Todos los caminos conducen a Ernestina

El caso Noble es uno de los más emblemáticos y silenciados del país. Pablo Llonto, abogado querellante de David Lanuscou en este juicio, explica a Causa Popular las alternativas de un increíble fallo de la Corte Suprema y hace un recorrido sobre toda la historia de esta megacausa.

– ¿En qué situación está el expediente?

– La causa tiene dos partes, una que es investigar qué hizo Ernestina Herrera de Noble con esos dos chicos y otra -que está en otro juzgado- que es averiguar si Matilde Lanuscou es Marcela Noble o es otra de las tantas chicas de 31 años que se sospecha que pueden ser hijas de desaparecidos. Entonces, lo que resolvió la Corte Suprema es en la causa en que se investiga si cometió o no un delito Ernestina.

En primer lugar, se probó que hace muchos años había falseado las adopciones. Ella contó una historia, que resultaba increíble, aunque estuviera escrita y documentada. Cuando se averiguó bien se demostró que todo era mentira. La señora contó que a la nena la había encontrado en una cajita en el jardín y que se la quedó en su casa. Después de 7 días fue a un juzgado a decir “me encontré una nena en una cajita y quiero adoptarla”. Y del nene explicó que cuando fue ella al juzgado a llevar a la beba, que tenía 6 meses, justo allí había una señora que venía a entregar a su bebé del mismo tiempo porque no podía mantenerlo. Entonces, en el juzgado, gran coincidencia, dijeron justo acá esta la señora de Noble. Se lo vamos a ofrecer. Así la señora de Noble salió del juzgado con dos bebés adoptados.

Esa historia, que desde el 76 estaba válida en los papeles, se demostró que era trucha, pero no se pudo todavía averiguar cuál es el origen de estos pibes.

– ¿No se averiguó cómo los consiguió, cuál fue el nexo que tuvo para conseguirlos?

– No, ella sigue diciendo que la historia fue así y no se arrepintió.

– ¿No se pudo averiguar el nexo, quién fue el entregador?

– A partir de entonces se está intentando averiguar qué pasó. Lo que todavía no se pudo determinar, porque a partir de que fue detenida La Noble, y liberada 5 días después en el 2002, empezaron a meter escritos para demorar y atrasar el expediente.

– Es decir a embarrar la cancha.

– Sí y esto es lo increíble ya que desde que fue detenida hasta ahora no se pudo tomar una sola medida para investigar el expediente. La causa está parada y para eso la estrategia, luego de cinco años, está clara: quieren que Ernestina se muera de viejita (ya tiene 82 años) para que el caso se caiga. Esa causa la tiene como imputada, entonces la estrategia ha sido esa y de ese modo han logrado demorar este expediente cinco años.
En el medio, Clarín movió todo su aparato de poder para echar al juez de la causa, a Roberto Marquevich, por juicio político y consiguieron que la Corte Suprema tuviera 3 años el expediente demorado y saque un fallo ahora que ni siquiera resuelve la cuestión.

Lo que hace el último fallo de la Corte es decirle a la Cámara de Casación, que es un Tribunal que está más abajo, que por favor examine la petición de Marcela Noble y Felipe Noble, que son los hijos adoptados, que están diciendo que se quieren sacar sangre, pero que no quieren que se las coteje con el banco de datos genéticos, que es donde están depositadas todas las muestras de los familiares de desaparecidos. Lo que ellos están planteando es hacerse el examen y cotejar solamente con las 2 familias que están presentadas en el expediente.

Evidentemente saben de dónde vienen y están presentando este recurso absurdo. Son los habituales recursos que utilizan los abogados para chicanear el expediente. La diferencia acá es que cualquier abogado que presenta una cuestión así, con suerte atrasa un juicio tres o cuatro meses y éste fue demorado cinco años. Lo que demuestra el poder de este grupo en la Corte donde este expediente estuvo cajoneado tres años. Llegó a la Corte en el 2004 y se resolvió en el 2007.

