Protestas en Francia: cómo los galos hacen frente a la flexibilización laboral y soportan el menemismo a la europea

Por Causa Popular.- El gobierno francés de derecha viene de derrota en derrota. Luego de sufrir el “no” propinado por la población a la Constitución Europea por su aire neoliberal, y la reciente rebelión de los jóvenes inmigrantes que lo fue debilitando, las multitudinarias movilizaciones en contra de la Ley de “contrato primer empleo” (CPE) jaquea al presidente Jacques Chirac. Las movilizaciones protagonizadas por obreros y estudiantes, sin referentes desde el famoso Mayo Francés del 68, cuenta con una amplia legitimidad entre la población. Desde hace una década el desempleo en Francia es de los más altos de la Unión Europea, rondando el 10 por ciento, pero alcanzando el 25 por ciento entre la juventud. Parecen agotarse los mecanismos institucionales que podrían haberse hecho eco del reclamo de los trabajadores y los estudiantes en las calles. Tanto el Consejo Constitucional con la facultad de invalidar una ley, como el presidente Chirac no hicieron más que avalar el CPE. Para el próximo martes las centrales sindicales y coordinadoras estudiantiles convocaron a una nueva protesta.

El Contrato de Primer Empleo (CPE), creado por el cuestionado primer ministro Dominique de Villepin con el supuesto fin de combatir el desempleo juvenil, fue el detonante que llevó a Francia a una profunda crisis social y política. El CPE no es más que la versión europea de las Leyes de flexibilización laboral que aún hoy rigen los destinos del mercado laboral argentino. A los franceses, como a los argentinos en los 90′, esta trillada receta neoliberal se la presentaron como una medida para combatir el desempleo.

El CPE es un contrato destinado a los menores de 26 años que permite el despido sin justificación durante dos años. Lo que fue denunciado por los sindicatos como la “institucionalización de la precariedad” laboral.

Los mismos argumentos que escuchamos los argentinos, fueron pronunciados por el presidente Chirac en un mensaje televisivo a los franceses pronunciado el viernes 31 a las 3 de la tarde. Chirac anunció que el poder ejecutivo promulgaría la Ley, por ser necesaria para brindar “igualdad de oportunidades” a los jóvenes. “Con este contrato, el primer ministro, Domenique de Villepin, ha querido ofrecer a todos estos jóvenes nuevas oportunidades de empleo: que puedan acceder a las empresas, ponerse a prueba en ellas, adquirir una verdadera experiencia laboral, con un verdadero contrato de trabajo”.

El mensaje televisivo había generado expectativas en amplios sectores de la sociedad francesa, ilusionados con la posibilidad de que Chirac se negara a promulgar la Ley, y pusiera un punto final al conflicto que se desató cuando el 16 de enero se anunció la creación del CPE.

Antes del mensaje de Chirac, los franceses habían depositado esperanzas en el Consejo Constitucional. Se esperaba que en su reunión del pasado jueves 30 abriera una salida a la crisis invalidando total o parcialmente el Contrato Primer Empleo, allanando de esta forma la salida al premier Dominique de Villepin. Pero ocurrió precisamente lo contrario.

Chirac, por su parte, si ofreció reformas parciales, como reducir a un año el período en el que se podría despedir a los jóvenes y obligar a los empleadores a decir por qué motivo ponen fin al contrato. “Pido al gobierno tomar todas las medidas necesarias para que, en la práctica, no se pueda firmar ningún contrato sin integrar plenamente el conjunto de estas modificaciones”, dijo el mandatario.

Pero la reacción inmediata de los líderes estudiantiles y sindicales fue la contraria a la esperada por el gobierno francés, y anunciaron una nueva manifestación en repudio.

Según declaraciones difundidas por la BBC, el presidente de la Unión Nacional de Estudiantes de Francia (UNEF), Bruno Julliard, dijo que estaba “consternado” por la declaración de Chirac. “Esperábamos que el presidente de la República escuchara el mensaje que desde hace dos meses envían la juventud y los trabajadores, y retirara el Contrato de Primer Empleo”.

“¿Y qué es lo que nos dice? Nos enumeró los mismos argumentos que venimos escuchando hace varias semanas”, añadió.

Por el lado de los trabajadores, el secretario general de la organización sindical Fuerza Obrera, Jean-Claude Mailly, dijo que la decisión de Chirac es “inaceptable”. “No está a la altura de lo que esperábamos…no hemos recibido la respuesta con que contábamos”, manifestó, en declaraciones a la televisión francesa.

