Trabajadores de empresas recuperadas se organizan sindicalmente

De la Redacción de ZOOM. El 11 y 12 de abril los trabajadores autogestionados realizaron su Primer Congreso en la localidad cordobesa de La Falda. Allí eligieron a los nuevos representantes de la Mesa Nacional de ANTA (Asociación Nacional de Trabajadores Autogestionados), proclamaron su estatuto social y debatieron las estrategias de lucha a seguir para fortalecer el sector y avanzar en los reclamos de políticas al Estado.

Con la asistencia de más de 400 personas, el Primer Congreso de ANTA buscó consolidar un proceso de construcción de un espacio de organización sindical, no sólo para enfrentar las problemáticas del sector de los trabajadores autogestionados, sino también para aportar a la lucha de los trabajadores en su conjunto por mejores condiciones de trabajo y una distribución igualitaria de la riqueza en el marco de una sociedad justa e inclusiva.

ANTA surgió como una necesidad de los trabajadores autogestionados de dar unidad, representatividad y fuerza a un sector que ha resistido la avanzada neoliberal de los años ’90. La recuperación de las empresas vaciadas y abandonadas por el capital y la creación de cooperativas de trabajo han sido la respuesta al intento de despojar de sus medios de vida a miles de familias en todo el país. Con gran esfuerzo, además de recuperar y generar nuevos puestos de trabajo, los trabajadores autogestionados han conseguido llevar adelante experiencias colectivas de producción a partir de las cuales se socializan, a nivel local, los ingresos generados. Es así que mientras producen alimentos o insumos industriales, construyen viviendas y bienes públicos o brindan servicios, también van aportando a la consolidación de un proyecto político. Este se expresa tanto en la organización sindical y en el desarrollo de nuevas cooperativas o emprendimientos productivos, así como en el surgimiento de espacios de resolución de necesidades de la comunidad, como bachilleratos populares, centros culturales y de salud.

El Congreso

Las 400 personas provenientes de distintos puntos del país que se congregaron en el camping de La Falda llegaron en sus colectivos y combis, instalaron sus carpas, desplegaron las banderas de sus organizaciones y se dispusieron a participar de la construcción de esta nueva herramienta de organización sindical como trabajadores autogestionados.

En la primera jornada, los afiliados al ANTA trabajaron en comisiones. Allí se trataron la articulación política con otras organizaciones y con el Estado; la discusión sobre la institucionalización del trabajo autogestionado; las necesidades de formación y capacitación; y el aporte a la construcción del movimiento en la búsqueda de la Paritaria Social. También hubo espacios de intercambio de experiencias entre los asistentes para conocer cómo y qué producen los demás, lo que a veces se ve dificultado por las enormes distancias que separan a los distintos miembros de la organización.

El segundo día se discutió el estatuto social y se realizó el acto eleccionario para elegir a quienes representarán y conducirán ANTA a través de la Mesa Nacional en el próximo mandato. Esto sucedió en el marco de un plenario en el que participaron todos los asistentes y donde, junto a los congresales elegidos dentro de cada una de las organizaciones productivas pertenecientes a las diferentes mesas regionales y provinciales que componen ANTA, se dio un paso muy importante hacia la unidad y representatividad de los trabajadores autogestionados.

Héctor Quagliaro, ex secretario General de ATE y la CGT de los Argentinos de Rosario, dio inicio al Congreso con palabras emotivas. Quagliaro reseñó la experiencia de la central sindical y recordó los congresos de La Falda de 1957 y de Huerta Grande del año 1962, hechos que marcaron una huella en la larga historia de la lucha obrera de este país y de los cuales fue activo participante.

En un clima de debate y militancia, participaron de la apertura del encuentro el Secretario General de la CTA, Hugo Yasky, junto a Mario Barrios, referente nacional del ANTA, Cacho Mengarelli y Pecho Bardach.

En el Congreso estuvieron presentes también Gustavo Rollandi, coordinador de la Mesa Nacional; Elena Reinaga, máxime dirigente de la Asociación Nacional de Meretrices de Argentina (ANMAR); Eduardo Menajovsky, representando a la Federación de Trabajadores de la Industria y Afines (FeTIA); David Buenaventura, secretario General de la CTA de Salta y miembros de la Mesa Provincial y Local de Córdoba.

En su discurso, Yasky destacó la importancia del Congreso como un hecho histórico en la construcción de una herramienta de lucha para los trabajadores autogestionados, como así también la necesidad de continuar con el indelegable compromiso de exigir, desde la participación y la organización, una mayor redistribución de la riqueza.

Fuente: Agencia CTA

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Ponemos en eje la situación actual de Peru, qué está sucediendo y cómo los medios hegemónicos del país tapan los sucesos.
A propósito de las conmemoraciones de la guerra de la independencia en Jujuy.
La revolución feminista avanza, conquista lugares y estamentos del poder antes impensados.