Juanchi Zabaleta: «A mí no me gusta la política del canguro, que salta de cargo en cargo cuando hay elecciones»

El intendente de Hurlingham es uno de hombres de confianza del presidente de la nación. Además de la gestión local tiene el trabajo de hacer de interlocutor con los jefes comunales y ahora está al frente de la intervención del PJ de Corrientes.

El intendente Juan Zabaleta es de los jefes comunales que además son valorados por la Casa Rosada para cumplir el rol de armadores. Es quien garantiza el nexo entre el presidente de la nación y los jefes comunales. Rol clave cuando llega la temporada de elecciones.

Además, trabaja como interventor del PJ correntino, provincia que este año elige gobernador y que es gestionada por el UCR-Juntos por el Cambio, Gustavo Valdés. «Los mejores candidatos que tiene el Frente de Todos son Alberto Fernández y Axel Kicillof al margen de quien ocupe los cargos en las listas este año», afirmó.

El sábado hubo congreso del PJ y se autorizó para que sea parte del Frente de Todos. ¿Cómo ves el esquema electoral en las elecciones de medio término en la Provincia de Buenos Aires?

Claramente, se va plebiscitar la acción del Gobierno Nacional y el Provincial. Ahí no tengo ninguna duda que vamos a estar con un balance positivo. El cuidado de nuestra gente en la pandemia ha sido un trabajo enorme, desde el fortalecimiento del sistema sanitario, construimos hospitales en cuarenta días, hasta todo lo que tiene que ver con la campaña y el camino de la vacuna. Mirando el vaso medio lleno y no prestándole atención a los agoreros de siempre, aquellos que atentaron contra los argentinos y las argentinas, diciendo que la vacuna era un veneno y sacando a la gente a la calle para hacer movilizaciones en momentos de cuidado… Nosotros somos la contracara de todo eso y nos salió bien; no les faltó ni respirador, ni cama de terapia, es decir asistencia sanitaria, a ningún vecino ni vecina del Conurbano, el cual es un aglomerado urbano de doce millones de habitantes.

Cuando comenzó la cuarentena, allá por marzo del 2020, la oposición apostaba a que, desde el punto de vista sanitario, volara el Conurbano por los aires. Nada de eso sucedió y es por eso que estoy convencido que llegamos a esta elección de medio término, porque tengo en cuenta la muy buena situación que ha sido la actitud y la política del Gobierno Nacional y el Provincial.

Lo del Congreso fue ni más, ni menos, que ratificar eso. Es destacable que, en un marco de unidad, se haya incorporado al Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires cómo columna vertebral del Frente de Todos. En el año 2019 ganamos porque ampliamos, porque logramos interpelar y ser parte de muchos más sectores, ciudadanos y ciudadanas, entidades intermedias e industriales, entre otros. Ampliar es el camino para hacer una muy buena elección.

En la cabeza de la gente sigue muy cercano lo que ha sido el desastre del gobierno de Macri, los tarifazos, el endeudamiento, la falta de trabajo, la implosión de las Pymes, todo esto está repiqueteando mucho y nosotros seguimos siendo la alternativa.

Sobre el tema del Congreso. ¿Qué paso con la renovación del PJ? Con respecto a la discusión que hubo con Gray a partir de que Máximo iba ser el próximo presidente. ¿Eso se postergo o está latente?

No, está todo ordenado. El peronismo funciona por primera vez en el gobierno como una coalición de distintos sectores. Esta tiene, indudablemente, diferencias y matices, lo cual tiene que fortalecer al frente. En algún momento, se dan este tipo de discusiones, pero son para fortalecer, fundamentalmente, al Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires, de cara al futuro, lo cual lograremos con unidad. Más allá de las diferencias, el sábado estuvieron todos y todas las que tenían estar en el zoom, con una cantidad enorme de congresales. Es decir que fue un compromiso militante de todas y todos para seguir cuidando nuestro Frente y poder ganar las elecciones.

