“Unidad Porteña necesita diversidad para no terminar siendo el mismo espacio de 2013 y 2015”

Jonathan Thea, precandidato a legislador por Ahora Buenos Aires, habla de su alianza con el kirchnerismo. "No creemos que la ciudad es de derecha".
Foto: Georgina García | Zoom

El triunfo de Cambiemos en 2015 sacudió el tablero político y edificó una hegemonía que se traduce también en las formas electorales. Lejos de los grandes actos y las viejas estructuras de antaño, las elecciones legislativas de 2017 se caracterizan por timbreos, caminatas y algunas caras nuevas, lógica que incluye por supuesto al macrismo pero también al kirchnerismo en su versión “ciudadana”, y que muestra que los dirigentes históricos y las viejas fuerzas políticas dejaron su lugar a aquellos que representan demandas concretas que exceden los límites formales de los partidos. Ahora Buenos Aires es el más reciente avatar de la fuerza porteña liderada por el economista Itai Hagman, vieja apologista de esa lógica de construcción que, con una modulación universitaria y juvenil, esgrime el viejo mantra post 2001 de la “crisis de las estructuras partidarias”. Lógica que debe convivir con otro efecto de aquella sacudida que supuso el triunfo de Cambiemos en 2015: la discusión por la política de alianzas, discusión que llevó a que, en estas PASO porteñas, la misma Ahora Buenos Aires decida integrar un frente electoral con el siempre multiforme y tradicional Partido Justicialista. Jonathan Thea es el primer candidato a legislador por esta lista que en menos de dos semanas enfrentará a la kirchnerista Unidad Ciudadana y al tándem Guillermo Moreno-Gustavo Vera con la esperanza de que esta no tradicional alianza de dirigentes formados en la universidad, referentes sociales, economistas y militantes del amplio espectro del progresismo y la centroizquierda porteña puedan formar parte de esta lista de unidad que aspira a posicionarse como principal oposición al PRO-carrioísmo en la ciudad. En esta entrevista Thea habla de la decisión de ir a un frente con el PJ, sus diferencias con la forma en que la oposición local suele caracterizar al PRO y al electorado porteño y por qué cree que esta es una elección nacional más que local.

 

En las elecciones porteñas de 2015 integró el frente ALBA. En aquel momento, afirmó que, si bien acompañaban al FPV a nivel nacional, tenían diferencias con el FPV porteño. ¿Qué pasó en estos dos años para que ahora integren un frente con el kirchnerismo local?

Lo primero que pasó es Mauricio Macri. Creemos que su triunfo en 2015 nos obliga, a todos aquellos que no compartimos su política económica, a reordenar una política de alianzas. No es lo mismo la política que uno tenía con un gobierno como el de Cristina que en este contexto. Está claro que es un gobierno que viene a avanzar sobre los derechos de los trabajadores, de los más humildes, de los jubilados, de los estudiantes, y eso nos obliga a repensar cuál es la mejor estrategia, por un lado, para ponerle un freno, y por otro, para reconstruir una mayoría popular. En ese sentido creemos que hay que tener una política de alianzas muy amplia, que es lo que intentamos esbozar con Unidad Porteña, un frente que nos incorpora a nosotros e intentamos que incorpore a otros sectores en esta idea de generar un espacio más amplio que no esté discutiendo del 10 de diciembre de 2015 para atrás, sino del 10 de diciembre de 2015 para adelante.

 

Por su respuesta interpretan a esta elección como nacional más que como local.
Foto: Georgina García | Zoom

Sí, claro. Para nosotros se tienen que plebiscitar estos 18 meses de macrismo. Es necesario mandarle un mensaje contundente al gobierno de que esta política económica está llevando a la Argentina a la destrucción. Fijate que no hay, y uno hasta lo ve en los propios funcionarios del gobierno, una discusión sobre si la situación económica es buena, mala o regular. Hay coincidencia en que la situación económica es mala, lo que pasa es que ellos quieren poner en discusión a De Vido o al contador de Cristina. No se discute que la situación económica es muy mala, y nosotros creemos que va a ser aun peor, que lo que tienen en carpeta es para peor. Me refiero a la reforma laboral, la política para modificar las jubilaciones, eso va a empeorar cada vez más la situación económica. Por lo cual creemos que es importante que en esta elección, en cualquier rincón de la Argentina, se discuta la política económica del gobierno nacional. Después en cada distrito hay traducciones y debates distintos, y nosotros incorporamos un debate de la ciudad. Porque lo que decimos es, frente al deterioro que está generando Macri con las políticas nacionales, el gobierno de la ciudad tendría que tener capacidad para aminorarla porque tiene recursos. No puede ser que crezca la pobreza, la indigencia, la mortalidad infantil. ¡Maestro, estás en el distrito más rico del país! Generá política pública para parar el deterioro que está haciendo Macri.

