Repsol gana en Argentina un 30 por ciento más que el año anterior y en Bolivia la acusan de contrabando

Por Causa Popular.- Repsol – YPF, la empresa multinacional que más factura en Argentina, anunció que durante el 2005 registró un beneficio neto de 3.120 millones de euros, un 29,2 por ciento más que en 2004. Entre las causas del incremento la compañía consideró el aumento del precio internacional del petróleo y la suba del gas en Argentina y Trinidad y Tobago. En ediciones anteriores explicamos que Repsol-YPF exporta gas de su subsidiaria en Bolivia a precio preferencial, pero los precios locales suben, y las cuentas de la multinacional española engordan con un considerable aporte del bolsillo de los argentinos. Pero eso no es todo, ahora se descubrió que una filial de Repsol en Bolivia está acusada de contrabandear petróleo.

La petrolera hispano argentina Repsol-YPF registró el año pasado un beneficio neto de 3.120 millones de euros, un 29,2 % superior al de 2004, marcando un nuevo récord para la compañía. Entre los principales aportes al incremento de las ganancias están los altos valores que alcanzó el barril de crudo y, también, los aumentos en el precio de venta del gas en Argentina y Trinidad y Tobago.

Según informó la Repsol a la prensa, los resultados operativos crecieron en todas sus líneas de negocios para llegar a los 6.161 millones de euros. El flujo de caja creció un 50,6% y alcanzó los 7.074 millones de euros, la deuda de la compañía se redujo un 16,4 por ciento para ubicarse en 4.513 millones de euros y las inversiones, por 3.713 millones de euros, fueron “ligeramente inferiores” a las de 2004.

Por áreas de negocio, el resultado de exploración y explotación creció un 6% a 3.246 millones de euros -por el aumento del petróleo y el gas-, pese a que la producción de hidrocarburos se redujo un 2,3%, entre otras cosas por las huelgas en Argentina. La producción de gas, en cambio, aumentó ligeramente gracias a que el mayor aporte de Trinidad y Tobago, Bolivia y Venezuela compensaron la disminución en Argentina y Argelia.

Durante los últimos años, desde que los recursos gasíferos de nuestro país comenzaron a escasear, Repsol Bolivia (por su participación en Andina) aumentó sus ventas a Repsol Argentina, para que ésta lo distribuya y comercialice aquí. Los supuestos precios “solidarios” que aún dicen que están amenazados por la política hidrocarburífera del flamante presidente de Bolivia, Evo Morales, fueron siempre, en definitiva, producto de la transferencia entre dos filiales de una misma empresa.

Aunque la extracción de gas en nuestro país haya comenzado a escasear, lo que podría llevar a un aumento del valor de extracción y por lo tanto del precio final, la merma estuvo compensada por el gas que se exportaba desde Bolivia. A pesar de esto, el gas para los argentinos aumentó, contándose hoy entre los factores que incrementando las ganancias de una empresa ubicada en 28 países del globo.

A pesar de que la Argentina es un país productor de gas y petróleo, en la actualidad, para suministrarse de los mismos, debe pagarlos a precio internacional, algo que no sucede en otras partes de América Latina. Una de las primeras medidas que Venezuela y Bolivia han tomado para lograr un desarrollo independiente de sus economías, es recuperar los recursos naturales con los que cuenta, buscando garantizar el suministro a su población a precios preferenciales, evitando la exportación indiscriminada.

La Argentina hasta ahora sólo permite que los precios preferenciales sean un mayor beneficio para las empresas. Los ejemplos latinoamericanos nombrados, demuestran que para ganar independencia no alcanza hacerlo con lo organismos financieros y la creación de una Sociedad Anónima con participación del Estado como ENARSA -que sólo sirvió hasta el momento para subsidiar las exploraciones de Repsol. La política energética continúa siendo una de las manchas negras en el gobierno argentino. Por ahora no existen indicios de que existan planes que busquen revertirlo.

Nuevas reglas de juego para Repsol en Bolivia

Ya no le resultan tan fácil a Repsol los negocios en Bolivia. La petrolera española se encuentra abocada a negociar con el flamante gobierno de Bolivia la construcción de un gasoducto de unos 200 kilómetros, que incrementará los volúmenes de exportación de gas natural. Las conversaciones estaban en desarrollo porque el gobierno aún no definió su política hidrocarburífera. La semana pasada Repsol-YPF anunció una inversión de 150 millones de dólares en la construcción del gasoducto Carrasco-Cochabamba en el centro de Bolivia y en una nueva planta de Gas Licuado de Petróleo (GLP) para abastecer al mercado interno.

Aunque no se encuentre en su agenda, no es nada ajena a las negociaciones la investigación que la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) inició por supuesto contrabando de crudo a la empresa petrolera Andina, filial de Repsol-YPF.

El fiscal de distrito de la ciudad de Santa Cruz entregó pruebas contra Andina a la que acusa de contrabandear Petróleo por poco más de nueve millones de dólares. El proceso se encuentra en la etapa y todavía no hay un juicio en contra de la empresa.

El Ministerio Público delegó el miércoles a tres fiscales la investigación del caso. La aduana acusa a Andina por el contrabando de 230.400 barriles de Petróleo entre junio de 2004 y julio de 2005. La compañía reiteró recientemente que no cometió delito alguno y que demostrará su inocencia en la fiscalía.

Repsol-YPF, al igual que otras petroleras extranjeras, tiene pendiente la renegociación de sus contratos con YPFB para adecuarlos a la nueva ley de hidrocarburos que elevó los impuestos a las petroleras el año pasado. Esa legislación, más el anuncio del presidente Evo Morales de nacionalizar los hidrocarburos sin afectar la propiedad de las compañías, provocaron tensiones con las petroleras en el pasado reciente.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.