Cómo decís vos, eso es el congreso del PJ que es la columna vertebral del Frente de Todos. ¿Todavía Menéndez es el presidente del partido?

Si, los mandatos vencen en diciembre y la verdad, todos interpretamos que ahora (más allá de este tipo de reuniones que son necesarias porque hay plazos electorales) nuestra cabeza está en “vacunar, vacunar, vacunar”. El cambio de autoridades se va hacer en diciembre y ahora estamos muy contentos por la cantidad de vacunas que estamos recibiendo. A parte, calculo que, en julio o agosto, vamos a tener inmunizados al menos a todos los que tienen que estar inmunizados y vacunados en la Provincia de Buenos Aires. Eso está muy bueno.

Entrando a la gestión; hace poco Cristina planteo el tema de salud y hubo un revuelo generalizado ¿Qué posición tomas vos respecto a qué hay que ordenar el sistema de salud?

Si, si puede ser. Me parece que también es a largo plazo. Hoy necesitamos que todos los que tienen responsabilidades en el sistema sanitario hagan lo que tienen que hacer. En función de esta segunda ola, dar atención a nuestra gente por el Covid y por otras patologías. Es cierto, hay que avanzar en un sistema sanitario más unificado y más sólido.

Siempre es bueno que el Estado intervenga y pueda ser rector de todas las políticas. Creo en un Estado que tiene siempre que estar encima, organizando e interviniendo. Sin que esta última palabra nos asuste, intervenir no es quedarse con la propiedad privada, ni lo que es de uno, sino intentar que todo mejore. Cuando el Estado actúa todo funciona mejor, lo vemos en el trayecto de la pandemia donde le rol del Estado ha sido más que importante; yo he visto construir un hospital en 40 días.

Para mejorar, está bueno empezar a pensar la salida de la pandemia en este tipo de situaciones.

Las últimas semanas fueron clave, tomamos mucho impulso con los planes de vacunación, estamos llegando a los veinticinco millones de dosis en el país ¿Cómo estás con el plan en términos locales? A partir de eso, ¿qué resultados estás viendo con respecto a lo que es la internación y las diferentes necesidades del sistema de salud?

En primer lugar, las últimas medidas que tomo el Gobierno Nacional impactaron en una baja de prácticamente el cuarenta y cinco por ciento de los casos diarios en Hurlingham. Durante un mes y medio, nosotros tuvimos alrededor de ciento treinta y ciento cuarenta casos por día, ahora estamos en alrededor de ochenta. Respecto al sistema sanitario, concretamente, las camas de “uti” disminuyeron del noventa y cinco por ciento al sesenta y cinco o setenta por ciento. Las últimas medidas funcionan cuando la sociedad acompaña, y ahí hay que agradecer a nuestra gente que está bastante agotada y agobiada por quince meses de cuarentena. Gracias a ellos y su acatamiento de las medidas se pudieron bajar la cantidad de casos por día y la cantidad de ocupación de camas.

Estamos vacunando muchísimo. Hurlingham tiene que inmunizar alrededor de ciento treinta mil vecinos, el cual es el setenta por ciento de los ciento noventa mil que tenemos. Ya tenemos inscriptos en “Vacunarte” ciento quince mil, de los cuales ya tenemos vacunados más del noventa mil. Si seguimos en este ritmo, que vamos a lograr debido a la cantidad de primeras y segundas dosis que están llegando, en quince o veinte días estaremos llegando a cumplir con todo el cronograma y fundamentalmente con los inscriptos en “Vacunarte”.

