Venezuela: Estados Unidos ahora recurre al terrorismo paramilitar para debilitar a la Revolución Bolivariana

Por Causa Popular.- Los planes de Estados Unidos para golpear a la Venezuela Bolivariana han entrado en una nueva etapa tras la reelección de George W. Bush. El viernes 19 de noviembre fue asesinado en Caracas, la capital venezolana, el Fiscal Danilo Anderson al estallar una carga de 250 gramos de explosivo plástico C-4 colocada debajo del asiento de su automóvil. Los investigadores buscan a los autores de atentado entre posibles mercenarios entrenados en los Estados Unidos. A partir de este hecho el presidente Hugo Chávez anunció la firma de un decreto «ordenando a los ministros de Interior y Justicia y de Defensa la elaboración urgente de un plan excepcional antiterrorista y de su puesta en marcha inmediatamente». Luego de los resultados de las primera pesquisas y seis interrogatorios, los investigadores dieron con uno de los posibles autores, Antonio López quién murió en un enfrentamiento cuando fue interceptado.

Para el sociólogo Alemán Heinz Dieterich, que acompaño la revolución bolivariana desde los primeros días, «con este magnicidio, precedido por el asesinato de seis militares y una ingeniera de PDVSA en la frontera colombiana, el plan de destrucción terrorista de la Revolución Bolivariana por parte de Washington entra en su fase virulenta y abierta«.

«El peligro de Danilo para el proyecto terrorista de Washington era doble: le quitaba uno de sus principales instrumentos de poder, la corrupta justicia de clase venezolana, y se convertía en símbolo del patriota honesto y servidor de las mayorías en la nueva Patria bolivariana.», continuó Dieterich.

El Fiscal IV con competencia nacional Danilo Anderson no sólo era quién llevaba adelante las investigaciones por el golpe de Estado del 12 de abril de 2002, también fue quién llevó el caso de Capriles Radonski por la agresión a la Embajada de Cuba durante el mismo golpe.

En el marco de estas investigaciones citó a la Fiscalía a los dueños de los medios que conspiraron con el golpista Carmona aquel 12 de Abril en Miraflores, y estaba citando, en calidad de imputados, a todos los 400 firmantes del Decreto Carmona, e investigando a los sicarios de la Policía Metropolitana del alcalde opositor de Caracas Alfredo Peña. «Danilo fue un hombre emblemático del proceso bolivariano. Dentro del corrupto aparato de la justicia clasista venezolana, fue uno de los pocos abogados que aplicaron la ley a los golpistas y delincuentes de la subversión nacional y que enfrentaron su impunidad«, escribió el sociólogo alemán Heinz Dieterich.

El ministro del Interior y Justicia (MIJ) Jesse Chacón, en conferencia de prensa ofrecida al día siguiente del atentado, relató que «Anderson estacionó su vehículo frente a la morgue de la capitalina zona de Bello Monte aproximadamente a las seis de la tarde del jueves, y luego se dirigió al Instituto de Investigaciones Policiales. De esa institución -agregó el ministro- el representante del Ministerio Público salió alrededor de las nueve y media de la noche, y 15 minutos más tarde ocurrió la explosión en la avenida Las Ciencias de Los Chaguaramos«.

Exámenes de la comisión de alto nivel de la policía venezolana, demuestran que los terroristas utilizaron 250 gramos de C-4 para asesinar a Danilo Anderson. El C4 es un explosivo plástico de uso común en el Ejército.

En julio de este año se reportó el robo de unos 100 kilogramos de explosivo C4, unos 180 detonadores y otro material de guerra del Centro de Distribución de Materiales de Guerra (Cedimague) ubicado en Puerto Cabello; parte de este explosivo fue encontrado luego en propiedades de opositores al presidente Hugo Chávez.

El titular del MIJ manifestó que aunque carecen de rastros para determinar científicamente cuál fue el equipo utilizado, informó que este supone mecanismos inalámbricos, teléfono celular o por control remoto.

Mercenarios entrenados en Estados Unidos

El pasado martes 23 una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), durante un procedimiento de rutina en el municipio El Hatillo, ubicado en el Estado de Miranda, divisó un vehículo Honda, placas ABT-31ª, que estaba siendo rastreado por este cuerpo.

Al intentar detenerlo, el conductor, arrolló a un funcionario e intentó fugarse disparando con un arma 9 mm, el ataque fue repelido por el grupo de apoyo policial que se presentó en el sitio, matando al atacante. En el enfrentamiento fue herido el inspector Alberto Pavón, quién luego falleció a causa de una hemorragia.

