El último plan

Los economistas Martín Kalos, Leandro Mora Alfonsín y Mercedes D´Alessandro hilaron reflexiones urgentes sobre el programa de precios y estímulos al consumo dispuesto por el Gobierno. Espejismos, alcances e impacto del anuncio con el cual el macrismo busca alfombrar su camino electoral.
«Medidas que no cambian el plan de fondo»

Por Martín Kalos*

 

No hay más programa económico que endurecer y profundizar el ajuste (fiscal y monetario) y rezar para que con eso mágicamente alcance. La mayor parte de las medidas no implican gastos, e incluso el que sí (subsidios a tarifas) se compensa con «ahorros» en otros gastos.

 

Hoy (por el miércoles 17) se anunciaron medidas puntuales que no cambian el plan de fondo ni sus problemas y riesgos. Pero son importantes: para muchas familias y PyMEs pueden ser algo que les permita llegar a fin de mes… aunque todavía no se vea la luz al final del túnel de esta crisis.

 

Se amplía «Precios Cuidados» con 60 productos básicos con precio congelado por 6 meses (es decir, hasta las elecciones). Eso ayuda a tener una referencia competitiva, siempre y cuando se cumpla con el abastecimiento prometido. (Nota: no se anunciaron sanciones por incumplir.)

 

Créditos y descuentos para 18 millones de beneficiarixs de ANSES (jubiladxs y AUH, sobre todo). Tasas desde 40% anual y plazos de 2 a 5 años. Sirve para que hoy tengan algo de guita… la idea es que cuando venzan, si la inflación empezó a bajar tendrán ingresos extra para pagar.

 

Fiscalizar mejor la competencia para evitar abusos de posición dominante de mercado es algo bueno para corregir fallas de mercado. Debió haber ocurrido antes, pero es bueno que se avance en ese sentido. No baja la inflación per se, pero podría ayudar en productos puntuales.

 

Que se venda carne a $149/kg en el Mercado Central tiene impacto limitado… sólo llega a GBA en el mejor de los casos. (Ojalá alguna vez vuelva a retomarse y darle bríos al proyecto de mercados regionales en todo el país)

 

Congelan tarifas. Esto tiene 2 problemas:

a) aumenta subsidios, y para no alejarse de meta de reducir déficit fiscal, el Gobierno compensa reduciendo otros gastos (¿cuáles? aún no se sabe).

b) cuando termine este plan (¡a fin de año!), se retoman tarifazos a pleno

10.000 nuevos créditos Procrear (algo de política de vivienda… al fin). Las hipotecas UVA podrán pagar un extra como «seguro» para ponerle tope (en % variación salarial medida por CVS-INDEC) a la suba de sus cuotas (hoy, sin tope, suben por inflación).

 

Moratoria impositiva (sí, otra vez, pero todas las anteriores eran «las últimas»… este país es predecible en esto, eso es innegable), regulación del BCRA a tarjetas de crédito y bancos para evitar sus abusos frente a PyMEs y eliminan retenciones para PyMEs exportadoras.

 

Banco todo lo que permita capear la crisis a familias y PyMEs que hasta acá se la bancaron solas, sin ayuda alguna del Gobierno. Al Gobierno le falta un plan económico, sobre todo productivo, pero esto no se desdeña. Lo que no hace es solucionar la crisis, eso desde ya.

 

En twitter: @martinkalos

 

«Parches, paciencia y más promesas»

Por Leandro Mora Alfonsín*

 

Para empezar, es destacable el paralelismo con 2017. Medidas de impacto de bolsillo en corto plazo cerca de elecciones pero que no avanzan sobre ningún problema de fondo.

 

Parches, paciencia y más promesas, con la restricciones igual de firmes

 

El congelamiento de precios, lo más «Kirchnerismo de ojos claros» de lo anunciado, sirve para que la gente compre algunos productos más baratos pero no es efectivo en el objetivo de bajar inflación

 

Cuán efectivo será el alivio en la población más vulnerable es algo a observar

 

El impacto del congelamiento de tarifas es discutible, puesto que solo alcanza a la órbita del gobierno nacional. Electricidad, por ejemplo, tiene un fuerte componente provincial en las tarifas. Por ende, puede seguir siendo un tema el ajuste de tarifas a pesar de lo anunciado

 

La disposición de $124.000 MM en créditos Anses para jubilados y beneficiarios AUH es, como en 2017, la apuesta para que rebote un poco la macro y haya sensación de recuperación hacia las PASO y octubre. El efecto en el corto plazo puede ser considerable, pero el después, como en 2018, es de fría realidad y nueva deuda en presupuestos de familias si los problemas estructurales no se corrigen o si las fragilidades de nuestra economía vuelven a quedar expuestas.

 

En la micro, los nuevos planes de pago de AFIP en 60 cuotas y tasas más justas; el menor plazo de acreditación para comercios de ventas con tarjeta y la suspensión de comisiones bancarias por el depósito de ese dinero son puntos que venían en agenda estos meses y eran esperados.

 

Estás medidas mejoran posiciones financieras que vienen bastante estranguladas, sobre todo en PyMEs, pero no compensan el escenario de alto costo de crédito para capital de trabajo y tensión en cadena de pagos. Su impacto en recuperación de rentabilidad es bajo

 

Puede ser muy interesante lo que se anuncie sobre lealtad comercial. En términos estructurales es lo que más útil puede resultar del anuncio aunque aún no se haya detallado la medida. En suma, esta es la apuesta y respuesta del gobierno ante el deterioro del oficialismo en las encuestas; un año después de iniciada la crisis cambiaria, a destiempo y mucho más cerca de las elecciones que del epicentro de la crisis.

 

*En twitter: @lmoraalfonsin

 

«Patean el problema para el futuro»

Por Mercedes D´Alessandro*

 

(Carolina) Stanley anuncia que lanzan créditos para las familias y jubilados. Familias que reciben AUH, gente que gana dos mangos. La salida que proponen es endeudarlos. No garantizarles ingresos dignos, que lxs saquen de la pobreza a la que los arrastraron. Deuda para todes.

 

Un tercio de la población está debajo de la línea de pobreza, la inflación alcanza casi el 55% y ofrecen créditos.

 

Patean el problema para el futuro, proponen endeudar a lxs más pobres, a quienes reciben AUH y jubilaciones mínimas. La gran mayoría de lxs jubiladxs cobra la mínima, que apenas supera los 10.000 pesos. Stanley les ofrece créditos con tasas de interés entre el 40 y 50%. Le preguntan a (Nicolás) Dujovne cuál es el costo fiscal de las medidas que van a tomar, siendo que se orienta a déficit cero y la sarasa con el FMI, y el ministro tira evasivas y dice que lo va a financiar con «otros ahorros».

 

Dujovne dice que el acuerdo de precios va a funcionar porque «es un pacto de caballeros». ¿Será que entonces el acuerdo con el FMI no va a andar porque hay una señora de por medio?

 

En twitter: @dalesmm

 

 

 

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.