– ¿Es constitucional que un tribunal superior lo baje a un inferior?

– Si

– Entonces lo puede hacer, no hay ningún impedimento.

– Lo hay desde la ética y la moral, pero como es el máximo tribunal y no hay a dónde quejarse se hizo un pedido de juicio político. Porque, además, en el medio de todo esto nos toman el pelo porque tienen un expediente donde la imputada es la presidenta del grupo Clarín y el grupo los invita a dar charlas, a la fiesta de presentación de un suplemento, etc. Van a la fiesta, se sacan fotos con Marcela Noble y las publican en el diario.

Entonces, saquemos la cuestión con Clarín y trasladémoslo a otro caso: ponele que vos te enterás de que la Corte Suprema tiene a su estudio el caso de la valija que vino de Venezuela y lo tiene un mes, dos meses, un año y en el medio del año uno de los jueces de la Corte aparece en una de las empresas de la valija participando de una fiesta de un lanzamiento de un producto. Esto sería un escándalo nacional porque un juez de la corte participó de ese evento y el tipo se tiene que excusar o tiene que decir “yo no puedo ir”, o “voy a ir a la fiesta pero pido que nombren un conjuez”, que es lo que marca la ley, que falle en su lugar porque él se ha vinculado con esta parte.

Acá no lo hicieron y con total impunidad fueron al edificio de Clarín y participaron de esos agasajos. Un desastre. Bueno, es la Corte que tenemos.

– Ni siquiera tuvieron el manejo prolijo de no publicarlo.

– Es una cuestión primero legal y segundo ética: la ley les prohibe y lo hacen igual. Son sus ansias de figuración o de no quedar mal, no sé.

– Igual para el diario es como que nada pasó, que eso no existe.

– La impunidad es tal que Ernestina se da el lujo el 12 de enero del 2003 (ella estuvo detenida en diciembre de 2002 cuatro días y medio) cuando ya estaba en libertad, de sacar una carta abierta a los lectores en la que les cuenta lo que pasó y allí, en un párrafo, dice: “muchas veces les he hablado a mis hijos diciéndoles la posibilidad de que ellos sean víctimas de la represión”, ella misma admite que les dijo varias veces a sus hijos lo que pueden ser. Entonces, por qué nos los deja que se saquen sangre. El problema acá son cinco años para discutir si le pinchan el dedo a dos chicos de 31 años.

– ¿El tema es que los chicos no tienen problema en saber cuál es su identidad, pero no quieren mandar presa a Ernestina?

– Los chicos obedecen lo que les dicen los abogados y a Héctor Magnetto que los maneja. Yo estoy seguro de que a los pibes los dejas solos, sin la presión de todo ese aparato y es muy probable que digan “yo quiero que me pinchen y quiero saber quien es mi mamá”. Pero están muy presionados por el modo como fueron criados, por el negocio que van a heredar y por 31 años de trato con su madre. Estos pibes tenían 6 meses, no es que vivieron 4 años con sus padres y fueron robados, no tienen memoria, para ellos su mamá es Ernestina que los crió y les dio vida de multimillonarios. De hecho, Marcela Noble está trabajando como adscripta a la Gerencia General de Clarín por lo que esta lentamente empezando a hacerse directiva de la empresa y seguro heredará el imperio. El día que se sepa la verdad va a ser un caso increíble. Yo al comienzo, hace muchos años, tenía la sospecha; ahora tengo la enorme convicción de que son hijos de desaparecidos. Todo esto te lo demuestra.

