Una pregunta que el Rey de España no se animó a contestar

Poco después del polémico cruce de palabras que identificará a la cumbre iberoamericana de Santiago de Chile para siempre, el presidente venezolano, Hugo Chávez, emplazó al Rey Juan Carlos de España, a decir si estaba al tanto de un intento de golpe de Estado contra él en 2002, en diálogo con periodistas en esa ciudad. El mandatario, quien tuvo un fuerte altercado la víspera con el Rey durante el cierre de la convencion, donde el monarca lo mandó callar, le dijo que «ya empezó el debate, señor Rey, responda, “¿sabía usted del golpe de Estado en contra de Venezuela, contra el gobierno democrático legítimo de Venezuela en el 2002?”.

Durante la cumbre Chávez criticó vivamente al ex presidente español José María Aznar, de quien dijo que apoyaba un intento de golpe de Estado contra él, a la larga fallido. Sus críticas a Aznar, a quien llamó «fascista», llevaron a que el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, le exigiera respeto.

Chávez mencionó a Manuel Viturro, embajador español el 11 de abril de 2002, día del fallido golpe de Estado, como uno de los que sabían de la conspiración en su contra.

«Es muy difícil pensar que el embajador va a estar apoyando a los golpistas sin la autorización de su majestad», dijo Chávez.

«Ahora ya me pregunto en este momento, ¨será que el Rey sabía del golpe contra mí en el 2002 y por eso se enfurece porque digo que Aznar es un fascista?. Me hago la reflexión, me digo ‘íqué inocente! si era el mismo rey, que es el que dirige la política exterior'», agregó el mandatario venezolano.

«Ahora yo entiendo la furia del Rey con esa pregunta «¿por qué no te callas?». «Señor Rey, yo le digo lo siguiente: tenemos 500 años aquí y nunca nos callaremos, mucho menos a la voz de un monarca».

El Rey, visiblemente molesto le espetó a Chávez «¨Por qué no te callas?» porque éste no dejaba de interrumpir a Rodríguez Zapatero mientras éste trataba de terminar una intervención en el final de la Cumbre, para exigir respeto por su antecesor Aznar.

Chávez indicó igualmente que «espero que esto no dañe las relaciones (entre España y Venezuela) y si las dañara no es culpa mía. Quisiera que las relaciones se mantengan iguales».

«No tengo ningún mea culpa, porque yo lo que hice fue decir mi verdad. Sorprendido sí de que el gobierno español, del que es presidente Zapatero, haya salido en defensa de Aznar. Eso sorprende sobre todo por la ubicación política ideológica de ambos», agregó. Chávez también deslizó que la defensa de Zapatero a Aznar se debió a una solicitud del Rey.

«Manifiesto mi sorpresa por esa defensa del presidente. Ahora, yo puedo entender que sea una solicitud del Rey, puedo entenderlo de esa manera. En todo caso lo lamento mucho, yo no dije lo que dije para molestarlo», agregó.

«Yo sólo me referí a un ex presidente español que apoyó un golpe contra mí, para reflexionar y darle la bienvenida -como lo hice desde hace ya varios años- al nuevo gobierno español, un gobierno de partido socialista obrero español», indicó el mandatario frente a un hotel de Santiago poco antes de regresar a Caracas.

“Pero que nos respeten, no se crean todavía superiores a nosotros. Todos somos iguales. hay que acabar con los viejos resabios monarquistas. No somos subalternos de ninguna corona», añadió. La frase del Rey tuvo una réplica el sábado mismo del mandatario venezolano, quien señaló en un acto privado en la noche que «el Rey será Rey pero no me puede hacer callar». «Ningún jefe de Estado puede estar mandando a callar a otro», agregó.

La posible participación de España en el golpe de Estado contra Chávez en 2002 ha sido objeto de un intensa polémica en ese país.

En 2004 el actual canciller español, Miguel Angel Moratinos, acusó al gobierno de Aznar de «apoyar» ese golpe pero luego aclaró que sus críticas se referían al hecho de que dicho gobierno no había condenado el golpe.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Analizamos el federalismo argentino, centralizándonos en el AMBA y su funcionamiento. ¿Cómo se hace para gobernar una región en la que se deben coordinar asuntos con dos gobernadores y cuarenta intendentes?
Proponemos recuperar el rol de las mujeres en las organizaciones político–militares de izquierda surgidas en la década de 1970 en Argentina, como también la militancia en las organizaciones de base.
Repasamos la medida del “dólar soja” y los altibajos de la economía nacional, junto a la inflación en los diferentes sectores de consumo