“Sólo desde el Estado podremos recuperar nuestros recursos”

La Cátedra Abierta “América Latina Ahora o Nunca” propone una re-actualización doctrinaria para vincular al peronismo con la ecología. “La recuperación de los recursos naturales no será algo sencillo en la Argentina. Pasamos de la Patria financiera a la Patria sojera”, dice el Koenig.

En la sala “Juan L. Ortiz” de la Biblioteca Nacional (Agüero 2502, CABA) se presenta este viernes a las 19 el libro “América Latina, Ahora o Nunca”, una recopilación de escritos y discursos de Juan Domingo Perón que realizó la editorial Punto de Encuentro.

La presentación estará a cargo de Horacio González, director de la Biblioteca Nacional; Yolanda Ortiz, primer Secretaria de Ambiente y Desarrollo Humano de Juan Domingo Perón; Carlos Benítez, Editorial Punto de Encuentro; Gustavo Koenig y Ramón Prades, coordinadores de la Cátedra Abierta “América Latina Ahora o Nunca”.

“A casi 40 años de su difusión se vuelve insoslayable la tarea de retomar el legado ecológico que Perón le dejara al mundo, en quizás su más alta contribución. Hemos decidido relanzar este mensaje como principio necesario para la supervivencia de la especie. Porque este no es un problema más, es el problema”, remarca Gustavo Koenig.

¿Qué es lo que ustedes proponen como re-actualización doctrinaria?

Nosotros creemos que es urgente generar un profundo y amplio debate en torno a la actualización de la doctrina peronista para profundizar la formación de cuadros. Si los principios, valores e ideas fundamentales del cuerpo filosófico peronista no están vigentes; si no hay ideas que incendien el pecho de los militantes, se termina cayendo en el anacronismo o en el oportunismo.

El anacronismo es trasladar acríticamente los ’70 a esta época. Uno debe reivindicar la lucha de los compañeros y compañeras de los ’70, de las generaciones pasadas que dieron la vida por la Patria. Lo que no se puede es tomar prestada la mística de otra época para militar en el 2010.

Vamos… pasaron mas de treinta años y muchos pibes todavía andan cantando “con los huesos de Aramburu vamos a hacer una escalera”. Eso es anacrónico, eso está fuera de los problemas concretos que hoy vive la Argentina. ¿Cuántos militantes se saben de memoria todas las divisiones entre FAR, FAP y Montoneros, con sus siglas inclusive y no tienen la menor idea de lo que es el glifosato? Nuestra generación tiene que generar su propia mística, y creo que esa nueva mística estará profundamente marcada por la integración latinoamericana, por la recuperación de los recursos naturales y por los problemas ambientales.

Otro anacronismo que es aun peor, más viejo, es creer que estamos en el ’45, que se viene el plan quinquenal, la industrialización y el desarrollo industrial tal cual se dio en esos tiempos. El mundo ha cambiado, la globalización capitalista ha hecho estragos con la naturaleza y hoy estar a la altura de las circunstancias históricas de lo que sucede en la humanidad, es por lo menos permitirse discutir con las ideas de desarrollo y crecimiento.

¿Y el oportunismo?

Como dije, es la otra tendencia que genera la ausencia de doctrina. En vez de tomar prestadas ideas viejas, no se tiene en cuenta ninguna, y se rosquea todo el tiempo. La rosca, la conspiración, la especulación constante, se convierten en una cultura política que gana terreno en todas las reuniones. El poder como fin en si mismo. Es la misma cultura neoliberal de la especulación financiera llevada al ámbito de la política, y este ámbito incluye a la militancia. Hacer política sin ideas es muy parecido a hacer negocios. El otro día escuchaba en la mesa de al lado de un bar, dos pibes que charlaban si el candidato tal “cotiza” tanto… de que quién “capitaliza” tal o cual hecho. Parecía que estaban hablando de negocios.

Imagínate lo que generan estas dos tendencias, anacronismo y oportunismo, ética setentista y rosca noventista… Se te parte la cabeza, te da un desguince cerebral.

Solo una re-actualización doctrinaria en el peronismo, que rescate los postulados ecológicos y ambientales de los que hablaba Perón, puede volver a vincular la doctrina a la necesidad urgente de la etapa: Recuperar los recursos naturales.

¿Cómo se pueden recuperar los recursos naturales?

Muchos nos dicen que somos los eco-peronistas, y eso somos. No hace falta más que leerlo a Perón para que comprendan nuestra posición.

La recuperación de los recursos naturales no será algo sencillo en la Argentina. Pasamos de la Patria financiera a la Patria sojera. Ya vimos lo que pasó cuando se quiso tocar un poco de las ganancias extraordinarias de los popes del campo.