Por otra parte, cuando los abogados presentaron el escrito, decían que Marcela Noble y Felipe Noble aceptaban sacarse sangre y cotejarla con la familia Lanuscou y con la familia Gualdero, que son las dos familias presentadas. A mí esto me favorece, yo tendría que estar diciendo “por favor venga sáquese sangre y coteje si usted es Lanuscou”, pero no lo estamos aceptando por una cuestión de principios y en defensa de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Que se saquen la sangre y hagan lo que hacen todos, que su sangre tenga que ir a cotejarse en el hospital Durand en el banco de datos genéticos donde hay ciento y pico de muestras de sangre. Porque sino es Lanuscou es una de tantas bebas nacidas en cautiverio en el año 76 . Seguramente el día que se sepa la verdad va ser todo un tema, porque imaginate que se sepa que la heredera del imperio Clarín es la hija de Santucho. Sería increíble pero es una de las posibilidades. Liliana Delfino, la mujer de Santucho fue secuestrada y nunca supo nadie que estaba embarazada y ahora hay rumores, transcendidos de que habría estado embarazada.

Cuando se llevaban a las compañeras a veces estaban de dos meses y ni siquiera ellas tal vez sabían.. Por eso el nivel del escándalo debe ser tal que ellos deben saber de dónde vienen y no quieren decirlo y sobre todo ella, la Noble, que debe estar tremendamente asustada de que algún día se sepa la verdad.

– ¿Hay certeza que Marcela Noble sea Lanuscou?

– Hay una presunción que tiene que ver con la fecha, el lugar y cierto parecido físico. La beba Lanuscou fue secuestrada en septiembre y la habrían adoptado para esa fecha y hay una coincidencia enorme en el lugar ya que fue secuestrada en Acasusso frente al Hipódromo de San Isidro a veintipico de cuadras de la casa de la Noble y la adopción se hace en San Isidro. Acá no hay gato encerrado, hay un león encerrado.

– ¿Como fue el caso Lanuscou?

– En un caso trágico y tremendo porque cuando atacan la casa de los Lanuscou el Ejército publica la noticia así: “sangriento epílogo de un operativo anti subversivo, mueren cinco subversivos”. Eso salió en los diarios y esa historia se aceptó muchos años como cierta. Cuando se descubre la verdad se sabe que los cinco subversivos eran el matrimonio Lanuscou – Miranda y sus tres hijos de 6 y 4 años y la beba de 6 meses, Matilde, que es la nena que estamos buscando y de la que no hay fotos.

Entonces, cuando se va al cementerio de Boulogne se encuentran cinco cajones: el del papá, la mamá, los dos chiquitos y el de la beba, que era blanco. Cuando abren el cajoncito blanco sólo hallan un osito, ropita de bebé, un chupete y creo que una media y todos pensábamos que no estaban los huesitos porque eran de bebé y eran muy chiquitos. Ahí nadie cuestionó nada pero comenzaron las dudas. En ese momento todavía no existía el equipo de antropología forense y entonces vino un antropólogo de Estados Unidos, que después fue uno de los precursores y creadores del equipo, hizo una pericia e informa que ahí nunca hubo restos de un bebé y que tampoco hubo restos de un ser humano.

– ¿A ellos los enterraron de manera ilegal?

– Como NN. Recién se supo toda la verdad al ir en el año 84 al cementerio de Boulogne. A partir de allí los abuelos empezaron a buscar a la beba y cuando éstos murieron el único de la familia que quedó vivo, el tío David, se convierte en querellante. Y él no tiene la seguridad de que Marcela Noble sea Matilde Lanuscou, pero hay tremendas coincidencias

– ¿Lo que ellos buscan es que sólo se coteje con estas dos familias porque si no son familiares de los chicos se archiva el caso?

– Suponemos nosotros que ellos quieren cotejar sólo con dos familias porque suponen que estas dos familias no son y entonces el expediente terminaría en que se tienen que presentar nuevas familias. En el banco de datos genéticos hay más de cien muestras para cotejar, por eso hay un montón de familias donde existe una sospecha. La diferencia es que ellos quieren con dos y nosotros estamos pidiendo que sea con todas.

– ¿Después de esta presentación judicial que es lo que esperan?

