¿Qué ven cuando no ven?

En el juego de enturbiar la realidad -los enturbiadores- ganan por el resultado que surge de contar cuántos cayeron al pozo…” Han notado que la mala noticia ha saturado la razón, el discernimiento. Al pobre habitante natural del día, ya no le queda ni la posibilidad de elegir qué escuchar o mirar o leer. Desde el NO positivo todo se No-positivó, está uniformado con un NO puedo, No podré nunca, porque No sirvo y tampoco sirve mi país. Todos estamos mal vale… y cotiza muy bien en los que ejecutan el miedo. Por más que le digan que tiene el “control” y aunque intente cambiar de medio, al numerario, nada lo protege del mal augurio cotidiano. Los medios han logrado “armar” a una importante porción de gente… no de ametralladoras, sino de repeticiones nefastas y esto que es vivir la vida, se ha convertido, pareciera, en un camino irremediable al infierno, sin penas ni glorias. Uno es testigo en cada espacio que se desempeña, de lo bien que les fue y les va a mucha gente tomando como medida su único Dios: lo económico, y ahí se observa que su pasar, autos, 4×4, viajes, placeres caros… son para complacer en abundancia a sus ambiciones aunque lo nieguen. En esto de mirar y ver, uno no puede ser espectador pasivo de la diferencia que existe entre la clase media y alta con los pobres. Sabemos que también ha sido proporcional en la misma medida: Cuanto más suben, más son los que bajan o mueren pisoteados. Muy a pesar de este panorama, los que tienen todo, son los que ocupan las noticias con sus quejas e intentonas desestabilizantes. Creo que, quienes ejercemos la tarea de informar, desde distintos ámbitos, debemos colaborar en des-articular lo mal articulado que desde los medios y gran parte de grupos o algunos rejuntes políticos, cada día presentan como la bomba que va a estallar en tu mesa… Voy a citar a modo de graficar la mala fe que me inspira la señora Carrió, dado que aparece como abanderada de la nefasta banda libertaria y que abusa de lo que tanto dice cuidar que es la democracia de todos. No puede seguir haciéndose la “bola santa o del saber” y opinar con semejante cinismo sobre temas puntuales, entre otros, la búsqueda de identidad de los hijos de desaparecidos por los genocidas y que las Abuelas, han sabido llevar adelante con tanto sacrificio, pretendiendo opacar la trayectoria de esas mujeres, que son ya, algo así como sagradas para quienes podemos sentir el daño y el dolor que significa buscar un hijo o nieto robado. No se puede dejar que esta señora , obedeciendo vaya a saber a quién… agregue más dolor al que tienen muchos seres humanos comprometidos en serio con la vida y la dignidad sin más paga que la misión de cumplir con cada conciencia. Sus declaraciones son un claro y permanente atentado a la paz social de los argentinos y de las instituciones de la democracia. Por la salud de gran parte de la población a la que le han hecho perder la esperanza, es que, cada uno de los que ya no le compramos el libreto a nadie, mucho menos a “macri, carrio, cobos, morales, dueños de multimedios y voceros,, duhalde, de narváez, ripoll, castel, solá, de angelis, buzzi, izquierderechizoides, mesa de enlace, sra, , cra, faa, bergoglio, berman” y todos los que integran el re-volver a los 90 con el management del tío carlos saúl y cavallo, tenemos que re-copar, re-volucionar, re-encausar las ganas y la construcción de la esperanza a cada instante. De-mostrar en cada espacio que podamos, que existen las buenas noticias, las buenas intenciones, las buenas personas muy a pesar de – ellos- verdaderos mandingas de nuestra tierra.

Miguel Longarini

miguellongarini@speedy.com.ar

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Recorremos los diversos problemas que tiene que afrontar el gobierno luego de las elecciones de este año. También pensamos en los diferentes temas que su agenda deberá abordar.
Con la llegada del macrismo a CABA, se instaló un modelo de ciudad expulsiva. Desde Revista Zoom analizamos el funcionamiento de este.
Abordamos la concentración de capital en el mercado argentino. Enfocamos sus efectos y su influencia en la inflación.