Arde Corrientes

Para los radicales-macristas de Corrientes aún estando en el máximo poder institucional de la provincia desde hace 24 años; de tener un control absoluto del Poder Judicial local, a pesar de que casi la totalidad de medios de comunicación y colegas están cooptados por el discurso único, todo lo que ocurre es culpa Cristina, de Alberto, y siguen las firmas… Una radiografía extendida de la situación actual de la provincia: incendios, paros, falta de luz eléctrica, costo de vida, salarios y panorama político.

Tiempos demasiado calientes se viven en la provincia de Corrientes más allá de la época del año, las altas temperaturas, la sequía, y los incendios; además de todo eso las y los trabajadores estatales con los docentes como punta de lanza se encuentran en plena lucha por la reivindicación salarial ante los pobrisimos salarios que abona en cuotas el gobernador con ínfulas de presidenciable. Se le suma a este panorama de movilizaciones masivas y paros mediante, la situación de desidia en el sistema de salud público provincial, que para colmo está totalmente concentrado en la Ciudad Capital; la entrega de recursos naturales como, por ejemplo, las aguas de los ríos Corrientes y Miriñay enteramente secados intencionalmente por arroceras como ADECOAGRO de José Aranda del Grupo Clarín, que en complicidad con el Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA) –ente autárquico intervenido por el gobierno provincial— desviaron los cauces de agua con enormes bombas hacía sus plantaciones de arroz; y los excesivos tarifazos aplicados en las facturas de luz y agua que licuan cualquier mísero «aumento» otorgado, por si fuera poco con un servicio de energía eléctrica que bien podríamos definir como «intermitente»… a veces se tiene luz, a veces no.

Un gobierno con pocas luces

En cuanto a los tarifazos en los servicios esenciales de agua y luz, tenemos que señalar que además gran parte de las y los correntinos deben soportar desde hace largo tiempo, que en época de verano obligadamente deban prescindir del servicio de energía eléctrica y en consecuencia la mayor de las veces, también del agua, tal es el caso de localidades enteras como Paso de la Patria –una de las villas turísticas de Corrientes— que se pasaron gran parte de la temporada alta sin luz y sin agua. Localidades que se ven afectadas días y días sin estos servicios esenciales debido en gran medida a la inexistente inversión en infraestructura.

Todo esto sucede en una provincia que es una de las bases principales de la represa hidroeléctrica Yacyretá, generadora de energía, amén de pagar la luz más cara del NEA, según lo viene denunciando desde hace tiempo el senador provincial Martín Barrionuevo, de profesión contador público, quien asegura que el 62 % de la factura de los usuarios son costos cargados por la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) y que sólo el 38 % de la factura es el costo real de la energía consumida por cada usuario y, que justamente por eso en Corrientes se paga el precio de la energía 80 % más caro que en Formosa; 53 % más caro que en Chaco; 40 % más caro que en Misiones.

Del promedio establecido por Nación de 300 kilowatts por mes, que además sabemos todos que en Corrientes eso no se da, se consume mucho más debido a las altísimas temperaturas sufridas, de igual modo como referencia vemos que esa cantidad de kW en Corrientes cuesta 4300 pesos y, en Formosa el mismo consumo sale 2300; en Misiones 3000 y en el Chaco 2800 pesos.   

El último 15 de febrero se realizó en la localidad de Concepción, la audiencia pública convocada por el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) del Gobierno de Corrientes, para legitimar e imponer un nuevo tarifazo en el servicio de energía, que al cálculo del contador Barrionuevo, treparía hasta un 60% más caro de lo que ya se está abonando por un servicio enteramente deficiente: «Lo que hemos discutido en Concepción es un cuadro tarifario mentiroso; falso; falaz, en donde hemos dejado claro más allá del comunicado que sacó la DPEC donde una de las cosas que decía –casi tomándonos el pelo— que la tarifa en Corrientes es barata si consideramos la calidad del servicio que prestan, como si tuviéramos un gran servicio entonces tendríamos que pagar los precios que pagamos. La verdad es que en ese sentido hay una falta de racionalidad en el cuadro tarifario: 55 mil usuarios que «desaparecieron» y nadie explica.  Adelante y en la cara de los funcionarios públicos yo les mostré la documentación en donde está la firma de ellos. Los que firmaron que había 410 mil usuarios el año pasado y que ahora hay solo 355 mil, ¿qué pasó con esa diferencia, dejaron de consumir o dejaron de abonar?» fustiga el legislador opositor quien aclara que no se refiere justamente a los sectores de más bajos recursos sino a la perdida de cobro de energía entre los sectores más pudientes de la sociedad.