– Nosotros pedimos que la Corte anule su propio fallo y no creo que lo hagan. Nos queda ir a la Convención Interamericana de Derechos Humanos en Estados Unidos. Y ahora el paso siguiente es que la Cámara de Casación va a decidir si los dos hermanos Noble tienen que sacarse sangre y mandarla al banco de datos genéticos. Puede decir que sí o que no. Si dice que tienen que ir al banco genético a cotejarse con todos, va a apelar la familia Noble y va ir el caso a la Corte y si ellos tuvieron tres años esto y no lo definió, para hacerlo va tenerlo dos o tres años más. Esto significa que para definir si una persona se va pinchar el dedo o no, pasarán casi nueve años. Es de locos, pero es el grupo Clarín.

Este es el caso de la Corte y Ernestina, pero también hay otra causa que se lleva adelante.

– ¿Y esa otra causa en qué estado está?

– Está en otro juzgado y estamos investigando el hecho que pasó en el 76 con los Lanuscou y tenemos más chances en esta causa de que se sepa la verdad que en el caso de la Noble. En el otro juicio se investiga qué pasó el 3 de septiembre de 1976 en el ataque del Ejército a su casa donde matan a toda la familia. Ahí estamos muy cerca de saber quiénes participaron en el operativo y a partir de eso ver si alguno de los que estuvo allí habla y dice quién se llevó a la beba. Lo que se trató fue entrarle por dos lados, uno por la Noble y otro por el operativo, para ver si por algún lado surge quien se llevó a la beba y dónde puede estar. Aunque cada mes que pasa uno sospecha más que es la hija de la Noble porque no se sacan sangre. Hasta se lo dijeron por las buenas. Alcira Ríos, la abogada de las Abuelas en su momento, habló con los abogados de ella y les dijo que se hicieran el análisis. Trataron de llegar a un acuerdo por afuera del expediente.

– ¿Y retiraban la querella?

– No, la querella una vez que se presenta no se puede retirar. Además, todo esto fue antes de que se supiera que el expediente de adopción era trucho. Ahora no se puede parar porque se supo que esto había sido ilegal en el 2002. Se terminó de comprobar que las adopciones habían sido truchas. Para justificar su historia la Noble puso dos testigos, uno, un viejito que cuando el juez lo cita para que declare si había visto que ella se había encontrado una beba en el jardín adentro de una cajita y el hombre, dijo “yo no vi nunca nada, sólo era chofer de la señora Noble en el 76 y a mí una vez el abogado de la señora me llevó a su estudio y me hizo firmar una declaración que no me acuerdo qué decía y que yo la firme porque era empleado”.

En aquel momento esa persona estaba jubilada. En el acta del juzgado figuraban que los testigos de que la señora Noble se había encontrado una beba eran este señor que se llamaba García y una vecina, que en el 2002 se había muerto. Citan a su hija que dice: “mi mamá no era vecina de la Noble, ella vivía en otro lado en el 76”. Es decir los dos testigos son truchos. Además, la jueza de la adopción, que estaba muerta, tenía una hija adoptada que parece que era hija de desaparecidos. Otro desastre. Por eso es que el ex juez Marquevich la mete presa. Igual estuvo presa cuatro días hasta que se movió todo el aparato Noble y chau Marquevich y chau Todo.

– ¿Por qué lo sacaron a Marquevich?

– Lo acusaron porque cuando la detuvo él se puso a hablar con los medios y se jactó de que la había puesto presa. Agarraron todas las declaraciones y le iniciaron un juicio político diciendo que tenía animosidad contra la Noble y le sumaron otras causas que tenía. Después que la metió presa, a los nueve meses ya no era más juez federal

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Analizamos el federalismo argentino, centralizándonos en el AMBA y su funcionamiento. ¿Cómo se hace para gobernar una región en la que se deben coordinar asuntos con dos gobernadores y cuarenta intendentes?
Proponemos recuperar el rol de las mujeres en las organizaciones político–militares de izquierda surgidas en la década de 1970 en Argentina, como también la militancia en las organizaciones de base.
Repasamos la medida del “dólar soja” y los altibajos de la economía nacional, junto a la inflación en los diferentes sectores de consumo