A diferencia de lo que creen algunos, que el conflicto del campo sólo se enmarca en una disputa en torno a la distribución del ingreso, que sólo era una cuestión de cómo repartir la guita, para nosotros ese conflicto generó algo mucho mayor aun: un proceso de concientizacion sobre el problema de los agronegocios, del monocultivo sojero y el modelo extractivo y contaminante que eso conlleva.

¿Cómo pienso que se pueden recuperar nuestros recursos? Algunos políticos creen que los recursos naturales se pueden recuperar haciendo películas y juntándose con cualquiera. Para eso, en vez de convocar militantes deberían convocar extras…

Nosotros creemos que vamos a volver a ser dueños de nuestros recursos desde la política y desde la cultura, es decir: desde la integración regional y desde el Estado. Sólo desde el Estado podremos recuperar nuestros recursos y es con este gobierno y no con otro que estamos en un proceso de recuperación del rol del Estado y de profundización de los vínculos con los países de la región.

Hace unos meses en la Facultad de Derecho, escuchamos al vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, plantear con mucha claridad que el Estado es también monopolio de los recursos. Pero ese monopolio se divide en tres planos: simbólico, relaciones de fuerza e institucionalidad. Nosotros tenemos relaciones de fuerza adversas en torno a la soberanía de los recursos, tenemos una institucionalidad caduca, la constitución menemista de 1994, que provincializa la soberanía de los recursos. Y creo que estamos aun en el tercer plano, el simbólico, es decir, todavía tenemos que instalar, irradiar estos temas en el seno de la sociedad Argentina. Los movimientos campesinos, los movimientos ambientalistas y los pueblos originarios tendrán un rol fundamental, y más aun cuando se aplique la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

¿Por qué una cátedra abierta y por que “América Latina, Ahora o Nunca”?

Nosotros queríamos hablar del pensamiento de Perón en la UBA., en la Facultad de Ciencias Sociales. Imagínate que osados, hablar de Perón ahí es casi imposible. La carrera de sociología se funda en 1958, y piensen qué pasaba con el peronismo en esa época, estaba proscripto. Bueno, ahora también en las facultades el pensamiento de Perón sigue proscripto. Todo lo que tiene que ver con esta tradición filosófica y cultural tan arraigada en nuestro pueblo, es tildado de populista, ensayista o directamente de berreta. Es lo que decía Arturo Jauretche, el pensamiento criollo es denostado y subordinado al pensamiento científico de la “intelligentzia”. Fue entonces que decidimos hacer una cátedra abierta, para que también puedan venir nuestros cumpas de los barrios, los cumpas de los sindicatos, nuestros amigos de los bares, y hacer un debate itinerante que viaje por la Argentina.

Hemos elegido como nombre de la cátedra el titulo de un libro de Perón que nos partió la cabeza: “América Latina Ahora o Nunca”. Es increíble descubrir que hace 50 años Perón hablaba de que los principales problemas de la humanidad serían la superoblación y la super industrialización, algo que hoy nos estalla en las narices.

Perón lo dice bien claro, la disputa se dará en Latinoamérica, ya que este lugar, nuestro lugar, es el mayor reservorio de alimentos y materias primas del mundo. Estamos parados sobre los alimentos y las materias primas que los países poderosos ambicionan. La superoblación, es la que genera la disputa por los alimentos, léase lo que hoy sucede con los organismos modificados genéticamente (OGM), la industrialización del campo, los feed lot, etc. Y la superproducción, que genera la disputa por las materias primas, la minería a cielo abierto, el petróleo, el agua.

Ese libro es imprescindible para cualquier militante que quiera formarse porque es Perón hablando de ecología, es de una actualidad y una claridad sorprendente.

A veces el titulo “Ahora o Nunca” parece alarmista, pero no lo es. Simplemente queremos expresar la urgencia que siente nuestra generación para avanzar con la integración regional. Sólo con una América Latina unida podremos ser dueños de nuestros recursos y, retomado el mensaje ancestral de los pueblos originarios, irradiar al mundo una nueva cultura de la relación con la naturaleza que permita la supervivencia de la especie. Una urgente integración latinoamericana es más importante de lo que pensamos.

www.ecoperonismo.blogspot.com En Facebook: America Latina Ahora o Nunca

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Reflexionamos al respecto de la marihuana y todos sus usos, desde los recreativos hasta los medicinales.
Sobre controversias y conflictos del teletrabajo, escribe para Revista Zoom: Eduardo Silveyra
El titular de la Celag y escritor español habló con Revista Zoom. Analizó el resultado electoral argentino y contó detalles de su nuevo libro “Evo: operación rescate”.