Desde el 7 de febrero la movilización en contra el CPE fue en un continuo ascenso y variando su número y composición social.

Primero fueron 250.000 personas las que se volcaron a las calles, con mayoría de estudiantes, un mes después el número se manifestantes se había duplicado superando el medio millón.

Para el sábado 18 de marzo a los estudiantes se sumaron los sindicatos, sumando un millón y medio de personas en todo el país, un número sin precedentes para los franceses. El martes se escribirá un nuevo capítulo.

Cronología de los principales acontecimientos con respecto al CPE:

– 16 de enero: Dominique de Villepin anuncia la creación del CPE, un contrato destinado a los menores de 26 años que permite el despido sin justificación durante dos años.

Los sindicatos denuncian una «institucionalización de la precariedad» laboral.

– 7 de febrero: Entre 218.000 y 400.000 personas se manifiestan en toda Francia.

– 14 y 16 de febrero: Manifestación de miles de universitarios y estudiantes de enseñanza secundaria en París y en varias grandes ciudades del país.

– 7 de marzo: Entre 400.000 y un millón de personas se manifiestan en Francia. Unas 20 universidades llevan a cabo una huelga.

– 9 de marzo: El Parlamento aprueba el CPE y Villepin anuncia su aplicación «en las próximas semanas».

– 10 de marzo: La Sorbona, la universidad parisina símbolo de la revuelta estudiantil de mayo de 1968, es ocupada por varios centenares de estudiantes, evacuados durante la noche por las fuerzas del orden, que también cerraron la institución.

– 14 de marzo: El presidente Jacques Chirac expresa su «apoyo total y sin reservas» a Villepin.

– 16 de marzo: Entre 247.500 y 500.000 personas se manifiestan en Francia. Varios incidentes violentos. Un total de 58 de las 84 universidades del país se ven afectadas por el movimiento de protesta, que también es seguido por los centros de enseñanza secundaria.

– 18 de marzo: Tercera jornada nacional de movilización (1,5 millones de manifestantes en todo el país). En París, los enfrentamientos al final de la protesta popular dejan un saldo de 52 heridos, 34 de ellos policías, y un sindicalista en coma desde ese día.

– 19 de marzo: Villepin excluye la retirada del CPE.

– 22 de marzo: Nicolas Sarkozy, ministro del Interior y presidente del partido gubernamental UMP, se declara favorable a «una experimentación de seis meses» del CPE.

– 23 de marzo: Entre 220.000 y 450.000 jóvenes se manifiestan en Francia. En París se producen enfrentamientos violentos al margen de las manifestaciones, como en otras ciudades del país. Unas 630 personas son detenidas y 90 policías resultan heridos.

– 24 de marzo: Chirac declara que la ley «debe ser aplicada». Villepin recibe a los dirigentes de los cinco principales sindicatos ante los que reitera que no retirará el CPE.

– 25 de marzo: Sarkozy hace un llamamiento a «un compromiso».

– 28 de marzo: Entre uno y tres millones de personas participan en Francia en una nueva jornada de manifestaciones, las más seguidas en los últimos 20 años en Francia. Nuevos incidentes en París.

– 29 de marzo: Villepin se mantiene inflexible y los sindicatos convocan una nueva jornada nacional de movilización para el 4 de abril.

– 30 de marzo: El Consejo Constitucional aprueba la ley que instituye el CPE, mientras un 83% de los franceses, según las encuestas, desean la retirada o una modificación profunda del CPE.

– 31 de marzo: El presidente Jacques Chirac anuncia que promulgara la ley pero con algunas modificaciones. Dirigentes estudiantiles y sindicales no aceptan las reformas y llaman a nuevas movilizaciones

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Jorge Dorio recorre la semana post-elecciones y con sus versos nos revela que, aunque la derrota aun no haya sucedido, el Frente de Todos debe no solo aliarse, sino empezar a actuar en vez de hablar.
En esta nota descomponemos los resultados de las elecciones del domingo pasado. Pensamos en los debates internos de las diferentes coaliciones y las estrategias que deberán ser llevadas a cabo.
A 66 años de la autodenominada Revolución Libertadora, leemos nuestro presente y encontramos sombras de la misma, la cual amenaza el futuro y la existencia de la sociedad argentina.