Sabe a lucha la palabra que no conoce de olvido

Suele ocurrirle a algunas efemérides lo que a aquellos sacos viejos que sólo sacamos de tanto en tanto del ropero y nos devuelven un olor a naftalina inocultable.

Sin embargo hay otras fechas que guardan entre nosotros como sociedad una actualidad que nos interpela y que nos exige respuestas. El recuerdo de “la noche de los lápices” es una de estas fechas, en donde el ejemplo de aquel grupo de estudiantes secundarios que fueran asesinados por la dictadura genocida se hizo carne en las generaciones de jóvenes que los siguieron y que padecieron también ellos las inclemencias de la noche neoliberal aunque bajo gobiernos democráticos.

Desde aquella triste noche de los lápices los secundarios de todo el país dieron vida a los reclamos de aquellos chicos cargándolos con los reclamos y las palabras de las nuevas generaciones, aportando actualidad a algunas viejas banderas y proponiendo otras nuevas.

En esta oportunidad, un nuevo recordatorio de aquel 16 septiembre, desde distintas organizaciones sociales y políticas, ONG`s, sindicatos y organismos de DDHH pensamos que es éste un buen momento para dar un marco legal que garantice condiciones de vida dignas para todos los jóvenes de nuestro país, castigados duramente a lo largo de estos años por las inclemencias de las políticas del ajuste y del hambre.

Por eso apoyamos la presentación que realizará la diputada Victoria Donda de la Ley de Juventud la cual plantea, entre otros aspectos, que “El Estado, a través de los órganos que ejercen el Poder Público adoptará las medidas legislativas, judiciales y administrativas necesarias para garantizar a los jóvenes y las jóvenes:
El pleno e integral disfrute de sus derechos humanos, políticos, sociales y económicos, como actores y sujetos del proceso educativo, ético, cultural, laboral y deportivo;
El acceso a la salud, a la educación, a la vivienda digna, a la capacitación y al primer empleo;(…)”
.

Mientras desde algunos sectores reaccionarios de la sociedad se busca judicializar a la juventud bajando las edades de imputabilidad, el ejemplo de aquellos jóvenes militantes que dieron su vida por un país con justicia para todos nos dice que en los jóvenes vive nuestro futuro y nuestra esperanza.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Reflexionamos al respecto de la marihuana y todos sus usos, desde los recreativos hasta los medicinales.
Sobre controversias y conflictos del teletrabajo, escribe para Revista Zoom: Eduardo Silveyra
El titular de la Celag y escritor español habló con Revista Zoom. Analizó el resultado electoral argentino y contó detalles de su nuevo libro “Evo: operación rescate”.