Zanón: La Fábrica Sin Patrones marchó a Buenos Aires para doblegar la presión del derechista Jorge Sobisch

Por Causa Popular.- Los trabajadores ceramistas de Zanón acampan desde el viernes 19 frente al Congreso de la Nación. Llegaron desde Neuquén con una nueva orden de desalojo y remate de las maquinas sobre sus espaldas. Se trata de más de 60 ceramistas de una de las fábricas cuya producción está bajo su control y llegaron a la Capital Federal con el objetivo de conseguir el reconocimiento de su Cooperativa FaSinPat (Fábrica Sin Patrones) y nacionalizar los logros y acciones que han realizado desde que recuperaron la planta tres años atrás. Durante toda la semana se realizaron distintas actividades de las que participaron personalidades políticas y de la cultura, quienes se sumaron al repudio de la orden de secuestro de la maquinaria impartida por la justicia provincial a la Gendarmería. Tras la nueva maniobra para abortar el esfuerzo ceramista, está el gobernador de Neuquén Jorge Sobisch, quien pretende ser el candidato natural de la derecha argentina para las próximas elecciones presidenciales de 2007.

Hace tres años 250 trabajadores ceramistas ocuparon la fábrica Zanón y la pusieron a producir. A partir de ese momento la producción de cerámicos creció un 30 por ciento, pasando de los 10.000 a los 380.000 metros de línea de producción.

Durante ese período se crearon 150 puestos de trabajo que se repartieron entre las organizaciones de desocupados de la zona, ceramistas despedidos por Luis Zanón en complicidad con el sindicato anterior, hijos y hermanos de trabajadores de la fábrica, organizaciones de discapacitados y de mapuches, y últimamente electricistas de la Universidad Nacional del Comahue.

Durante estos años fueron constantes las amenazas judiciales y aprietes de todo tipo que sufrieron los ceramistas por parte del gobernador de Neuquén Jorge Sobich. Los trabajadores de Zanón actualmente reforzaron las guardias de la fábrica por que pesa sobre ellos el quinto intento de desalojo de la fábrica impulsado por Sobisch.

En el transcurso de este último mes, el gobernador de Neuquén, instó a la justicia – a través del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (IDEAP)- a que efectivice el remate de las maquinarias de la fábrica como forma de pago de la deuda de tres millones quinientos mil pesos que contrajo Luis Zanón con la provincia mientras estuvo al frente de la fábrica.

Acatando sus órdenes, la Jueza Lía Zapperi de Busechián, a cargo de la Secretaria de Juicios Ejecutivos Nº 2 de Neuquén, solicitó al jefe de Gendarmería del destacamento Nº12 de esa provincia que ejecutara el desalojo de la fábrica e incautara las máquinas para ser rematadas. A pesar de contar con la orden judicial, el ‘intento‘ de desalojo aún no se ha efectuado.

Preparando esta medida, en agosto de este año, el Ministro de Seguridad y Trabajo de Neuquén, Manganaro, presentó un escrito que justifica el desalojo de la fábrica aludiendo que los obreros deben dejar la planta a sus «legítimos dueños» y que, a cambio de ello, el gobierno provincial les financiaría micro emprendimientos para la producción de casas prefabricadas.

Los trabajadores consideraron inaceptable la propuesta y en varias oportunidades declararon que resistirán dentro de la fábrica cualquier intento de desalojo. «Habrá un nuevo Chicago», expresó un antiguo ceramista en alusión a la masacre de trabajadores que dio lugar a la conmemoración del 1 de mayo como el día del trabajador.

Además de la difusión de esta nueva situación, la carpa instalada en Buenos Aires, también tuvo como objetivo exigirle al Juez del Concurso de quiebra, Rafael Barreiro, el reconocimiento de tres años de gestión obrera mediante la Cooperativa FaSinPat. El traslado al centro porteño de la protesta se basó en que, mientras el Instituto Nacional de Economía Social (INAES) reconoció la cooperativa de gestión transitoria formada por los ceramistas, el juez Barreiro se niega a reconocer los últimos tres años de gestión.

Mientras el gobernador de Neuquén Jorge Sobich, recorre el mundo y el país, promocionándose como la figura presidenciable de la derecha argentina, la provincia que gobierna es una de las más convulsionadas del país. La desocupación y las carencias más elementales son enfrentadas cotidianamente por numerosas organizaciones, entre las cuales Zanón, tal vez sea la más reconocida.

Desde Julio de este año los obreros de Zanón junto con los trabajadores de Cerámica Del Valle y los ceramistas de Stefani de Cutral Co, comenzaron a construir una sala de primeros auxilios en el barrio Nueva España, cercano a la planta de Cerámica Zanón. Los vecinos de este barrio fueron muy importantes para los trabajadores de la fábrica recuperada. Durante las primeras huelgas ante los despidos masivos efectuados por Luis Zanón los vecinos le acercaban comida a la carpa ubicada frente a la planta.

Cuatro obreros, reemplazaron sus ocho horas de labor en la fábrica, para edificar la sala de 100 metros cuadrados, dos consultorios, una sala de espera y una cocina. Durante 40 años, las 400 familias que habitan Nueva España, exigieron a las autoridades municipales y gubernamentales, la construcción de una sala sanitaria, dado que el hospital más cercano se encuentra a ocho kilómetros. Por tal motivo los ceramistas en asamblea se propusieron revertir la situación y construir aquello que las autoridades le niegan al barrio.

Los obreros ceramistas, antes de construir la salita en el Barrio Nueva España realizaron donaciones de cerámicos a los hospitales de Castro Rendón, en Centenario y Bouquet Roldan, en Neuquén Capital, destacándose la realizada a la provincia de Santa Fe, tras las inundaciones del año pasado que arrasaron con los barrios mas carenciados.

No son pocos los conflictos abiertos en la provincia que gobierna quien se pretende instalar como sucesor de Carlos Menem en el 2007. Los estudiantes secundarios rechazan las modificaciones que el gobierno quiere hacer a la ley del adolescente y del menor, a partir de las cuales se podrían mandar a un reformatorio a un chico por el solo hecho de estar tomando cerveza en la calle o participando de una manifestación.

También los estudiantes universitarios de la Universidad del Comahue que desde hace más de 25 días están realizando tomas de edificios en distintas sedes, oponiéndose a la privatización de la universidad pública.

Otro conflicto es el de los porteros de las escuelas que reclaman pasar a planta permanente porque la mayoría de ellos llevan alrededor de doce años siendo trabajadores no efectivos en sus puestos de trabajo. A su vez, está el reclamo de los docentes que han recibido sólo un diez por ciento de aumento en el básico.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Jorge Dorio recorre la semana post-elecciones y con sus versos nos revela que, aunque la derrota aun no haya sucedido, el Frente de Todos debe no solo aliarse, sino empezar a actuar en vez de hablar.
En esta nota descomponemos los resultados de las elecciones del domingo pasado. Pensamos en los debates internos de las diferentes coaliciones y las estrategias que deberán ser llevadas a cabo.
A 66 años de la autodenominada Revolución Libertadora, leemos nuestro presente y encontramos sombras de la misma, la cual amenaza el futuro y la existencia de la sociedad argentina.