TN inventa

De la Redacción de ZOOM. El locutor Guillermo Lobo, de TN, se pasó de vivo y aprovechando sus conocimientos aeronaúticos («…amo volar y ése es mi hobbie. Estoy haciendo el curso de piloto y los días de clase estoy ansioso como un chico» dijo en una entrevista que le hicieron) se inventó el supuesto diálogo entre el piloto y el copiloto del avión de Spanair siniestrado en Barajas. Otra que el de Caperucita, ¡¡este lobo tiene unos morros que se los pisa!!

Periodismo independiente, pero bastante poco riguroso. Uno ve esto y siente vergüenza ajena, propia, rabia. ¿Qué hace este canal en el aire?

¿Cómo se puede informar tan mal, con tan pocos datos, de oído, por Internet? Bueno, así ven en España la cobertura que hizo TN de la tragedia última de Barajas…

Esta nota fue publicada en el portal Público.es.

Una TV argentina pone en vilo al juzgado y al Gobierno

Una televisión sin información, una cadena de radio que tocaba de oídas …..y toda la sensibilidad propia de la resaca del accidente de Barajas. Con esos ingredientes se fabricó ayer una noticia falsa que logró poner en vilo al Gobierno, al juzgado que lleva la investigación del siniestro aéreo y a los medios de comunicación.

La cadena de televisión argentina Todo Noticias (TN) emitió el pasado jueves por la noche, el día siguiente del accidente, una información donde aseguraba tener la transcripción de las últimas frases que se cruzaron el comandante del JK5022 y su copiloto en la cabina del avión poco antes de estrellarse, junto a los otros 170 ocupantes del aparato. El noticiero incluso presentó, en un texto impreso en pantalla sobre fondo azul, ese supuesto diálogo, con las exclamaciones, los insultos, los puntos y las comas. La noticia, al día siguiente, desapareció de la página web de la cadena de noticias argentina, pero alguien grabó la pieza y la subió al portal de vídeos YouTube.

Durante todo el fin de semana, el vídeo circuló a través de Internet, en foros y blogs; donde los internautas le dieron escasa credibilidad. Hasta que el lunes, la Cadena Ser abrió sus informativos y su página web con el siguiente titular: “El fiscal investigará la veracidad de la grabación de un canal argentino con la supuesta conversación de los pilotos”. Tras la SER, varios diarios digitales -como elmundo.es- y algunas televisiones también se hicieron eco de la supuesta noticia.

La información de la Ser, y la posterior bola de nieve, obligaron a intervenir al Gobierno, al fiscal y al titular del juzgado número 11 de Madrid. Todos tenían algo que desmentir. El fiscal, Emilio Valerio, negó en declaraciones a Público que hubiera ordenado “investigar nada de eso”, en contra de lo que sostuvo la Ser durante todo el día. El juez titular del caso, Javier Pérez, también desmintió que hubiera ordenado investigar el asunto.

Por último, un portavoz del Ministerio de Fomento se vio obligado a cortar el bulo del todo. “Con los datos que hay ahora mismo”, la supuesta conversación entre el piloto y el copiloto del avión siniestrado es “absolutamente falsa”. El departamento que encabeza Magdalena Álvarez va a comunicar la emisión de ese supuesto diálogo al Fiscal General de Estado por si fuera constitutivo de delito. “No se puede alarmar así a la gente”, indicó el portavoz.

El autor del falso reportaje, Guillermo Lobo, reconoció a Público que la conversación no provenía de la caja negra, sino de una “fuente militar” que le proporcionó “tres palabras” con las que él recreó el supuesto diálogo entre el comandante y el piloto.

Una caja confidencial

Las grabaciones y conversaciones entre los pilotos que quedan recogidas en las cajas negras de los aviones son confidenciales por ley. La normativa JAR-OPS (Join Aviation Requirements) es la que regula los vuelos de aviación civil. Uno de sus puntos especifica cómo debe ser la conservación, presentación y utilización de grabaciones de los registradores de vuelo. Según la ley, tras un accidente, la compañía aérea deberá conservar “durante un periodo de 60 días, a menos que la autoridad ordene otra cosa”, los datos grabados que tengan relación con el siniestro.

Además, esa información “no puede ser utilizada para fines distintos a la investigación del accidente, a menos que todos los miembros de la tripulación afectada hayan dado su consentimiento”. Spanair se ampara en estos códigos de confidencialidad para informar a los familiares de que no podrán oír las conversaciones del aparato siniestrado.

Para esta tarde está prevista la comparecencia del secretario de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac), Francisco Soto. El número dos de la comisión, ingeniero aeronáutico, explicará el funcionamiento de la misma y de los mecanismos para esclarecer el trágico accidente. No se espera que adelante las posibles causas del siniestro.

Fuente: Los medios pelos argentinos

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

A 98 años de la masacre de Napalpí, conversamos con Federico Carniel, fiscal a cargo de impulsar la investigación sobre los funestos hechos que acontecieron en aquella localidad.
La práctica de la lectura nos abre nuevos caminos y viejas preguntas qué vuelven a ser reformuladas para siempre encontrar nuevas conclusiones.
En tiempos de crecimiento chino y de incertidumbre por el futuro, aquí va un intento por psicoanalizar al país más poderoso del siglo XX, el cual hoy se aferra a la preservación de un pasado tan idealizado como irrecuperable.