Peligro de engaño

La periodista Stella Calloni emitió un alerta sobre la cesión de archivos desclasificados de EEUU sobre crímenes de la dictadura. "Los que conocemos el tema de los archivos desclasificados sabemos que hay algunas verdades y otras que hay que tomar con pinzas. Ojo que no sea una maniobra de Trump y Macri", advierte la autora.

Quiero hacer una llamada de alerta sobre los archivos desclasificados de la Operación Cóndor.

 

Aparece como si fuera la primera vez- primero que es falso- que aparecen cómo se formó, cuando esto está registrado, los registros están en los archivos del Paraguay, donde está el documento clave en que se firmó la Operación Cóndor. De manera que hay una deliberada idea de desviar todo lo que se ha hecho, inclusive los juicios sobre la Operación Cóndor, porque estos documentos desclasificados fueron logrados por un fiscal de Estados Unidos que investigó el crimen de Orlando Letelier en Washington, el asesinato en 1976, que el propio fiscal llevó a juicio, incluso teniendo que enfrentar a los obstáculos que le imponía la CIA.

 

Entonces, no es cierto que con esto se descubre lo que es Cóndor. No es cierto que las dictaduras pagaban doscientos dólares. ¿Hay que imaginar que las dictaduras iban a pagar doscientos dólares cada una para mantener una sede? No se podía mantener una sede Cóndor con esa plata. Hay muchas cosas que son de verdad y muchas cosas que no son ciertas. Cuidado porque no vemos archivos tachados como todos los desclasificados que hemos tenido en nuestras manos hasta ahora.

 

Según el anuncio oficial, los archivos desclasificados entregados a la Argentina incluye datos sobre la Operación Cóndor.

Entonces, cuidado. Me pareció grave que se empezara a publicar sin cruzar con las informaciones que ya se tenían porque esto tiende a confundir a la gente. Y son muchos autores. Muchos autores norteamericanos, autores paraguayos, autores chilenos, autores de todo el mundo que han tenido acceso a los primeros documentos del Cóndor que aparecieron.

 

Esto no es ninguna revelación. Además de no ser una revelación, la idea que tenemos los que conocemos el tema de los archivos desclasificados es que hay algunas verdades y otras que hay que tomar con pinzas. Ojo que no sea una maniobra de Trump y Macri. Porque da la casualidad que ahora se decidieron a entregar por primera vez los archivos que no tienen ninguna tachadura. Hay que estar alerta, hay que rescatar lo que parece serio y que se puede constatar con otra serie de documentación. Pero los archivos de Paraguay fueron encontrados de manera espontánea por Martín Almada y los demás.

 

No podemos seguir actuando de manera ilógica y vamos a ir ordenadamente registrando lo que hay en los archivos. Y ojo con la utilización predeterminada, porque ya se sabía que frente a lo que surgía como verdad, los archivos desclasificados, ya se planeaba empezar a mandar a todo el mundo una serie de archivos que causaran confusión en la población.

 

 

Autor

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

“Existe algo bastante intrínseco entre el arte y el dolor, en el uso de la tragedia individual o colectiva para hacerlo algo más que un suceso.” ¿Qué es ser artista? Por Martina Evangelista.
Se cumple un nuevo aniversario de la desaparición del joven policía porteño Arshak Karhanyan. Qué se sabe hasta ahora y cuál es la actualidad de la causa. Por Eduardo Silveyra
“No es sólo una mala idea, sino que además no funciona, ya que hace agua entren o salgan dólares; será posible destruir el modelo industrial que no termina de desarrollarse en la Argentina, pero no habrá nada que lo reemplace. Una columna de Eric Calcagno