Luego de estos hechos los investigadores pudieron confirmar que el conductor del Honda era Antonio López, un abogado que estaba siendo investigado por su posible vinculación con el asesinato del Fiscal Danilo Anderson.

En un allanamiento posterior a la vivienda de López ubicada en el mismo municipio donde se produjo el enfrentamiento, las Comisiones de la División de Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP) y del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) hallaron gran cantidad de explosivos, granadas fragmentarias y un arsenal de armas largas.

El mismo ministro del Interior y Justicia, Jesse Chacón Escamillo, condujo la rueda de prensa desde la residencia de Antonio López, en la que informó que además del arsenal allí encontrado se hallaron pruebas de que el Sr. López había recibido entrenamiento en explosivos. Según Chacón, López se entrenó «en las escuelas estadounidenses donde se forma a los mercenarios que acompañan a fuerzas de ocupación».

«Este señor realizó a partir del año 2000 todos los cursos que realizan los perros de la guerra en EEUU, tales como cursos de tácticas de explosivos. Allá ven los manuales de explosivos -señalando el material incautado-, más atrás está un álbum con todas las fotos de los cursos que realizó
Antonio López en los Estados Unidos

Según el ministro, los cursos López los habría realizado en centros de estudios donde se preparan los mercenarios que acompañan a las fuerzas de ocupación norteamericanas en lugares como Iraq o Colombia. Asimismo, la Agencia alemana de noticias DPA, informó que fueron detenidos los padres del abogado, que vivían en la misma casa, y la ex senadora Haydée Castillo, del partido opositor Copei acusada de posesión ilegal de armas.

López trabajaba en un bufete llamado De Sola-Paté, perteneciente a René de Sola y a John Paté. «El Sr. Paté es un señor norteamericano que está sindicado de ejercer ilegalmente en Venezuela la profesión de abogado y de fuertes vínculos con la CIA.«, contó el ministro de Interior y Justicia

En el allanamiento a cargo de las fuerzas especiales que llevan adelante la investigación, también se halló cordón de seguridad, cordón detonante, mecha lenta, «una gran cantidad de cartuchos 5.56 mm, cartuchos penetrantes con punta verde, cartuchos guías de punta roja, cartuchos 0.40, cargas huecas, cuatro chalecos, máscara antigas, aquí consiguen de todo. Es un arsenal lo que hay aquí«, señaló el ministro, quien resalto el importante financiamiento que se necesita para adquirir el arsenal encontrado.

En dicha propiedad también se encontró un «dispositivo tipo lapa«, el cual -señaló Chacón- es un mecanismo de fijación de la carga explosiva muy similar al que aparentemente se utilizó en el atentado contra Anderson, que consiste en uno o varios imanes que sostienen al explosivo como tal y a los iniciadores.

«Es un dispositivo que hace que la bomba sea fácil de colocar y fácil de retirar por quien lo coloca«, explicó el ministro. «Al dispositivo tipo lapa encontrado únicamente le faltaba introducirle el mecanismo explosivo como tal y los iniciadores. Fue por razones técnicas detonado, que fue lo que escucharon ustedes (los periodistas). Acuérdense que en la explosión que ocurrió el jueves a las 9.45 pm, el material usado se desapareció. Lo que conseguimos fue restos de imanes, que fue el mecanismo de fijación.»

«No sabemos si él hizo el dispositivo, pero aquí conseguimos un dispositivo similar. Hace falta conocer también quién lo colocó, porque pudo ser otra persona», indicó el ministro.

Las hipótesis

El ministro de Interior y Justicia presentó dos hipótesis respecto al asesinato del fiscal Danilo Anderson: según la primera, el grupo estaba comisionado para crear una conmoción en el país, para lo cual comienza a hacer seguimiento a los funcionarios públicos, «y en teoría el funcionario público que presentaba las mayores debilidades en materia de seguridad es Danilo Anderson«, por lo que lo escogen a él como víctima. «Sin embargo, eso no descarta que el atentado haya sido efectuado contra fiscal Anderson por alguno de los casos que estaba conduciendo«, dijo Chacón señalando la segunda hipótesis.

Quién también, expresó sus hipótesis del atentado fue el anterior ministro de Interior y Justicia del gobierno bolivariano de Venezuela, el general en jefe Lucas Rincón Romero. El ex ministro sostuvo que este atentado reviste características muy particulares, pues no se trata de cualquier atentado.

