«Que no pase lo mismo que con Patti»

Dos abogadas rosarinas Nadia Schujman y Ana Oberlin, pidieron la detención del ex comisario Edgardo Mastandrea, consultor en seguridad del ARI bonaerense, y uno de los nombres que disputa una candidatura legislativa en la Coalición Cívica de Elisa Carrió. Un testimonio fue fundamental: El de José Maria Budassi, sobreviviviente de un grupo de jóvenes de San Nicolás que cayeron en una redada y desaparecieron en Junín, donde Mastandrea era oficial inspector. «No queremos que pase lo mismo que con Patti. Lo impugnamos antes», apuntó Budassi.

El fiscal federal Juan Patricio Murray y la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires ya habían pedido su detención, tal como había dado cuenta Horacio Verbitsky el último domingo en Página/12, para que fuera indagado por privación ilegal de la libertad y tormentos, en una causa en la que el juez federal de San Nicolás, Carlos Villafuerte Ruzo ya indagó y procesó a los coroneles Manuel Fernando Saint Amant y Carlos Diego Ricardes, a quienes también les reprochó la desaparición de varias de las víctimas.

Los secuestrados tenían entre 16 y 22 años y eran alumnos o egresados del Colegio Don Bosco de San Nicolás. En un memorando dirigido al general Carlos Suárez Mason, Saint Amant afirmó que allí funcionaba con protección del obispo Carlos Ponce de León, quien poco después fue asesinado en un falso accidente carretero, «un grupo juvenil en cuyo seno se refugia una célula montonera, que actualmente es investigada». Los ex alumnos del Don Bosco fueron secuestrados y nunca volvió a saberse de Gerardo Cámpora, Carlos Farayi, las hermanas Rosa Raquel y María Cristina Alvira, Horacio Aristides Martínez, Regina Spotti, María Rosa Baronio, Jorge Luis Reale y Carlos Alberto Grande.

Budassi, secretario de Derechos Humanos de SUTEBA y dirigente de la CTA con el patrocinio de Oberlin y Schujman, concretó su presentación el último jueves, por el hecho que explicó a Rosario/12. «Todo comenzó en mayo del 77 con una redada que tuvo lugar en San Nicolás a diez jovenes, algunos de los cuales quedaron en condición de desaparecidos, como Gerardo Cámpora, Carlos Farayi. Mientras, Pablo Martínez y yo, estuvimos desaparecidos durante más de un mes, para ser luego blanqueados. Esto ocurrió en Junín (provincia de Buenos Aires) y es allí donde este personaje Mastandrea interviene como policía. Consideramos que tiene información de primera mano sobre quiénes fueron los responsables de los secuestros que ocurrieron entonces.

– ¿Qué cargo tenía Mastandrea entonces?

– En ese momento era el tercero en la jerarquía en la comisaría de Junín, era oficial inspector.

– ¿Qué rol jugó Mastandrea?

– Tuvo un rol protagónico porque nos tomó la declaración a nosotros, y estuvo en otro hecho que fue mi ‘resecuestro’, para presionarnos que firmáramos la declaración, que no tenía nada que ver con lo que había pasado, sino con lo que habían solicitado los responsables militares de esa zona. Incluso detuvieron a un grupo de personas cercanas, a dos de los cuales los torturaron.

– ¿En la desaparición de cuantas personas tendría responsabilidad Mastandrea?

– La responsabilidad de Mastandrea está ligada directamente los diez jóvenes que formábamos este grupo del Don Bosco, oriundos de San Nicolas.

– ¿Por qué terminaron detenidos en Junín?

– Porque a Pablo Martínez y a mi nos secuestran en San Nicolás, y mientras al resto quedan desaparecidos, a nosotros dos nos blaquean por una decisión del responsable militar de esta región que era el teniente coronel Saint Amant. Por eso aparecemos en Junín. Después nos hicieron un consejo de guerra, y nos encarcelaron. En definitiva nos apresaron en el 77 y terminamos saliendo en la Navidad del 82.

– ¿Dónde estuvieron detenidos?

– Después que nos blaquearan en Junín, nos trajeron a la cárcel de San Nicolás, donde estuvimos hasta abril del ’78, despues nos llevaron a Devoto, en donde nos hicieron un Consejo de guerra, y nos condenaron a ocho años de reclusion. Después pasamos por cárceles como La Plata , Sierra Chica y Caseros.

– ¿Por qué dicen que no quien que con Mastandrea pase lo mismo que con Luis Patti?

– Porque lo que ocurrió con Patti, al menos lo que dice la Corte es que no se lo impugnó antes de que presentara su candidatura. Y en este caso estamos ante el cierre de listas para las elecciones de octubre, por lo que estamos averiguando si este personaje esta incluido como candidato. Después tenemos igual un plazo, pero bastante limitado para las tachas y enmiendas para su impugnación.

– ¿Qué lugar en la lista puede tener?

– A primer senador por la provincia de Buenos Aires, por el ARI en la Coalición Cívica. Pero lo más curioso es que Mastandrea tiene un discurso que lo ubica en las antípodas de Patti. Es una voz que muchas veces periodistas o políticos lo consultan porque les parece un tipo piola. Hoy esta como asesor de Carlos Raimundi del ARI y participó en la elaboración del plan de seguridad de provincia de Buenos Aires del ARI. Y anteriormente fue asesor de Eugenio Zaffaroni cuando era diputado por la Ciudad de Buenos Aires. Es decir es como un camaleón bastante jodido.

– ¿Cuándo lo denunció por primera vez a Mastandrea?

– Hace muchos años que lo venía viendo, porque es muy mediático. Lo que pasó es que en la época que apareció todavía estábamos con las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, estoy hablando del año 97 y 98.

Pero recién hace dos años cuando se reiniciaron las causas con la derogación de las leyes de impunidad, lo denuncié en mi testimonio y lo nombré, al igual que mis compañeros de causa. Y esto es lo que llevó al fiscal de San Nicolás Juan Murray a solicitar su detención e indagatoria.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Analizamos el federalismo argentino, centralizándonos en el AMBA y su funcionamiento. ¿Cómo se hace para gobernar una región en la que se deben coordinar asuntos con dos gobernadores y cuarenta intendentes?
Proponemos recuperar el rol de las mujeres en las organizaciones político–militares de izquierda surgidas en la década de 1970 en Argentina, como también la militancia en las organizaciones de base.
Repasamos la medida del “dólar soja” y los altibajos de la economía nacional, junto a la inflación en los diferentes sectores de consumo