Todo el gobierno municipal salimos el sábado, fuimos casa por casa, a buscar esos veinticinco mil que faltaban. Logramos ya inscribir muchos, o sea que, desde el punto de vista de la vacunación, el panorama es muy bueno. Son dos mil vecinos y vecinas por día que se están vacunando, tenemos inmunizados ya el noventa por ciento de mayores de sesenta años y noventa por ciento de dieciocho a sesenta años con patologías. En el sistema sanitario, el promedio de los internados es de cincuenta años y el cuarenta por ciento de esa cantidad de internados tiene menos de cuarenta y cinco años. Por supuesto, también bajo la mortalidad en mayores de setenta; estuvimos viendo, desgraciadamente, índices de mortalidad en personas jóvenes por las cepas brasileras e inglesas, que pegan mucho en general y fuerte a aquellos que tienen patologías… Chicos y chicas muy jóvenes de 25, 30, 35 años. Pero pensamos que no va haber tercera ola. La segunda fue durísima, mucho más que la primera, donde el techo de contagios (76 casos) sucedió el 8 de agosto, mientras que en el arranque de la segunda llegamos a tener en un día 220 contagios, o sea tres veces más. Eran camas calientes las camas de terapia, vecino que salía, vecino que la ocupaba. Mucha positividad en los contagios y mucha mortalidad, de cada diez vecinos que ingresaron al respirador, ocho fallecieron.

Con respecto a la pandemia, ¿Cómo está el tema de la contención en el plano económico? Pues una de las demandas que se viene viendo, es que diferencia del año pasado, en este primer semestre del año no se sintió tanto el impacto de la contención económica con algunos planes del Estado Nacional. A partir de eso, las intendencias y las gestiones locales teniendo que salir a responder y a contener con los recursos de la municipalidad. ¿Cómo esta esa situación en Hurlingham?

Al menos a nosotros en Hurlingham, nunca nos faltó nada. Charlas con intendentes e intendentas del Conurbano y tiene que ser como un denominador: no nos faltó nada desde todos los programas de asistencia social; respecto a la tarjeta alimentar, una de las medidas que se tomaron cuando comenzamos con la segunda ola fue duplicar la cantidad de tarjetas, de nueve mil en el distrito pasamos a casi veinte mil y llegan a mamas con chicos de hasta catorce años. También reforzamos mucho lo que es el sistema de merenderos y comedores. Les quiero contar, todo lo que tiene que ver con el sistema alimentario escolar, el cual es el programa de la Provincia de Buenos Aires que está a cargo del ministro Larroque. Este se reforzó y aumento el número por alumno y alumna, veintisiete mil pibes y pibas del sistema público, que desayunaban y almorzaban en los colegios, lo hicieron con el bolsón que entregamos dos veces por mes. Es una caja muy nutritiva, con canasta nutricional que contiene cinco litros de leche, fideos, arroz, mermelada, galletitas, aceite, entre otros. Todo esto también fortaleció lo que es la política social y la llegada a la mesa de cada casa.

Gabriel y el plan de obra pública también están presente. Nosotros tenemos ocho obras públicas de “Argentina Hace” y eso dinamiza. También, tratamos mucho de trabajar todo lo que es el proveedor y la empresa local, las cooperativas. Se ha estimulado la economía con trabajo, con mano de obra. Ferraresi en hábitats y viviendas también tiene varios programas que se están implementando en los distritos.

Estamos viendo indicadores en otros distritos y en el país sobre diferentes rubros, textil, metal mecánico, el cual está creciendo y todavía no impacta ¿Cuándo uno siente este impacto? Cuando en la cuadra comienza a haber trabajo de alguna empresa o fabrica, todavía no está derramando, pero me parece que comenzó ese camino.

Permítanme decirles, todavía tenemos un problema con los precios y con la inflación, al respecto de los cuales tenemos programas como son: el mercado federal ambulante, precios cuidados y precios máximos, pero necesitamos intervenir fuertemente desde Estado para corregir esas situaciones. Un kilo de carne no puede valer entre ochocientos y mil pesos. Hay que cuidar el bolsillo y aunque hayamos visto índices de baja en la inflación, hay que dar una pelea para que aquellos que especulan y forman precios, hagan lo que tienen que hacer. En el medio de una pandemia no puede haber rentabilidad para muy poquitos y que les vaya mal a los que están sufriendo o a los que no tienen laburo. Ya les fue muy bien en el gobierno de Macri a los especuladores, al poder financiero y a los bancos. Nosotros pretendemos que les vaya bien a ellos, pero también a los millones de argentinos que quedaron fuera del sistema. Así que ahora hay que dar una pelea muy franca y muy fuerte vinculada al tema precios.