En el caso de la energía eléctrica tenemos que hablar de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) otro ente autárquico intervenido por el gobierno provincial desde hace décadas, con un manejo licencioso de una fenomenal caja recaudadora.  Y, en el caso del agua, de la empresa monopólica Aguas de Corrientes, de Pablo Chamas y Jorge Gutnisky, muy cercanos por cierto estos prósperos empresarios en términos políticos y económicos a Ricardo Colombi ayer y a Gustavo Valdés hoy.

El diputado provincial, Miguel Mateo Arias, consultado sobre la DPEC, su recaudación y el funcionamiento, remarco que es «Un ente gubernamental intervenido, ¿la intervención que es lo que termina haciendo?, digamos que siendo la dadora de favores y, la dadora seguramente de recursos para las campañas electorales después. Eso es lo lamentable que tenemos en la provincia de Corrientes donde la mayoría de los entes gubernamentales que deberían tener su propia conducción, están intervenidos, y, están intervenidos hace 20 años o sea que no hay ninguna intención de normalizar estas cuestiones» remarca.

La culpa, siempre, es de otro

Tanto Colombi como Valdés son los capangas radicales confrontados internamente entre sí en la alianza gobernante que ha sabido perpetuarse en la provincia: Encuentro por Corrientes (ECO) que a su vez integra nacionalmente Juntos por el Cambio (JxC). Vale señalar que ECO gobierna de corrido en Corrientes desde el año 2001 que además bien podría sumársele los dos años previos de intervención radical Cordobesa impuesta por el gobierno de De la Rua, encarnada en el fallecido Ramón Mestre y en el cuestionado Oscar Aguad, con lo cual estaríamos hablando de casi un cuarto de siglo de gobierno radical en la provincia de raigambre conservadora.

Ahora, tanto para Ricardo Colombi quien fuera tres veces gobernador a lo largo de los veinticuatro años de gobierno de ECO, o sea exactamente 12 años, la mitad de ese periodo, tanto como para  su correligionario Gustavo Valdés, la culpa siempre, pero siempre, o es de Cristina; o es de Alberto; o es del Peronismo; o es del Kirchnerismo; o la es del «populismo»; o del Gobierno Nacional, o sea son gobernadores desde hace más de dos décadas pero nada es responsabilidad de ellos…en la «República de Corrientes» la frase política “La patria es el otro” fue reemplazada por los correligionarios de Macri, por: «La culpa es del otro”.

La cosa en lo local para las y los trabajadores no fue mejor, ni distinta, ni aun en los tiempos de Macri, en que Colombi y Valdés prometían y afirmaban al pueblo Correntino estar siendo muy beneficiados por estar «alineados» nación-provincia-municipio, ya que la comuna de la Capital también era y, lo es hoy, nuevamente, gobernada por Eduardo Tassano, un médico radical sin mayores luces para la gestión pero muy veloz para realizar negociados con la cosa pública.

Para estos tres «gobernantes» y sus funcionarios, les es muy redituable jugar discursivamente hasta el hartazgo con la demagogia de profundizar eso que dice que «Corrientes es una república aparte» y, ahí seguido nomás, falsear repitiendo todo el tiempo que «Corrientes es discriminada por Nación», siendo que de cada 100 pesos que gasta Valdés, 88 los pone el gobierno Nacional entre coparticipación federal, políticas públicas y obras.

En definitiva, para los radicales-macristas de Corrientes, aún estando en el máximo poder institucional de la provincia desde hace 24 años; a pesar de tener un control absoluto del Poder Judicial local al punto de ser este poder una simple escribanía de los designios e imposiciones del ejecutivo; a pesar de que los gobernantes forman parte de los nuevos millonarios de la provincia y por consecuencia son parte del poder real, o sea el económico, desde lo discursivo en una provincia donde casi la totalidad de medios de comunicación y colegas están cooptados por el discurso único –pauta publicitaria mediante—, todo, pero absolutamente todo, lo que se le demanda y/o se le cuestiona al gobierno, adivinen…no es responsabilidad de ellos, ES CULPA DE OTRO.  

Los docentes como punta de lanza: de nuevo como en el 99

Desde el inicio del ciclo lectivo, semanas atrás, la situación con las y los docentes ha ido tensándose cada día más, sobre todo a partir del anuncio del gobierno de recomposición salarial que fue considerado insuficiente por el conjunto de trabajadores estatales. Por caso, los docentes comenzaron el dictado de clases el martes 28 de febrero sin saber de cuanto sería el porcentaje en que incrementaría su salario.