 

¿Qué balance hace de estos 18 meses de gobierno de Rodríguez Larreta?

Para nosotros Rodríguez Larreta viene gobernando la ciudad hace nueve años, o sea, hay continuidad. Obviamente hay una impronta propia del tipo porque es un político muy hábil, y eso quedó demostrado en la conformación de la lista. Pero vemos que hay continuidad. Está claro que Larreta en los dos períodos de gobierno de Macri fue la persona que ordenó la gestión, que garantizó determinadas políticas, fundamentalmente la que tiene que ver con construir en la Ciudad de Buenos Aires un marco espectacular para hacer negocios, fundamentalmente para las grandes constructoras. Entonces no vemos grandes diferencias. Sí vemos que él tiene una impronta, por ejemplo con el tema organización de las villas, con algunas obras relevantes, pero no mucho más. No vemos una modificación sustancial.

“Creo que los que hacemos política en la Ciudad de Buenos Aires, de mínima, nos debemos una autocrítica en función de qué hicimos, cómo caracterizamos a Macri, porque no paramos nunca de subestimarlo”

Hablaba de la discusión económica. ¿Dónde creen que impactó más la crisis económica en la ciudad?

Fijate la cantidad de comercios que cerraron, o lo que te decía recién, el crecimiento de la pobreza, de la mortalidad infantil, de la indigencia, de la cantidad de gente que vive en la calle. Así como las grandes ciudades expresan más rápidamente los momentos de bonanza, y se ve rápido la reactivación, el consumo, en los momentos de malaria, de dificultades económicas, pasa lo mismo. En la Ciudad de Buenos Aires la inflación pega muy fuerte, en la villa viven 300 000 personas, es el 10% de la ciudad, es muchísimo. Si vos sumás asentamientos, hoteles familiares y demás es más todavía. Viven ahí más de 400 000 personas, o sea, tenés 700 000 personas en situación de precariedad habitacional muy importante.

 

¿Qué aportan ustedes a Unidad Porteña y qué los diferencia de las otras dos listas?

Nosotros venimos trabajando desde hace tiempo en la idea de construir un espacio donde lo central no sea el ordenamiento a partir de las estructuras partidarias, sino incorporando referentes y sectores de las principales luchas de la Ciudad de Buenos Aires. Por eso la lista Ahora Buenos Aires está integrada por referentes de las PYMES, de la economía popular, de los movimientos sociales, de los derechos humanos, del movimiento Ni Una Menos, o sea, hay un primer planteo que es que hay una situación política que nos obliga a repensar estrategias para construir mayorías e interpelar a la gente. Por otro lado Ahora Buenos Aires está integrado por una camada de dirigentes jóvenes, una generación distinta, y creemos que aporta y suma a Unidad Porteña desde ahí. Lo vemos como una complementariedad. Más allá de que hemos tenido diferencias con sectores de lo que era el Frente para la Victoria y otros espacios, hoy vemos como una complementariedad. Nosotros nos complementamos con el resto de los actores y aportamos esto, un nuevo formato, una nueva forma de entender la representación política donde la centralidad está puesta en estos referentes de las principales luchas de la Ciudad de Buenos Aires.

 

¿Cuáles serían esas diferencias con el Frente para la Victoria?
Foto: Georgina García | Zoom

Bueno, nosotros partimos de la base de que es posible construir espacios en la Ciudad de Buenos Aires para disputarle al PRO. O sea, no nos resignamos a creer que la ciudad es de derecha, no creemos que todo está perdido. Creemos que si se tiene una política distinta se puede construir la mayoría que le dispute al PRO el gobierno de la ciudad. Con esa orientación construimos. Y eso supone a veces encontrar diferencias con relación más que nada a lo táctico. Pero bueno, esperemos convencer al resto de los actores de Unidad Porteña y de muchos otros de que es posible construir un espacio para disputar la ciudad. De hecho Lousteau, en el 2015, cuando casi le gana a Larreta, no estaba visto por el común de la gente como un hombre del PRO. Nosotros, la militancia, decíamos: “Expresa la misma política”. Pero para el común de la gente Lousteau era un progresista que mencionaba algunas cosas bien y algunas cosas mal, pero no estaba visto como un tipo del PRO.

 

¿Hoy es distinta la situación?