En algún momento se charló y se vio la posibilidad de que vos presidieras la Federación Argentina de Municipios ¿Eso está parado?       

No, tomamos dos decisiones que tienen que ver con poner la cabeza donde hay que ponerla: vacunar, salir de la pandemia y lo que les comentaba recién, reordenar el tema precios y que el crecimiento de la economía empiece a derramar trabajo hacía abajo. Esto hace que algunas discusiones, las cuales tienen que ver con las elecciones de nuevas autoridades en la Federación Argentina de Municipios y la posibilidad de relecciones de los intendentes, las dejemos para el año que viene.

En la esquina del barrio nadie me pregunta por la relección, sino que me preguntan si su hermano y su hijo van a tener trabajo y si no se van a contagiar más de Covid. Si tenemos puesta la cabeza en ese lugar, vamos a estar bien. Hay que llegar fortalecidos al proceso electoral, el cual es inevitable porque hay que tener elecciones, pero dejar los temas secundarios para el año que viene.

Volviendo al PJ bonaerense ¿Quedaron todos los intendentes conformes con cómo se reacomodo? ¿Hay expectativas con esta nueva gestión de Máximo? ¿Cuál crees que es el objetivo con Máximo al frente del PJ para revitalizar el partido?

Estoy convencido que dos figuras muy importantes de nuestra fuerza política, el presidente de la Nación como presidente del Partido Justicialista a nivel nacional y de Máximo como presidente del partido en la Provincia de Buenos Aires, ponen blanco sobre negro dos fuertes referencias para la organización del partido frente a las elecciones y eso está bien. Nosotros ganamos ampliando, sentando a todos en una mesa y dando una discusión muy amplia para que nuestro frente se fortalezca. No hay que asustarse por las diferencias y matices. Creo que a estos no hay que discutirlos tanto públicamente sino generar los ámbitos adecuados para hacerlo, esta es una deuda que nos queda pendiente ¿no? A veces salimos mucho en los diarios por algunas diferencias que poco le importan a la gente, ya que seguimos siendo los únicos que podemos llevar certeza y futuro a los argentinos y argentinas.

Lo que paso el sábado tiene que ver con esa misma mesa que se amplió; con todos opinando y fortaleciendo al partido de cara a las elecciones. Tenemos que tener en cuenta, que el partido tiene que militar mucho para que la campaña de vacunación esté bien y llegar a vacunar a todos, además de dar esta pelea en el territorio para ordenar y cuidar el bolsillo de nuestros vecinos. Pero estamos conformes, parece que estamos transitando un camino que nos va dar la enorme posibilidad para poder seguir trabajando y ganar mayorías en las cámaras legislativas, tanto provinciales como nacional.

El otro día leía a alguno de estos muchachos que perdieron las elecciones hace dos años y los cuales hicieron pedazos la argentina, diciendo que estamos a siete votos de no sé qué… Sí, estamos a siete diputados de gobernar la Argentina como corresponde ¿no? De terminar con estos escollos, dejar de escuchar que la vacuna es un veneno y sacar a la gente a la calle para que haya contagios. Queremos poder ordenar un poquito más con mayorías lo que viene a la Argentina.

Vos siendo uno de los mayores hombres de confianza de Alberto, ¿para vos existe el Albertismo?   

No, albertistas son los amigos de Alberto de toda la vida. Está bien que eso sea así. Lo que también está claro es que nosotros ponemos el futuro en un sistema presidencialista y en el peronismo encabeza el presidente. Es él, el que tiene una enorme voluntad de transformar la Argentina, desde el Frente de Todos y el Partido Justicialista, al que hay que fortalecer. Si al gobierno le va bien, nos va bien a todos y vamos a poder discutir lo que haya que discutir. Si esto no sale así, no hay mucho margen para discutir nada. Eso no es ser “albertista”, es entender que hay un presidente con una enorme vocación de transformar y cuidar a los argentinos, así resolviendo los problemas de los que menos tienen. Lo hemos venido mostrando, lo que pasa es que poco se cuenta lo mucho que se ha hecho.