José Gea, secretario general de la Asociación Correntina de Docentes Provinciales (ACDP), uno de los seis sindicatos docentes con representatividad en la provincia, cuestionó: «Nosotros estamos preocupados porque como siempre decimos, creo que no es la primera vez y ustedes ya son testigos de eso, de que no solo lo salarial queremos discutir, queremos organizar, conformar una agenda, ir tratando temas que están dentro del sistema educativo, estabilidad laboral; condiciones edilicias; ¿qué vamos a hacer con los supervisores que hacen falta, con los docentes que tardan en cobrar (que a veces llevan meses sin cobrar)? También el famoso nomenclador docente que nunca podemos terminar, ahora en diciembre y enero se hicieron descuentos con impuestos a las ganancias cuando los docentes no superan lo que está establecido por ley; los cierres de grados y de los cursos; cambio de planes de estudio en línea general queremos hablar de todo, más lo salarial».    

En paralelo el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Corrientes (SUTECO), Fernando Ramírez, era discriminado de las convocatorias a mesa de diálogo por parte de la ministra titular de la cartera provincial de educación, Ytatí Praxedes López, por ser críticos desde el gremio al gobierno provincial. De hecho el mismo Ramírez ratificó que no fueron convocados por la ministra a participar de la mesa de diálogo y de las «negociaciones» para discutir las demandas del sector educativo.

Ramírez sostuvo: «No fuimos convocados, tampoco fue convocado SADOP (Sindicato Argentino de Docentes Privados) que somos los dos sindicatos que de alguna manera en algún momento, no le hemos firmado los acuerdos salariales porque en nuestra proyección veíamos que iban a ser insuficientes…».

El representante gremial de la docencia se lamentó por la actitud de la titular de la cartera educativa de la provincia y señaló: «Esa prepotencia y arrogancia, y cerrar la posibilidad de tener un ámbito de discusión democrática y plural, ya es responsabilidad de quien nos gobierna no es responsabilidad nuestra», sentenció.

Otro de los sectores que nuclean y alegan representatividad docente es el sector denominado «Docentes Autoconvocados» que como su nombre lo indica, no reconocen la representación sindical al menos de los sindicatos activos en la provincia. El profesor Luis Palacios es una de las voces de este sector, remarcó que «los ánimos no dan para más en el sector» y, además, enfatizó en que es necesario ir a un paro por tiempo indeterminado para que el gobierno de Valdés escuche el reclamo y de solución a las múltiples demandas que desde hace años vienen solicitando.

El pasado jueves 9 de marzo, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, fue testigo obligado del ánimo de las y los docentes provinciales cuando de visita en la localidad de Goya, junto al gobernador Valdés, debieron abandonar de apuro el lugar donde habían anunciado darían una conferencia de prensa en términos proselitistas, claro está. Ambos dirigentes de Juntos por el Cambio debieron prácticamente huir del lugar e ir a cobijarse al Concejo Deliberante local, donde el intendente Mariano Hormaechea los recibió de apuro e improvisadamente ante la movilización de docentes autoconvocados que aprovecharon la visita nacional para hacerle conocer su situación.

En dicha ocasión, la presencia de Larreta en el Honorable Consejo Deliberante coincidió con la lectura desde afuera del recinto y por altoparlantes del documento de las y los docentes, donde enumeraron detalladamente cada una de las demandas que vienen reclamando desde hace tiempo pero que lamentablemente Valdés hace oídos sordos. No solo la cuestión salarial fue de la partida de reclamos; el pésimo funcionamiento del la obra social provincial (IOSCOR) también intervenida por el gobierno desde hace décadas; alimentación para los chicos ahora que se extendió una hora más de clases en ambos turnos, y situación edilicia, fueron algunas de las tantas peticiones de las y los educadores.

«El gobierno de Gustavo Valdés y el de Ricardo Colombi jamás nos llamaron a una mesa de relaciones laborales» afirma Feliciano «Chano» Romero, secretario general de ATE Corrientes, quien cuestiona fuertemente a los gobiernos de Encuentro Por Corrientes – Juntos por el Cambio, tanto de los primos Colombi como el de Valdés, porque jamás respetaron ni implementaron las paritarias, y ratificaron que jamás fueron convocados a una mesa de relaciones laborales, más allá de lo que digan los comunicados oficiales y los grandes medios repitan.

