El poder de la unidad

Capítulo I y prólogo de "La Hora de los Pueblos", de Juan Domingo Perón.

Juan Perón prepara este texto cuando en la región se alternaban regímenes condicionados por la prepotencia imperialista de recetas voraces dictadas en las oficinas del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, cuya mera mención agita nuestra conciencia: son los organismos y las recetas que ahora mismo ensombrecen nuestras raídas esperanzas.

El tejido de La hora de los pueblos, es expresión del pensamiento teórico y político de un estadista cuyo peso y valor no hace falta enfatizar aquí: la vigencia de su legado y el modo en que se relanza, una y otra vez, de la mano de su pueblo hacia el futuro, nos exime de abundar al respecto.

Sí es oportuno subrayar la tensión constructiva, el llamado a la acción reflexiva, a una filosofía de la praxis que contiene cada capítulo, cada uno de los libros de esta Colección y todos juntos.

La unidad que en este texto se reclama, es la que necesitamos que sea propugnada y realizada por las nuevas generaciones para reconstruir lo que ha sido destruido, y para afirmar un nuevo tiempo de justicia social, independencia económica y soberanía política, para nuestro país y para nuestro continente.

Capítulo I y prólogo de Jorge Calzoni

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Cartas filosóficas, de amor, políticas y correspondencias locas. El género epistolar caído en desuso, ante el avance de la tecnología. La filatelia y sus derivaciones. Por Eduardo Silveyra.
La fenomenal caída de 2023, responsabilidades transversales con Perotti a la cabeza, boleta única, Llaryora, Kicillof, Lewandowski y la nueva conducción del PJ de la provincia de Santa Fe en la reconfiguración hacia adelante. ¿Y María Eugenia Bielsa?
Tras los cierres de institutos estatales cruciales para nuestro país, el columnista Eduardo Silveyra reflexiona sobre lo realizado desde el Instituto de Economía Familiar Campesina Indígena y las luchas campesinas y estatales.