Yo le creo al presidente cuando conto que Macri un día por teléfono le dijo: que no importa, se van a contagiar los que tengan que contagiarse y morir los que se tengan que morir, pero la economía no se podía parar. Hoy en día, eso hubiese sido una catástrofe. Si miramos el espejo retrovisor, siempre hay que intentar hacerle recordar a los argentinos y argentinas lo mal que la pasamos entre los años 2015 y 2019 y que eso no puede volver, porque si lo hacen, vuelven peores.

Parece que a Alberto la figura del intendente le interesa un poco más de lo que a veces se dice que le interesa a Axel. ¿Falta un poco más de lógica de política de territorio en la provincia, que se le pueda demandar al gobernador? Sé que hay preocupación por parte de algunos colegas tuyos que piensan que la gestión es muy buena, pero consideran que falta política de territorio.

Si es que falta, lo aportamos nosotros, con el rol que nos compete a cada uno. Eso también es un trabajo en equipo y articulación en un escenario inmejorable para gobernar, el cual es Nación, Provincia y Municipio de un mismo signo político. Para mí, que viví los cuatro años de Macri y Vidal, es muy bueno y lindo esto que estamos viviendo de poder coordinar.

Cada uno le pone a este Frente el condimento que es necesario para que la sopa salga rica. La verdad, es que está saliendo bien, está saliendo rica. Ponemos mucha capacidad de trabajo y liderazgo en el territorio, estando todos los días al lado de nuestra gente y contándole al presidente y al Gobernador cuales son las demandas y los caminos a transitar.

El peronismo cuando se pone en marcha en el camino electoral mejora muchísimo y es lo que está pasando ahora. Se destacan y ponen arriba de la mesa las políticas y programas que tiene el Gobierno Nacional.

En Hurlingham tenemos treinta y siete obras, cómo lo son la ampliación de la casa de la mujer, que es un salón de usos múltiple; la ampliación del hogar de abrigo, donde le damos alojamiento a nenas y nenes en situación de calle; un polideportivo con pileta climatizada; aguas y cloacas; obras y asfalto… Hay otro mundo y otra sociedad que está golpeada por la pandemia, la cual también ve que hay un Gobierno activo que busca mejorar su calidad de vida.

Si todos nosotros militamos de cara al proceso electoral, no nos tiene que ir mal, nos tendría que ir muy bien. Pero hay que salir de la zona de confort, del diván, e ir a militar, porque hay una innumerable cantidad de herramientas del gobierno Nacional y Provincial para mejorar la calidad de vida de nuestra gente.

La sección electoral tuya no es una de las más fáciles. ¿Cómo lo estás viendo para esta elección que ya está a la vuelta de la esquina? ¿Van a mejorar en cuanto al posicionamiento de ustedes ahí?

Hay una elección de piso que va ser igual a la del año 2019, no tiene por qué cambiar. Al contrario, si nosotros todos nos ponemos en sintonía y mostramos lo que estamos haciendo, tiene que ser igual o mejor. No nos preocupa tanto la instancia electoral, nos preocupa la demanda que son la vacuna y los precios. Y está funcionando: estamos vacunando y vamos, sin ninguna duda, acomodar la situación de precios, dando pelea y bajando los índices inflacionarios. El 3,3 del mes pasado va ir disminuyendo y eso impactara en el bolsillo de nuestra gente. Así que no tiene por qué ir mal, sino todo lo contrario.

Está claro que desde el punto de vista socioeconómico es una región distinta la del noroeste del conurbano, tenes la región norte y tenes el centro que está pegado a la Gral. Paz. Pero no tiene porque no ser buena ¿no? Porque al resultado electoral del 2019 le hemos puesto mucha obra pública y política social, por ejemplo, respaldando a las Pymes en esta etapa.