“Lo que seguimos teniendo es un gobierno antidemocrático que viola las normas legales establecidas”, arranca denunciando con vehemencia, Walter Alfredo Zamudio, otro de los dirigentes de ATE en la provincia. Uno de los sindicalistas que viene acompañando las demandas de las y los trabajadores precarizados de los hogares de menores de Corrientes, mal llamados «becarios», que están bajo la responsabilidad del gobierno local.

Trabajadores enteramente precarizados, en algunos casos desde hace dos décadas, bajo el eufemismo de «becarios» vienen movilizándose desde hace meses en las afueras del ministerio provincial conducido por Juan Jose Lopez Desimoni, para insistir sean atendidos e iniciar así una mesa de diálogo y negociación. Sin embargo tal como caracteriza la soberbia al gobierno Valdés y sus funcionarios, no son siquiera recibidos.  

Vale señalar que estamos hablando de cerca de 400 trabajadores en toda la provincia que prestan servicios en los hogares de menores, muchos de ellos profesionales y/o con más de 20 años de prestar servicio, que de «beca», que es el eufemismo que se utiliza para abonarle sus ingresos y para no reconocerlos como trabajadores formales que lo son, reciben mensualmente no más de 30 mil pesos.

La vida entera sin servicio de luz eléctrica

Una vecina de Loreto falleció sin tener luz eléctrica en su hogar aún habiendo solicitado formalmente el servicio desde hacía diez años.Karen Gisel Cristaldo, vecina de la localidad, describió los padeceres, las necesidades, y las mentiras disfrazadas de promesas en tiempos de campaña. El olvido y abandono sufridos por Adalina Rodriguez más conocida en el pueblo como «Nina», una mujer de condición humilde que falleció el pasado 13 de marzo, sin poder haber tenido el «privilegio» de contar ella y su familia con el servicio esencial de la energía eléctrica en su casa.

Nina, madre de cinco hijos menores de edad, que vivía junto a su compañero en los cordones de los pagos de Loreto, se pasó –según detalla Cristaldo—, los últimos diez años de su vida solicitando luz eléctrica a su casa. Quería tener luz y pagar por el servicio como corresponde, no pedía nada gratis.

El tendido está a solo 100 metros de la morada de Nina y su familia. Esta comprovinciana que falleció sin que la DPEC le brindara un servicio esencial para poder contar con un ventilador y un poco de agua fresca por lo menos en los calores, no es un caso excepcional sino más bien la realidad de muchas mujeres, criaturas, y familias enteras a las que se les pasa la vida esperando que las y los gobernantes de su suelo natal les garanticen aunque sea un mínimo en cuanto a calidad de vida.

«Estoy segura de que es la realidad de muchas y es por eso que nosotros tenemos la seria decisión de no callarnos. Por eso hay que utilizar los medios que tenemos a mano para contarle a la sociedad la otra cara de la realidad que vive el correntino» remarcó Gisel.

Recursos naturales, extractivismo, desidia, abandono

El manejo de los recursos naturales en la provincia es otro de los puntos críticos en la gestión de Gustavo Valdés. Corrientes fue y es una de las provincias con mayor cantidad de incendios forestales. Solamente durante el verano del 2022 se incineraron mas de 1.100.00 hectáreas calcinando toda flora y fauna en dichas tierras, a eso tendríamos que sumarle las que continúan quemándose hasta ahora en distintos puntos del territorio provincial.

Además de cuestionar la inexistencia de un plan de manejo del fuego en una provincia cuyo gobierno incentiva fuertemente al monocultivo forestal intensivo, deberíamos considerar el avance desmedido de la frontera agropecuaria con enormes plantaciones de pinos y eucaliptus –que secan y deforestan todo a su paso—, que ni siquiera garantizan las condiciones mínimas para un ecosistema con biodiversidad.

El profesor Carlos Portillo, concejal de Concepción del Yaguareté Corá –uno de los portales de entrada hacia los Esteros del Iberá— describió la dramática situación que vuelven a padecer en la zona debido a los incendios y la inacción del gobierno provincial. El edil señala que: «Esto comenzó ya en diciembre con pequeños focos de incendios. Se veía venir, pero bueno sólo los que estamos acá, en este caso los brigadistas y los bomberos voluntarios que, seguimos repitiendo, no están preparados para estas situaciones pero le están poniendo el pecho hace muchísimos días a los llamados de urgencia no solo de Concepción sino también de zonas aledañas, pero ahora se intensificó lo que es el Parque Provincial y el Parque Nacional. Y sí, es tierra arrasada más que nada nuestra flora, nuestra fauna, nuestro patrimonio, algo que vende la provincia con stand, marketing y todo lo demás cuando hacen sus presentaciones…dejó creo por inacción que se queme todo nuestro patrimonio», denunció con pesar respecto al accionar del gobierno provincial.

