Una semana de película

La JP en un acto con Néstor Kirchner y la Presidenta Cristina Fernández, la recta final en las elecciones de la CTA, La Noche de los Lápices, la “gestión” de Macri, los trabajadores participando de las ganancias y feriados nacionales y populares.

Veamos que nos ofrece la cartelera para los próximos días. Las salas están desbordadas y los estrenos se suman unos a otros. Hay de acción, de drama, de suspenso, románticas y de terror. De humor, no está tan claro, aunque más de uno se reirá.

Y dejando la psicosis para otro momento, y a Catalina de lado, nos ponemos serios.

Hoy por la tarde, la juventud que acompaña el proceso nacional y apoya al Gobierno, tendrá su primer acto como protagonista central desde que Néstor Kirchner asumió como presidente el 25 de mayo de 2003. Esta juventud, a grandes rasgos, está representada por La Cámpora, el Movimiento Evita, la Juventud Sindical y el Movimiento Unidad Popular (MUP), aunque la lista no se agota ahí y es interminable…

Luego de varias reuniones, de idas y venidas, de dimes y diretes, los jóvenes kirchneristas, como lo medios hegemónicos los señalan, se pusieron de acuerdo y redactaron un documento en común que será entregado hoy en el Luna a Néstor Kirchner y a la Presidenta Cristina Fernández (que hablará porque al ex presidente los médicos le recomendaron que evite esfuerzos por unos días para cuidar su salud).

El documento va en línea con lo que cualquier espacio político que apoya al Gobierno puede redactar, y remarca la presencia de la juventud en el proceso político abierto en el 2003. Estaba en los planes -aunque quizás por algunas tensiones internas haya sido descartado por el momento- exigir o proponer un Ministerio de la Juventud. Habrá que esperar a ver qué sucede.

Según han comentado varios dirigentes de las juventudes más cercanas al Gobierno y al propio Néstor Kirchner, éste, en los últimos días, habría pedido a los jóvenes que lo “corran por izquierda” y que pongan en agenda cuestiones que impliquen una profundización del modelo.

Queda la duda si un Ministerio de la Juventud significa la profundización del proceso político o la institucionalización de una juventud que crece políticamente y que podría quedar sumergida o atrapada en la burocracia, pasando a formar parte del funcionariado, perdiendo así la rebeldía y la movilización. La juventud no necesariamente depende de un Ministerio para impulsar políticas dirigidas a ese sector de la sociedad; bien lo pueden hacer los ministerios y las secretarias que ya existen y vienen funcionando de mejor o peor manera.

Y como parece que el Luna Park es la nueva vedette de la política, tras recibir a la Juventud Sindical con su gran acto de lanzamiento el pasado 23 de agosto, haber visto pasar al día siguiente como un fantasma a Pablo Bruera (Intendente de La Plata) con el acto que encabezó que dejó tres heridos (dos de bala y un apuñalado), y luego del acto de hoy con la JP, el Luna también abrirá sus puertas a la Lista 10 que encabeza Hugo Yasky.

El jueves 23 de septiembre la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) definirá su rumbo por los próximos cuatro años, cuando los afiliados tengan que elegir entre las dos listas mayoritarias, la que representa Yasky y la que representa Pablo Micheli. Mañana, entonces, en un acto que ha superado las expectativas y para el cual las entradas casi están agotadas, la Lista 10 cerrará la campaña con “la mística suficiente para darle el último empujón a los compañeros de cara a las elecciones”, como dicen algunos en la Central de la calle Piedras.

Y como septiembre además de ser el mes de la primavera y cuando las parejas eligen ampliar la familia, es el mes de La Noche de los Lápices, es decir del secuestro de diez estudiantes de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) de La Plata que reclamaban el boleto estudiantil, también el jueves habrá movilizaciones. A esos jóvenes, aquella noche del 16 de septiembre, la dictadura cívico-militar, a través del batallón 601 y de la policía bonaerense comandada por Ramón Camps, los llevaron a los centros clandestinos de detención conocidos como Pozo de Banfield y Pozo de Quilmes. A 34 años de aquel horror, los jóvenes, los estudiantes, los militantes, las organizaciones de derechos humanos y vastos sectores de la sociedad, marcharán a los centros clandestinos y por las calles de La Plata exigiendo Memoria, Verdad y Justicia. Pero también, y por eso los taxistas esta semanita andarán a las puteadas, en la Ciudad de Buenos Aires habrá una gran movilización estudiantil que recordará a los jóvenes secuestrados y repudiará las políticas neoliberales que viene llevando adelante Mauricio Macri y su equipo (muchos de ellos vinculados a la última dictadura cívico-militar) desde que asumieron en 2007.

Con más de 20 escuelas tomadas, a las que se suman la universidades troskas (que pretenden empañar el reclamo legítimo de los secundarios nacionalizando la protesta y apuntando equivocadamente contra un gobierno que con aciertos y errores, ha tenido una política de educación y de ampliación de derechos como ningún gobierno desde la vuelta de la democracia, ubicando el presupuesto educativo por encima de los 6 puntos del Producto Bruto Interno y recuperando la educación técnica), y con una comisión investigadora que avanza con el tema del espionaje utilizando la estructura del Estado porteño, con edificios que se caen y focos de conflictos abiertos por todos lados, los estudiantes marcharán este jueves por la tarde hacia la Jefatura de Gobierno de la Ciudad para exigirle al macrismo un poco de respeto por lo público, que destine fondos, que mejore la situación edilicia, que frene con la persecución a los jóvenes, las listas negras que recuerdan años oscuros, y que se ponga a gobernar.

Una semana de película y a puro estreno como lo es y lo viene siendo la política nacional. Pero una película en la que ya no dirigen las corporaciones mediáticas, y en la cual ni siquiera pueden poner al director de fotografía. Las elecciones del próximo año se acercan y las tensiones se agudizan, conformando una escena repetida en la historia del país, con final abierto entre la disputa de dos modelos antagónicos. Algunos ya han elegido, otros todavía no.

Ayer la Presidenta anunció que enviará al Congreso un proyecto para modificar los feriados y de esta forma darle facilidad y esplendor al turismo nacional. Entre los cambios más importantes que propone están: la inclusión del 20 de noviembre como Día de la Soberanía Nacional (fecha del combate de la Vuelta de Obligado que la Presidenta también incluyó en los festejos del Bicentenario), el 20 de junio (Día de la Bandera) como feriado inamovible, el 12 de octubre que dejaría de ser el Día de la Raza para acertadamente llamarse Día del Respeto a la Diversidad Cultural, y la restitución de los feriados por carnaval que la última dictadura cívico-militar había suprimido.

Y el miércoles el diputado nacional Héctor Recalde (abogado de la CGT) presentará el anteproyecto para distribuir las abultadas ganancias de las empresas entre los trabajadores, lo que profundizará la redistribución de la riqueza, la democracia y el rol de los trabajadores en el proceso productivo.

Esta semana de película, ojalá tenga un final feliz. O que sea, tal vez, la avant premiere de los estrenos del próximo año. Entonces Catalina ya no estará tan contenta. Algunos ya han elegido, otros todavía no.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Tras nueve días de paro, el gobierno de MAS deroga la Ley 1386 para desactivar el conflicto y advierte que hay un nuevo intento desestabilizador.
En los próximos días el gobierno dará a conocer con qué mandato se sentará a negociar la firma del acuerdo con el FMI. Recapitulamos los diferentes caminos que podrían ser llevados a cabo.
Breve racconto sobre el historial de gatillo fácil y otros crímenes de la policía porteña.