¿Qué te parece los candidatos que vienen sonando? Se habla mucho de Scioli, para CABA o para Provincia. También se dice que Tolosa Paz puede ser la favorita de Alberto para la Provincia. Otro nombre es Raberta… ¿Qué estás viendo de los candidatos?

Yo tengo dos grandes candidatos, Alberto Fernández y Axel Kicillof. Se plebiscitan sus gobiernos y son los dos mejores candidatos. Hay que acompañarlos y contar todo lo que hicieron. Lo pueden hacer muchos y muchas, no solamente los que me nombraste. También muchísimas y muchísimos intendentes, tal vez alguno tiene ganas de salir y en una lista Nacional contarlo y recorrer la provincia. A mis candidatos no les gana nadie.

¿Vos tenes ganas de ser candidato?

No, a mí me votaron para ser intendente de Hurlingham hasta diciembre del año 2023. Nunca milite en la agrupación canguro, que es estar de un lado al otro, facilitar un cargo para inmediatamente irse a otro. Yo soy esclavo de mis palabras y soy muy feliz siendo intendente. No saben lo mucho que lo disfruto, el calor y afecto de mi gente y trabajar todos los días con este Gobierno Nacional y Provincial para transformar mi distrito, lo cual está saliendo muy bien. Así que quiero aprovechar todo lo que está llegando para mejorar Hurlingham.

Le mandamos el recorte de canguro a Jorge Macri, que anda preocupado y quiere ser candidato…

Ah, tienen un barullo, encima que no han acertado una en la pandemia. Si hubiese sido opositor me hubiese puesto, sin ningún tipo de dudas, al lado del presidente y del Gobernador para dar pelea en esta pandemia, lo que significa ni más ni menos, cuidar la vida de la gente. Dar pelea como la que dimos nosotros es cuidar la vida y acatar que no se murieran argentinos y argentinas. Pensé que iban a ser más inteligentes, que se iban a poner del lado del gobierno Nacional para hacer lo que se debía hacer: construir hospitales, tener más respiradores e ir casa por casa a llevar una bolsa de alimentos en barrios humildes que quedaban aislados durante quince días… Pero bueno, no aprenden más, se la pusieron de sombrero del 2015 al 2019 y no aprenden más. Así que tenemos un trabajo enorme nosotros para seguir transformando la Argentina.

También con muchas ganas y con actitud militante, todos los fines de semanas, trabajamos junto a los compañeros/as correntinos y correntinas. Tenemos una cantidad de dirigentes y dirigentas correntinas enorme, que están ordenando el Frente de Todos. Es importante incorporar a Corrientes a este modelo de país y de a poquito ir transitando un camino de dialogo, consenso y unidad.

Soy el delegado normalizador, y me he encontrado con hombres y mujeres de una capacidad enorme. Con el tiempo ya nos vamos a encontrar nombres para el peronismo en Corrientes, muy jóvenes, pero con una tremenda capacidad.

Ya encaminado el proceso de  elecciones allá ¿No?

Si, hay elecciones llamadas el 29 de agosto. A los apurones del gobernador, ya que Corrientes es una de las provincias en estado de emergencia, con un hospital de campaña centralizado, es decir, aquel que tiene Covid tiene que viajar a ese hospital porque centraliza. Y hay una inmensidad de contagios diarios, tienen mucha dificultad desde el punto de vista sanitario. Pero bueno, llaman a elecciones y nosotros estamos impugnando eso, visibilizándolo. Imagínense que, en provincias tan feudales como esa, no es fácil, y sin embargo estamos dando todas las batallas y peleas que hay que dar.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

En esta nota descomponemos los resultados de las elecciones del domingo pasado. Pensamos en los debates internos de las diferentes coaliciones y las estrategias que deberán ser llevadas a cabo.
A 66 años de la autodenominada Revolución Libertadora, leemos nuestro presente y encontramos sombras de la misma, la cual amenaza el futuro y la existencia de la sociedad argentina.
El 8 de septiembre se concretó el «Dialogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas». El mismo dejó algunos interrogantes para discernir.