Segunda vuelta en Perú: las urnas deciden si los peruanos encuentran o pierden un aliado

Por Causa Popular.- Llegó el día para que los peruanos elijan su próximo presidente. Este saldrá entre el ex militar nacionalista Ollanta Humala y el ex presidente socialdemócrata Alan García. Si de algo están seguros en Perú, es que las encuestas que allí se realizan no son de fiar, por ello, aunque estas favorezcan al candidato del APRA, nadie se atreve a predecir quién gobernará Perú hasta el 2011. En el contexto latinoamericano en el que se desarrolla la contienda electoral no fue una sorpresa el rol que jugó Hugo Chávez en la campaña. Su apoyo explícito a Humala, llevó a García a diferenciarse del presidente venezolano y quedar automáticamente alineado a la política anterior seguida por el actual presidente Alejandro Toledo. No parece haber lugar para terceras vías en la región, la integración latinoamericana de los pueblos, o los acuerdos de libre mercado con Estados Unidos pueden encontrar o perder un nuevo aliado el domingo en Perú.

Perú celebra este domingo su segunda vuelta presidencial, en la que el candidato socialdemócrata Alan García llega como favorito ante el nacionalista Ollanta Humala, aunque los peruanos se muestran cautos, y nadie se atreve a decir la última palabra, salvo los propios candidatos claro. La jornada electoral movilizará a 16,5 millones de electores, y será resguardada por unos 90.000 soldados y policías.

Perú tiene 27 millones de habitantes, y aunque el país crece el 5% anual desde el 2001, 52% son pobres y 19% vive en extrema pobreza. Como quedó demostrado durante la década del ’90 en todo el continente, un funcionamiento correcto de la macroeconomía no significa un mejoramiento e la calidad de vida de la población.

La economía peruana es una de las que más ha crecido en los últimos años en América Latina: el 2005 el PIB creció más de 6%, la inflación fue 1,3%, la deuda externa total cayó a cerca de 29.000 millones de dólares, el peso del PIB en la deuda pública pasó de 46 a 38% y el déficit fiscal es de 1%.

No hay dudas que luego de las presidencias de los políticos neoliberales aliados con Estados Unidos, Alberto Fujimori, y Alejandro Toledo, Perú necesita profundas reformas que mejore la calidad de vida de su población.

De allí que ambos contendientes se disputaron hábilmente la forma del cambio que cada uno propone. Mientras que Alan García promete un cambio moderado y “responsable”, Humala habla de un cambio radical y critica el “caduco modelo económico”, proponiendo la nacionalización de los recursos naturales, temas que García prefirió no abordar.

Durante la campaña quedó claro que ambos candidatos intentaron ganar el electorado de los votantes de la derecha, cuya candidata quedó en tercer lugar en la primera vuelta. De allí que Humala en sus últimas declaraciones públicas se haya intentado separar del presidente venezolano Hugo Chávez.

En un contexto regional en el que el enfrentamiento de Venezuela con Estados Unidos, su salida de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), y el apoyo incondicional a la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia, divide aguas, el ex presidente utilizó a Hugo Chávez en la campaña para diferenciarse de Ollanta Humala, simpatizante declarado del nacionalismo chavista. García llegó a reducir la elección en la frase: “Chávez o Peru”. Algo bastante engañoso por estos tiempos, ya que el Tratado de Libre Comercio firmado por el actual gobierno con los Estados Unidos, y la política exterior que los dos últimos gobiernos peruanos siguieron, más los aliados con los que acordó el APRA para ganar la segunda vuelta, convierten la frase de Alan García en “Chávez o Estados Unidos”.

Las elecciones serán supervisadas por una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) al frente del ex canciller canadiense Lloyd Axworthy con un centenar de observadores. En sus últimas declaraciones públicas ambos candidatos instaron a los peruanos a romper el abstencionismo que supieron conseguir los últimos gobiernos, y acudir a las urnas, no votar en blanco o impugnar, una opción que según los sondeos, evaluaban ejercer entre 10 y 15% de electores.

A diferencia de la primera vuelta del 9 de abril, esta vez García parte como favorito según todos los sondeos -cuya difusión en Perú está prohibida desde hace una semana-. Humala ganó la primera vuelta presidencial del 9 de abril con 30,6% de los votos, seguido por García con 24,3%. El ganador de este domingo asumirá el 28 de julio próximo por un período de cinco años, en reemplazo del saliente Alejandro Toledo, cuyo mandato acaba con una popularidad por el piso.

El presidente electo entrará en funciona el mismo día que lo hará el nuevo Congreso, cuya composición definitiva se conoció este sábado a casi dos meses de las elecciones legislativas del 9 de abril. Gane Humala del partido Unión por el Perú o García de la Alianza Popular Revolucionaria Americana, APRA, ninguno de ellos tendrá mayoría en un parlamento de 120 miembros, con mucho poder debido a su sistema unicameral. Mientras que Unión por el Perú logró 45 escaños, el APRA alcanzó los 36

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.