El legislador comunal de los históricos pagos del Tamborcito de Tacuarí, además agregó que uno de los mayores reclamos de la región se debe a la falta de inversión y puntualizó: «En Concepción tuvimos en los últimos cinco días cortes prolongados de energía, lo que conlleva a que ya tenemos una pérdida en el sector turístico con todo esto de los incendios forestales, imagínense ahora si encima se le suman los cortes de luz, lo que nos afecta a la economía local».

Por otra parte, Belen Martino, diputada provincial, denunció formalmente al Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (ICAA), ente autárquico también intervenido por el Gobierno de Corrientes. La denuncia formulada no fue solo contra el ICAA sino también conjuntamente contra ADECOAGRO por el uso y abuso de aguas provinciales, en tiempo de sequía extrema e incendios. Teniendo en cuenta que tanto el Río Miriñay como el Río Corrientes fueron secados prácticamente en su totalidad, con gigantes bombas extractoras de agua que desviaron los cauces naturales llevando el agua hacía sus plantaciones de arroz.

Victor Tirao, pequeño productor apícola de Ituzaingó, describió la triste y dolorosa realidad que atraviesa la localidad con el flagelo de los incendios forestales. La intensificación de los monocultivos forestales de pinos y eucaliptus, la no contemplación de precauciones básicas por parte del estado provincial a su vez conjugados con el flagelo del cambio climático, han producido una verdadera catástrofe en cuanto a parte de la flora y la fauna de la región, que han sido totalmente consumidas por las llamas. «Otra vez tristemente Ituzaingó saliendo en los medios nacionales, que para nosotros es algo novedoso, pero hasta ahora venimos con todas noticias malas. Los incendios estos que ahora se transmitieron en todo el país, uno de los focos más grandes, se ubican entre Ituzaingó y Villa Olivari, puntualmente en la zona conocida como el Howard Johnson Country, de una mano hacía el río, y de la otra mano de la ruta hacía lo que sería Altiña y el ingreso al Portal Cambyreta».

«La superficie estimativa de Corrientes siempre fue hasta en temporada seca de entre un 40% y un 60% de ojos de agua, de agua en el ambiente, hoy estamos en un 8%, y esa responsabilidad la tienen justamente las grandes masas forestales y el avance de la frontera agrícola» testimonia Tirao.

Fondos FONAVI enviados por Nación, en la timba financiera

El trabajador del Instituto de Viviendas de Corrientes (INVICO), y delegado gremial de ATE, Amadeo Peralta, denunció a los cuatro vientos aunque sin despertar mucho interés por parte de la prensa local, que las autoridades de éste otro ente autárquico, también intervenido desde hace décadas por el ejecutivo provincial, ha colocado desde hace ya dos años, 850 millones de pesos a plazo fijo, o sea los fondos que deberían estar invirtiéndose en la construcción de viviendas –en una provincia en la cual su déficit habitacional ronda las 90.000 casas— están en la timba financiera. Una verdadera injusticia.    

Hasta aquí un pantallazo de los tiempos que corren y los ánimos que imperan en la provincia en la cual la Unión Cívica Radical perpetuada desde el poder, pretendía colocar un representante directo en Balcarce 50 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires…sueños que fueron siendo reemplazados por temores como los que embargaron allá por 1999 en la provincia, a Tato Romero Feris y sus funcionarios, destituidos en su gran mayoría por juicio político a partir de la lucha emprendida por las y los estatales.

Aunque siendo honestos con nosotros mismos, el gobernador destituido por juicio político en aquel 99 fue Pedro Barillard Pocard, a quien sindicaban como un simple monigote de tato Romero Feris puesto en el ejecutivo provincial para acatar órdenes y cumplirlas. Ese mismo personaje, hoy es vicegobernador de Gustavo Valdés y antes también fue el segundo al mando detrás de Ricardo Colombi…lo que podría decirse, se repite como tragedia.   

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

“La fuente del atraso histórico de la Argentina es una burguesía terrateniente, capitalista, opuesta al desarrollo industrial”. Una entrevista con Daniel De Santis, por Miguel Martínez Naón
El reconocido especialista argentino en violencia familiar que, a su vez, encabezaba una red pedofilia. Por Ricardo Ragendorfer
Estado de situación actual de Misiones. Cómo se configuraron las cosas hasta el día de hoy, qué se espera para las próximas horas. Por Noelia Noemí Villa