Truchadas sin fronteras

Durante una extensa charla con ZOOM, el analista político paraguayo Víctor Barone se refirió al movimiento comercial de esta cosmopolita ciudad fronteriza, a su ubicación estratégica como zona de recursos naturales, como epicentro de especulaciones económicas e intereses geopolíticos específicos de otros países. En Ciudad del Este se concentra gran cantidad de inversiones extranjeras y el interés del gigante sudamericano, Brasil, donde comparte con Paraguay la represa de Itaipú.

Ciudad del Este es la capital del departamento de Alto Paraná, situado a 330 km de Asunción, la capital de la República del Paraguay. Limita con la ciudad de Foz de Iguazú (Brasil) y se halla en las cercanías del límite con Puerto Iguazú (Argentina), zona denominada comúnmente “Triple Frontera”.

Fundada, por decreto, el 3 de febrero de 1959 con el nombre de “Puerto Flor de Lis” por el dictador Alfredo Stroessner, luego la denominó en su honor “Puerto Presidente Stroessner” hasta 1989. En esa fecha se rebautizó como “Ciudad Jardín” y posteriormente recibió su denominación actual: Ciudad del Este.

Este territorio fue una especie de frente perdido en el monte hasta construirse el puente de la “Amistad” en 1962, que generó una unión física más visible entre Brasil y Paraguay. A partir de allí comienzan los viajes, el traslado de mercancías de una frontera a la otra; después se realiza la represa de Itaipú, creada en el contexto de un diferendo de límites fronterizos y ante la crisis del petróleo de los años ‘70. Brasil no podía seguir produciendo energía con los costos que el combustible había adquirido en ese momento y se viabilizó la construcción de una obra gigantesca como es la binacional Itaipú.

La transformación

Con una enorme inversión que implicaba un cambio radical en la geografía de la zona, no solamente en el aspecto edilicio sino también ambiental, Itaipú implicó además la modificación del núcleo de asentamiento humano que en sus inicios era inexistente y marginal. Con la construcción de la represa, Ciudad del Este se volvió una población masiva, una ciudad enorme, especialmente en sus alrededores donde estaba la mano de obra que trabajaba en la represa. Esta metrópoli se transformó luego en un titánico mercado persa a través de la triangulación económica (una especie de reexportación de productos).

Fue un verdadero boom en los años ‘90, momento en el que hasta los obreros calificados que trabajan en la represa binacional dejaban sus actividades bien pagas para aventurarse en el comercio fronterizo, adquiriendo puestos en la vía pública para vender cualquier producto, principalmente al gran mercado brasileño. En esta región vive una importante comunidad sirio-libanesa por lo que es considerada por Estados Unidos como un centro de actividades terroristas islámicas. Desde el 11 de septiembre.

Hoy esta “burbuja comercial” impulsada por Stroessner experimenta una de sus peores crisis y se ve incluso amenazada por la desaparición del beneficio de “arancel cero (0%)” en sus importaciones extrazona del Mercosur. Otra de las causas del cimbronazo a este centro financiero paraguayo lo constituyen las trabas al turismo de compra instauradas por Brasil al comercio fronterizo desde el año 1995.

El 31 de diciembre de 2007 vencía dicha rentabilidad diferencial, pero el gobierno paraguayo de Nicanor Duarte Frutos (saliente en agosto próximo) logró que el bloque regional prolongara esa ventaja impositiva denominada Arancel Externo Común (AEC) hasta el año 2015 para seguir comercializando bajo el régimen de turismo. Los productos en especial beneficiados por este sistema son los que pertenecen a la rama informática, electrónica y tecnología.

Ciudad del Este llegó a ser la zona de comercio libre de impuestos más importante del mundo, después de Miami y de Hong Kong.

La sombra de Brasil y Argentina

“Al quedar reducido a cenizas, el Paraguay pasó a depender exclusivamente de sus vecinos, Argentina primero, luego Brasil. Terminada la guerra, el ejército brasileño ocupó su territorio durante 10 años. Esta ocupación significó la venta de miles de paraguayos como esclavos al Brasil, inclusive hay crónicas de la época que relatan cómo los niños eran secuestrados en las calles de Asunción por las tropas fue brasileñas y si no se pagaba el rescate en oro eran esclavizados. Posteriormente, en la primera mitad del siglo XX, Paraguay fue un Estado estructuralmente dependiente de la Argentina y a través de ella, de Inglaterra. Era el socio comercial principal de la república vecina”, extracta Barone.

Prosigue afirmando que “el escenario cambia a mediado de los años ‘50 con el ascenso de Alfredo Stroessner al poder. Éste había sido formado en la escuela militar brasileña, hizo allí el curso de Estado Mayor. Permaneció en la ex colonia portuguesa alrededor de cinco años llevando a cabo sus cursos. De esos cinco, hay dos años que son dudosos y se mantienen ocultos, de los cuales no hay crónicas ni registro de sus actividades. Probablemente realizó algún curso de inteligencia”.

Al instaurarse la Revolución Libertadora en la Argentina, Stroessner empieza un giro en su plan geoestratégico, acercándose a Brasil y buscando aplacar a la embrionaria guerrilla rural que se estaba gestando en zonas selváticas cercanas a lo que hoy es Ciudad del Este. De esta manera se da inicio a “La marcha hacia el Este”.

Una legalidad propia

En el año 1995 se comprobó que el movimiento financiero de Ciudad del Este representaba aproximadamente 12 mil millones de dólares por año, cifra que hoy está muy lejos de la realidad. Su volumen de comercio en 2007, fue de unos 2500 millones de dólares.

