Textual

A continuación reproducimos textualmente un fragmento del prólogo realizado por Sharon L. Lechter del libro “Padre rico, padre pobre”, para que cada lector saque sus propias conclusiones.

(…) “De acuerdo con Robert, los niños pasan varios años en un sistema educativo anticuado, estudiando materias que nunca pondrán en práctica y preparándose para un mundo que ya no existe.

—Actualmente, el consejo más peligroso que puede usted darle a un hijo es “ve a la escuela, obtén buenas calificaciones y busca un trabajo seguro”— le gusta decir-. Ese es un consejo obsoleto, un mal consejo. Si usted pudiera ver lo que ocurre en Asia, en Europa, en Sudamérica, estaría tan preocupada como yo.

Robert considera que es un mal consejo “porque si desea que sus hijos tengan un futuro financiero seguro, no pueden jugar de acuerdo con las reglas antiguas. Simplemente es demasiado riesgoso”.

Le pregunté que quería decir con “reglas antiguas”.

—Las personas como yo juegan de acuerdo con un conjunto de reglas diferentes a las que usted utiliza— me dijo. ¿Qué pasa cuando una corporación anuncia una reducción de sus operaciones?
—Despiden a la gente— le respondí. Las familias quedan lastimadas. El desempleo se incrementa.

—Sí. ¿Pero que ocurre con la compañía, en especial con una compañía que cotiza en bolsa de valores?

—El precio de las acciones generalmente sube cuando se anuncia la reducción de operaciones— contesté-. Al mercado le gusta que una compañía reduzca sus costos laborales, ya sea mediante la automatización o la consolidación de la fuerza de trabajo en general.

—Correcto— dijo. Y cuando el precio de las acciones sube, las personas como yo, los accionistas, se enriquecen. A eso es a lo que me refiero cuando hablo de un conjunto de reglas diferentes. Los empleados pierden, los propietarios e inversionistas ganan.
Robert estaba describiendo no sólo la diferencia entre un empleador y un empleado, sino también la diferencia entre controlar tu propio destino y entregar ese control a otra persona.

—Sin embargo, a muchas personas les cuesta trabajo comprender por que ocurre eso— le dije. Simplemente consideran que no es justo.”(…)

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

A 98 años de la masacre de Napalpí, conversamos con Federico Carniel, fiscal a cargo de impulsar la investigación sobre los funestos hechos que acontecieron en aquella localidad.
La práctica de la lectura nos abre nuevos caminos y viejas preguntas qué vuelven a ser reformuladas para siempre encontrar nuevas conclusiones.
En tiempos de crecimiento chino y de incertidumbre por el futuro, aquí va un intento por psicoanalizar al país más poderoso del siglo XX, el cual hoy se aferra a la preservación de un pasado tan idealizado como irrecuperable.