Yo creo que hoy le es cada vez más difícil. Fue embajador en la principal embajada del gobierno nacional hasta hace algunos meses, no forma parte de la interna de Cambiemos acá porque Larreta no quiso, pero él se lo pidió hasta el último minuto. Me parece que quedó mucho más claro que él es parte de este gobierno, que acompaña la política del gobierno nacional, y yo creo que cuando entre al Congreso de la Nación va a ir al bloque de Cambiemos. Porque Lousteau habla mucho de la ciudad, pero va a ir al Congreso de la Nación a discutir leyes nacionales. ¿Y qué va a hacer cuando entre al Congreso? Va a terminar siendo parte del bloque de Cambiemos. Entonces por más de que él hable más de la ciudad, de la publicidad del gobierno de la ciudad, él se está postulando a diputado nacional. ¿Y en el Congreso de la Nación con quién va a votar? La Unión Cívica Radical es el que acompaña su lista en la Ciudad de Buenos Aires y la Unión Cívica Radical es parte de la estructura nacional de Cambiemos. O sea, en el Congreso de la Nación los diputados que entren por la lista de Martín Lousteau van a ser parte de Cambiemos, no hay discusión ahí.

 

Recién mencionaba que la apuesta de ustedes es construir espacios por fuera de los partidos tradicionales. ¿Cómo se concilia eso con el hecho de armar un frente con el PJ porteño?

Es un debate que nos dimos. A veces es complejo combinar lo que uno quiere hacer, lo que uno cree que hay que hacer y lo que uno tiene que hacer por el contexto. A nosotros nos ordenó mucho el contexto político. El triunfo de Macri y su política económica nos puso en un lugar donde dijimos: “Bueno la contradicción principal está acá. ¿Cómo aportamos a construir un espacio de amplitud?”. Pero no es lo mismo construir un espacio de amplitud e ir a ese espacio acompañando lo que se vino haciendo con las mismas formas que tienen los partidos tradicionales, que acompañarlos desde una identidad propia, desde una trayectoria, desde convicciones y propuestas. Y eso fue lo que hicimos. Nosotros aportamos a construir Unidad Porteña junto con el PJ y muchos otros partidos, pero lo estamos haciendo desde un lugar. Ahora Buenos Aires es un espacio que tiene su particularidad, no se licuó en una lista única. Nosotros dijimos: “Hay que armar amplitud, pero que se vea la diversidad que expresa esa amplitud”. Y lo logramos hacer.

“Hay coincidencia en que la situación económica es mala, lo que pasa es que ellos quieren poner en discusión a De Vido o al contador de Cristina”

¿Pero en esa decisión no corren el riesgo de que su electorado, aquellos que lo votaban, que no querían votar a partidos tradicionales, hoy no los acompañen?

A ver, creemos que hoy la relevancia que tiene construir un espacio para parar la política del gobierno nacional hace que cualquier matiz o cualquier diferencia quede subsumida, que no sea central. Sí está claro que nosotros somos otra cosa, y por eso nuestro planteo cuando integramos la lista de Unidad Porteña era que quede claro que somos otra cosa. Por eso Ahora Buenos Aires tiene su lista y no comparte ninguna otra. Puede ser que a alguno le guste más o menos que estemos ahí, pero la verdad hoy no es lo importante, lo importante es cómo construís un espacio que se le pare a Macri y que haga que Lousteau no sea la supuesta oposición más fuerte en la Ciudad de Buenos Aires.

 

Retomando los de las diferencias tácticas, dijo que ustedes no se resignan a creer que el electorado porteño es de derecha. ¿Creen que esa fue la mirada predominante de los sectores progresistas, kirchneristas, nacionales y populares, como sea que los quiera llamar, en los últimos años, y por eso ese sector no logró interpelar a los porteños y convertirse en una alternativa real al macrismo?

Sin dudas. Yo creo que el PRO entendió muy bien la idiosincrasia del porteño, sus necesidades, sus subjetividades. O sea, lo entendió y sobre eso desarrolló la política que nosotros podemos no compartir, pero lo entendió. Nosotros no estudiamos bien ni cuáles eran las demandas de los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires, ni qué características estaba desarrollando el PRO. Si los que hacemos política en la Ciudad de Buenos Aires no nos hacemos una autocrítica estamos mal. Porque lo cierto es que Macri ganó dos veces, construyó acá su proyecto presidencial y terminó siendo el presidente de este país. Yo creo que los que hacemos política en la Ciudad de Buenos Aires, de mínima, nos debemos una autocrítica en función de qué hicimos, cómo caracterizamos a Macri, porque no paramos nunca de subestimarlo. Siempre era: “no, pero este no va a llegar a esta ciudad progresista, no va a ganar nunca”. Después: “no, este no va a ser reelecto”. Después: “no, nunca va a poder salir de la Capital Federal”. Y así se fueron sucediendo una cantidad de análisis, todos equivocados. Yo creo que hay que estudiar mejor qué características tiene la ciudad, cuáles son las necesidades y los planteos del electorado y construir una propuesta que sea atractiva. Si construimos una propuesta que sea atractiva yo creo que la gente va a acompañar.

