día de los próximos cuatro años. El primer paso para no cometer los mismos errores. Para tratar de entender a los porteños. Para intentar hacerles llegar nuestra visión de la ciudad y del país. Para que el kirchnerismo se construya jornada tras jornada en cada barrio, en cada comuna, haya o no haya elecciones. Para consolidar una dirigencia nueva que represente a una sociedad compleja y le plantee desafíos para crecer comunitariamente.

Y desde el lunes mismo estaremos a pleno trabajando para que el 14 de agosto, en las elecciones primarias nacionales, la compañera Cristina sea nítidamente la candidata del proyecto nacional y popular. Para demostrarle a los adalides de la antipolítica y a los medios hegemónicos que tenemos en ella un liderazgo único, que se trata del dirigente político más importante que ha dado la Argentina en los últimos treinta años, y que continuará construyendo una patria más justa y más igualitaria.

Autor

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Un resumen de las distintas capas y profundidades del conflicto educativo. Por María del Pilar Fregona
“Existe algo bastante intrínseco entre el arte y el dolor, en el uso de la tragedia individual o colectiva para hacerlo algo más que un suceso.” ¿Qué es ser artista? Por Martina Evangelista.
Se cumple un nuevo aniversario de la desaparición del joven policía porteño Arshak Karhanyan. Qué se sabe hasta ahora y cuál es la actualidad de la causa. Por Eduardo Silveyra