Existen allí cerca de diez mil establecimientos comerciales y aproximadamente 7.000 puestos ambulantes que viven, sobre todo, de los casi 2.000.000 de turistas compradores que llegan en forma anual. En los tiempos de apogeo de este lugar cruzaban el puente más de cinco millones de turistas compradores cada año. Esta gran movilidad del factor humano ha generado ramificaciones en las áreas de comercio y provocó también la existencia de facto de una serie de normas que actúan dentro de la ilegalidad del país pero que se han logrado establecer como un código que rige las relaciones laborales financieras, que produce beneficios incalculables a quienes las han puesto en vigencia.

Barone expone que la triangulación comercial se dio a mediados de los ‘80 debido a que Brasil tenía una estructura impositiva muy pesada para los productos extranjeros manufacturados. “Brasil tenia una industria propia fuerte, el Paraguay nunca consiguió tal. Los importadores paraguayos negociaron con los exportadores brasileros e hicieron un acuerdo para poder introducir la mercadería desde Brasil. Mas tarde, ese proceso se fortaleció en los años ‘90 con la triangulación de productos especialmente traídos de China a Brasil manteniendo la misma lógica ya mencionada”, expone.

Como una contradicción al “puente de la Amistad”, un proyecto del Gobierno brasileño incluye levantar un muro de 1500 metros de largo y tres de alto en su frontera con Paraguay para frenar el contrabando y asegura que la medida facilitará «las relaciones comerciales legítimas» con Paraguay. Este proyecto de Brasilia ha generado debate en la región y nuevas rutas del tráfico, como Salto del Guairá (frontera seca con Brasil), por donde se trafican principalmente toneladas de cigarrillos triangulados y electrónicas desde la capital del Alto Paraná.

De acuerdo con el informe del Banco Central de Paraguay (BCP), Brasil es el principal abastecedor del país, con unas importaciones de 424 millones ,de dólares en el primer cuatrimestre de 2007, sin embargo las exportaciones al país vecino fueron de tan sólo 123 millones. Mientras que con el otro país lindante, Argentina, se destaca un superávit de 178 millones de dólares, adquiriendo productos paraguayos por un valor de 413 millones, principalmente por el gran aumento de la venta de soja, aceites vegetales y harinas que sumaron más de 365 millones. Paraguay importó de Argentina de enero a abril de ese año por un valor de 234 millones de dólares, especialmente combustibles y derivados.

A pesar de que gran parte de los impuestos tributarios son evadidos, los ingresos aduaneros representan un porcentaje importante, por lo cual es considerada el pulmón de la economía paraguaya.

“En Ciudad del Este, a las 4 de la tarde se cierran los negocios, la gente se va y cruzan los camiones blindados al otro lado, de esa manera todo el dinero que se recaudó ese día se deposita en el Brasil. Esto ocurre porque es parte de la ley no escrita de esta ciudad que tiene varias normas de este tipo y que son vox populi: el control impositivo es casi nulo, el registro y la revisión son inexistentes, hay muy poco comercio dentro de los límites de la legalidad, la mayoría de los trabajadores son ciudadanos de Brasil sin ninguna protección laboral, tampoco se ha logrado resolver la cuestión migratoria. Dentro de esta problemática también se incluye a los árabes que viven en condiciones migratorias ilícitas, con las escasas excepciones de los dueños de ciertos negocios”, describe Víctor Barone.

“Hoy Ciudad del Este está en decadencia porque Brasil bajó su tasa impositiva. Eso hace que disminuya el atractivo de la ciudad, excepto para algunos rubros muy concretos como electrónica e informática y por supuesto lo ilegal; por ejemplo, armas”, amplía.

La complicidad de abogados y fiscales

Estados Unidos acusa a Paraguay por sostener una industria montada en la piratería y por no respetar el derecho intelectual. “Ciudad del Este es un epicentro de la falsificación donde no se respeta el tema de copyright, ni el derecho intelectual, ni tampoco el derecho de marca. Allí funciona un sistema particular: los responsables que trabajan en los temas de marca en Paraguay tiene agentes en las aduanas de Argentina, Chile y Uruguay porque son los puertos donde llega la mercadería. Por ejemplo, si llega mercadería de la marca del agente en cuestión en Iquique, tus socios te avisan. Y sobre esa base te vas a buscar esos productos en la aduana paraguaya y en ese momento, lo más probable es que el abogado que representa a la marca negocie ilícitamente con el responsable que trae el producto”, confirma Barone respecto a esta mecánica.

“Los abogados y los fiscales de marcas son hipermillonarios en Paraguay —continúa. Se enriquecen cobrando impuestos debajo de la mesa y a veces echan a alguien, porque deben hacerlo para asegurar la continuidad de su negociado. Los montos entre los amigos son enormes, consisten en millones de dólares. De ahí que la evasión impositiva sea cuantiosa.”

Respecto a los marcos dentro de los cuales se desarrollan todos estos negociados, Barone sostiene. “En este país existe un sistema tributario denominado “Régimen Especial para el Turismo”. Dentro de esta política, los productos destinados al turismo son regímenes aduaneros; uno hace el despacho y en el mismo ya paga todos los impuestos, entre ellos IVA y otros. De esta manera se presupone que ya no se cobrará nada más a tal producto. Por eso se llama Régimen Especial por que en realidad encubre con su existencia el arreglo entre los amigos que tienen contacto con la mercancía, para el Estado ya está todo incluido en el precio inicial. Por ejemplo, llega un container que no se puede abrir, y se cree que trae maquinaria agrícola aunque podría ser un cañón de 150 mm”.

El sistema está altamente ajustado a un funcionamiento que tiende a la ilegalidad progresiva y se modifica sobre su marcha por quienes manejan los hilos de la ganancia mercantil de tal zona. “Aquí no hablamos de una ley especial, ni estratégicamente planeada, esto es simplemente una ley de las personas que sacan provecho económico de esto”, sintetiza Barone.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.