 

¿Y hoy están entendiendo al macrismo o se lo sigue subestimando?
Foto: Georgina García | Zoom

Nosotros estamos haciendo nuestro aporte. Creemos que a partir del triunfo de Macri hubo una valoración política distinta del PRO como espacio político. No es que el PRO es marketing y nada más. Creo que hay una valoración distinta y hay también la necesidad de tratar de pensar en qué lugar se pueden construir espacios que construyan mayoría. Hoy lo central en esta elección es ponerle un freno a Macri, pero después viene el 2019. Y con la receta de antes no sé si vamos a poder resolver los dilemas de ahora. En ese sentido la ciudad tiene un rol central porque es la columna vertebral del proyecto político de Macri y si nosotros logramos construir un proyecto con fuerza que lo ponga en aprietos a Larreta, creo que le vamos a estar haciendo un favor no solo a los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires, sino también a todos los habitantes de la Argentina, porque vamos a estar poniendo en discusión el proyecto político del presidente.

 

¿Fue un error que el kirchnerismo no llamara a votar por Lousteau en 2015?

Si vos me preguntás a mí, creo que si el kirchnerismo hubiera llamado a votar por Lousteau, Lousteau sacaba menos votos (risas). Pero igual uno lo podía haber hecho por una cuestión política. Vos podés hacer un planteo de 10 puntos para la Ciudad de Buenos Aires, 10 puntos centrales, y si el otro los recoge, construir una formulación distinta de la de que todo es lo mismo. Nunca todo es lo mismo. Y yo no sé qué hubiese pasado si Lousteau ganaba ese balotaje. ¿Qué pasaba con el proyecto presidencial de Macri? No sabemos, pero hubiese sido muy duro para Macri perder las elecciones en la Ciudad de Buenos Aires a tres meses de las elecciones. Hubiese sido duro.

“Hay que estudiar mejor qué características tiene la ciudad, cuáles son las necesidades y los planteos del electorado y construir una propuesta que sea atractiva”

Ustedes vienen desde hace años construyendo por fuera de las estructuras partidarias y hoy eso parece ser una lógica que impera en casi todas las fuerzas. Es algo que se puede ver en la estrategia “ciudadana” del kirchnerismo en la provincia, llevando candidatos que no vienen de la política tradicional. ¿Qué lectura hacen de este momento donde está floreciendo esa forma de pensar lo electoral y la política a partir de pequeñas demandas y no a partir de una estructura partidaria?

Para nosotros está muy bien, es algo que venimos mucho tiempo trabajando. Lo hicimos cuando militábamos en la universidad y entramos en el Centro de Estudiantes de Sociales en el 2008 y que de alguna manera es herencia del 2001. Nosotros hace tiempo que venimos trabajando la idea de que todos aquellos que son parte de construcciones no partidarias, colectivos, ciudadanos que encabezan sectores, tienen que encuadrarse en un proyecto político que pueda disputar también las elecciones. Para nosotros eso tiene una potencia muy importante. Obviamente en una crisis de representación de los partidos eso adquiere mucha más potencia. Pero es un camino que en esta elección se está empezando a transitar. Darle centralidad no solo a las estructuras partidarias, sino también a referentes y a espacios que representan luchas, a sectores concretos que desde hace muchos años vienen haciendo cosas en la Ciudad de Buenos Aires.

 

¿Qué perspectivas tienen de cara a las PASO?

La verdad es que creemos que cada vez está quedando más claro la importancia de que Unidad Porteña sea el espacio realmente opositor en la Ciudad de Buenos Aires, y que para que eso ocurra Ahora Buenos Aires tiene que ser parte. Porque la diversidad con la cual se conformó Unidad Porteña necesita de Ahora Buenos Aires en octubre porque si no va a terminar siendo el mismo espacio de 2013 y de 2015.

 

¿Y si no pasan la barrera de las PASO, piensan seguir formando parte de esta alianza?

Sin duda. Y con más sectores de los que hoy son parte de Unidad Porteña. Para nosotros hay que seguir trabajando en la unidad en serio. Vamos a seguir consolidando Ahora Buenos Aires como un espacio político de nuevo tipo con formas y maneras de interpelar distintas y desde ahí vamos a seguir aportando a que se construya una unidad más grande en la Ciudad de Buenos Aires que no incluya solo a los que están en Unidad Porteña, sino también a otros sectores, porque hay que construir un espacio muy amplio para el 2019.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.