Constitución de 1949: Claves para una interpretación latinoamericana

Fragmento de "Constitución de 1949. Claves para una interpretación latinoamericana y popular del constitucionalismo argentino", de Javier Azzali. Primer capítulo y prólogo de Norberto Galasso.

Del prólogo de Norberto Galasso:

“Tan enorme ha sido el retroceso sufrido por la Argentina –nos dice Norberto Galasso en el prólogo a este trabajo– que la Constitución de 1949, cuestionada por aspectos puramente formales, aborda las cuestiones actuales con mayor sentido de futuro que la Constitución que en el presente nos rige”

Este libro de Javier Azzali, muy oportuno y valioso en momentos en que la crisis de la justicia y el sistema institucional argentino son tan hondas, aborda los antecedentes, el contenido y las circunstancias de la reforma constitucional de 1949, desde los derechos de la mujer, del trabajador y la ancianidad, hasta la función social de la propiedad y la protección de las riquezas naturales del saqueo de los capitales internacionales.
Azzali proporciona los fundamentos por los cuales la imprescindible reforma constitucional futura deberá tomar como base y punto de partida las reformas del 49 más que las de 1994.

Prólogo y primer capitulo

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Rosana Galliano, un nombre que marcó a fuego la lista de nuestras víctimas mujeres en Argentina. Recibió cuatro tiros por la espalda. Una nueva entrega de Ricardo Ragendorfer.
Jóvenes echados de sus casas. Mujeres solas que la pelean como pueden. Una pareja que sale y vuelve de la calle según los vaivenes de la política. El “Operativo Limpieza” del macrismo en la Ciudad. Por Eduardo Silveyra
Belocopitt, Lorenzetti, medios de comunicación y cientos de miles de millones en disputa. El conflicto del gobierno con las clínicas y sanatorios. Los poderosos jugadores en pugna y la cinchada por la plata de las prestaciones. Por Gustavo Castro