Presos de un discurso sin contenido

EL ALICA Cuando luego de décadas, las nuevas generaciones estudien la historia argentina de los últimos tiempos, seguramente no van a poder creer que una parte del electorado de Argentina, se pusiera en contra de la gran oportunidad construída en estos últimos años. Menos aún podrá entender, que una parte del electorado votara en contra de Néstor Kirchner, porque no le gusta su estilo de construir poder, pero, fundamentalmente, por no gustarle su estilo de comunicarse. Todo esto, sin medir el resultado de la gestión, donde las cifras de la macroeconomía, muestran al tumultuoso año 2008 como el que fuera el más exitoso de los últimos seis. Prefieren escuchar como propuesta política al discurso risueño y vacío de contenido de El Alica. Discurso construido al estilo de los que se emiten en nuestra televisión en los horarios pico. En la antigüedad, ya el Emperador Nerón, con la construcción del circo romano, le dio al pueblo lo que también le estaba pidiendo, aparte de pan. Esa parte del pueblo que discutía el discurso crispado de Néstor, estaba pidiendo circo. Y como no se lo daban, lo votó a El Alica. Las risas estridentes de El Alica, son las risas de satisfacción, por haber conseguido tantos votos con tan poco. Pero no solo se sintieron molestos por las formas de comunicarse de Néstor. También les molestaron la frecuencia de cambios de ropa de Cristina y sus carteras y accesorios de alta gama que usa. Porque si detractores tuvo el gobierno de Cristina, ellos surgieron del electorado femenino. Desde ese sector de la sociedad, no se escatimaron críticas, insultos ni agravios. Se torna difícil imaginar nuestro futuro, cuando observamos las preferencias de una parte del pueblo y a los elegidos para conducir nuestros destinos. Es más que evidente que una nación que pretenda desarrollarse, deberá tener líderes a la altura del nivel que pretendemos alcanzar. Con líderes de menor cuantía, ese límite desciende. Si pretendemos un país donde los jóvenes universitarios no piensen en emigrar, este debe se un país con líderes que estén a las alturas de poder imaginarse un país industrial y un país con un sistema científico tecnológico, adecuado al desafío de los tiempos. Seguir pretendiendo exportar solo productos primarios, sin valor agregado, solo le dará trabajo a un porcentaje menor de la sociedad, y por los tanto sobrarán una buena parte de nuestros hermanos que no encontrarán un puesto de trabajo. Quedando excluidos de la sociedad, degradándose así mismos y a todo el conjunto. Esto que una parte del electorado ha hecho en las últimas elecciones, no pasa de ser un voto castigo. Nadie en su sano juicio puede imaginarse a los personajes a los que hemos hecho referencia, manejando la cosa publica en nuestro país. Aunque si hojeamos nuestra historia reciente observamos ese estilo de políticos que al parecer una parte del pueblo vuelve a pedir. Los que organizan las campañas electorales, saben muy bien donde deben apuntar. Con los que ya tienen su voto decidido, como son los militantes de los distintos partidos políticos, saben que poco pueden hacer, porque una propaganda no puede con la fuerza de una convicción profunda. Están sabiendo, que es solamente con los votantes indecisos con quienes tienen que trabajar. Esa masa de indecisos, es la que tiene una convicción volátil. Es decir que están cambiando su voto hasta último momento y es en el cuarto oscuro donde se terminan decidiendo. En realidad el tratamiento que les dan a los candidatos, es el mismo que les dan a los productos que adquirimos en los supermercados. Es decir que los candidatos, son promocionados como el nuevo yogurt o como la nueva mayonesa que desean introducir en nuestra mente, para que empecemos a consumirla. El mismo publicista que nos vendió a un Fernando decidido y valiente, al frente de un grupo comando y dispuesto a combatir al delito. Es el que ahora vendió a El Alica, como un millonario filántropo “que viene a ayudar”. El Alica en realidad es un exitoso empresario, que con una ambición sin límites, medra en la política haciendo negocios. No habiendo tenido nunca problemas económicos ya que nació en cuna de oro, no solo no es universitario, sino que aún no terminó la secundaria y se ufana de no leer libros. Cosas vederes Sancho.

Atentamente JUANCHO MILITANTE.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

El 23 de octubre del año 2006 se promulgó la ley de Educación Sexual Integral que prescribe que «todos los estudiantes» deben recibir educación sexual integral en toda la República Argentina.
En esta crónica reseñamos la vida del más bizarro de los directores que Hollywood haya tenido en su larga historia.
Jorge Dorio recorre la historia del Río de la Plata, el cual siempre ha sabido darle vida a la Ciudad de Buenos Aires.