«La manera como asesinaron a Danilo Anderson conlleva a pensar que se trata de un grupo de expertos explosivistas, ya que la preparación y activación es propia de especialistas en este tipo de prácticas terroristas, cuyo costo implica una inversión cuantiosa de dinero», afirmó.

Por esta razón, Rincón estima que detrás de este crimen existe la participación de poderosos grupos económicos que podrían haber ordenado este ataque, ya que el fiscal Anderson en sus investigaciones tocó intereses muy importantes de grandes grupos económicos.

La despedida del pueblo

Escenas conmovedoras rodearon el entierro del fiscal Danilo Anderson, quien el pasado sábado a las 6.24 pm fue enterrado en el Cementerio del Este, donde se realizó un acto emitido en transmisión conjunta de radio y televisión.

Bajo los rojizos tonos que marcan el atardecer de la ciudad que lo vio nacer y morir, trece salvas de cañón disparadas por el Grupo de Artillería Ayacucho del Ejército se mezclaban con el grito de cientos de personas que se reunieron para darle el último adiós al fiscal, ahora símbolo de la lucha contra el terrorismo y la mezquindad.

«¡Danilo vive, la lucha sigue!», gritaba el pueblo en apoyo al héroe popular. Su hermana Lourdes, quien recibió de manos de Isaías Rodríguez el pabellón nacional que cubrió el ataúd, y su señora madre no podían contener sus emociones mientras el ataúd descendía por la fosa, cubierto por una foto del fiscal con su novia, y acompañado de flores que lanzaban los presentes. «Los que mueren por la vida no pueden llamarse muertos», cantó la gente en tan terrible momento, recordando la canción de Alí Primera.

El «Gloria al bravo pueblo» fue entonado una y otra vez por miles de personas que participaron en la marcha hasta el Cementerio del Este. La Gran Banda Marcial del Ejército se encargó de tocar la Marcha Fúnebre Inmaculada.

Nuevamente, el general en Jefe Jorge Luis García Carneiro, el diputado Nicolás Maduro, el gobernador de Anzoátegui y conocido luchador por los derechos humanos Tarek William Saab y familiares y amigos del fiscal trasladaron el féretro con los restos del fiscal en el interior del cementerio en La Guairita, al suroeste de Caracas.

Al acto asistieron además de familiares y amigos, altos funcionarios del Gobierno nacional, entre los se encontraba el Vicepresidente Ejecutivo José Vicente Rangel, el ministro de Educación y Deportes, Aristóbulo Istúriz, el ministro de la Defensa general Jorge Luis García Carneiro y otras personalidades. La bendición del sepulcro fue oficializada por el ministro extraordinario, Iván Betancourt.

«Anderson nació en La Vega, un barrio de Caracas, humilde, modesto, de gente pobre y sencilla. Pasó las de Caín para ser abogado. Luego se especializó en Ciencias Penales y Criminológicas, y luego en Derecho y Desarrollo Sustentable. Era preparador de estadística y profesor de Sociales. Delegado de derechos humanos, atleta y deportista victorioso.»

Una reseña presentada en Venezolana de Televisión también recordó que Anderson luchó como defensor del pasaje estudiantil, y hasta llegó a encapucharse para reivindicar este importante derecho enfrentando a los represivos gobiernos de la época.

«Fue un luchador social constante y permanente. Conquistaba espacios para sus compañeros, enfrentaba a las autoridades por sus causas, y se daba y se entregaba todo por sus ideas y por sus creencias. Las defendía en el aula y en la calle. Se estrellaron quienes quisieron asesinarlo

«Pretendieron comprarlo, intimidarlo, chantajearlo, y encontraron una pared de dignidad, coraje, valentía, decisión, voluntad, y compromiso que no sólo los detuvo, sino que los acobardó, y empezaron entonces a temerle a odiarlo, a sentir que con gallardía los enfrentaba y los retaba. Decidieron matarlo. No entendieron que Danilo tenía valores cívicos, convicciones sólidas y permanentes ya sumía los riesgos sin importarle nada: ni las amenazas, ni las intimidaciones ni tampoco la muerte

«Era un fiscal temible porque no retrocedía, no lo acorralaban, no se achicaba, no hacía concesiones, no pedía cuartel, ni se escondía ni reculaba. Porque se estrellaron, por eso decidieron matarlo los que no han entendido que el pueblo abrió los ojos para siempre. Que no regresará a las inicuidades e injusticias de antes.»

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.