Perú: crece la popularidad de Ollanta Humala, el ex – militar que le puede dar más dolores de cabeza a Washington

Por Causa Popular.- Desde Perú empiezan a llegar indicios de que su pueblo busca poner su firma en el proceso de cambio que vive América Latina. Así lo indican las últimas encuestas que miden la intención de voto para las elecciones presidenciales que se realizaran en ese país en abril de 2006. El candidato presidencial por el Partido Nacionalista Unión por el Perú Ollanta Humala, admirador de Evo Morales y Hugo Chávez, empató técnicamente a la ex congresista de derecha Lourdes Flores. Según algunos analistas peruanos el discurso socialista, militarista y “autoritario” de este militar en retiro, es percibido como “antisistema”, y está respaldado principalmente en la sierra y en los sectores más pobres del país. En forma independientemente a lo que puedan indicar los resultados dentro de unos meses, lo que sí parece irreversible, es que los peruanos se suman al rechazo de las políticas neoliberales que vienen expresando los pueblos de América Latina. El candidato del actual presidente Alejandro Toledo, aliado de los Estados Unidos, sólo será votado en abril por el 1,9 % de la población.

Hasta hace sólo unos días la ex congresista socialcristiana Lourdes Flores se mantenía primera en las encuestas. Si bien los sondeos indicaban que no ganaría en primera vuelta, quien se perfilaba como reemplazante de Alejandro Toledo no expresa ningún cambio en las políticas neoliberales que fueron aplicadas en Perú en los últimos años.

Pero el 27 de diciembre comenzaron a circular algunas encuestas que modificaban el escenario electoral. En ella el candidato presidencial por el Partido Nacionalista Unión por el Perú Ollanta Humala empata técnicamente con la candidata de la derecha no oficial.

De acuerdo a la consultora Idice, que entrevisto a 4.950 personas del país entre el 19 y 23 de diciembre, el teniente coronel en retiro que admira a Hugo Chávez y Evo Morales, alcanzó el 21,7 por ciento de las preferencias, mientras que Flores obtuvo 21,2 por ciento.

En el sondeo de Idice el candidato de gobierno, Rafael Belaúnde, marca 1,9%, mientras que la ex ministra María Luisa Cuculiza, quien representa al fujimorismo, figura con 5,2%.

Lo más sorprendente de la encuesta no es precisamente el porcentaje de votos que recibiría Humala, sino como vienen creciendo sus porcentajes. Según los resultados difundidos, Humala creció 12,6 por ciento desde octubre y Flores descendió 5,2 puntos porcentuales en ese mismo período.

En tanto, los ex presidentes Alan García y Valentín Paniagua, obtienen 19,8 y 16,7 por ciento, respectivamente.

En octubre y según las cifras de esa empresa, mientras que Flores tuvo 23,6 puntos porcentuales, Humala sólo alcanzaba el 7,6.

Los resultados nacionales difieren de los obtenidos en Lima, donde vive más de un tercio de los electores. Flores, líder de la alianza conservadora Unidad Nacional se mantiene primera con 26,4 por ciento, García y Paniagua empatan en el segundo lugar con 18,8 y 18,7 por ciento de intención de voto, respectivamente, y Humala es desplazado al cuarto lugar con 13,3 por ciento.

El crecimiento de Ollanta Humala, de 44 años, quien en 2000 se convirtió en el único militar que se sublevó contra el gobierno de Alberto Fujimori, ha dejado perplejos a los analistas políticos, pues el candidato ni siquiera ha presentado un programa de gobierno.

En esa sensación que supo crear de que es un candidato que propone profundos cambios a las políticas neoliberales de Alejandro Toledo y su antecesor Alberto Fujimori, está su capital político, el que por ahora le permite sobreponerse a la feroz campaña de los medios de prensa, que recuerdan su poca preparación y las consecuencias que pueden traer para el país su discurso antiimperialista y su simpatía por el líder venezolano Hugo Chávez.

En sus mítines, Humala fustiga al neoliberalismo y a la globalización, critica a la clase política tradicional, y propone revisar los contratos de las multinacionales en Perú como parte de una revolución nacionalista, aunque subraya que sería “una tontería” buscar un enfrentamiento con Estados Unidos.

Ollanta Humala es el hermano de Antauro Humala, quién dirigió la toma de una comisaría -comandancia policial para los peruanos- en enero de este año para exigir la renuncia de Toledo y en la actualidad está detenido en Lima.

Antauro se separó de Ollanta debido a que el segundo moderó su discurso y marcó distancia del primero respecto a temas como la pena de muerte, la lucha armada y la posición indigenista, aunque ambos comparten una posición socialista, que no pocos analistas peruanos suelen también caracterizar como “militarista” y “autoritaria”.

Desde la prisión Antauro también se presentará a elecciones, pero encabezando la lista de candidatos al Congreso por la agrupación que postula a la presidencia a otro de los hermanos Humala, en este caso Ulises.

“Sintiéndome traicionado, he optado por reencausar la verdadera opción etnocacerista con Avanza País, en el cual postularé desde prisión, como cabeza de lista parlamentaria”, señala un documento escrito el 18 de diciembre, dirigido a las bases partidarias del Movimiento Etnocacerista, a la que también los analistas de la prensa peruana le atribuyen un corte fascista.

De acuerdo con las leyes de este país, el mayor del Ejército en retiro Antauro Humala, puede postularse en los comicios de abril de 2006, pero su candidatura sería eliminada si en el camino se le dictara sentencia.

En la misiva, cuyo contenido fue confirmado por Ulises Humala, Antauro sostiene que Ollanta “lamentablemente da muestras de aversión total a la gesta de Andahuaylas” -en referencia al pueblo donde se encontraba la comisaría tomada-, y desconoce “el trabajo sacrificado” de los etnocaceristas que ahora se encuentran en prisión.

Asimismo, lo acusa de actuar como un político tradicional y de haber olvidado los principios ideológicos que inicialmente defendía. A diferencia de lo que ocurre con el Partido Nacionalista Unión por el Perú, a Avanza País no se le da ninguna opción de triunfo, de acuerdo con los sondeos.

Los ‘etnocaceristas’, se denominan de esa forma en referencia a Andrés Avelino Cáceres, militar que resistió contra la invasión chilena desde la sierra, en la guerra de 1879, cuando ya Lima se había rendido.

Según escribiera Hugo Blanco, un político popular peruano, en una nota publicada en Argenpress el 6 de enero del 2005, “Cáceres encabezó el movimiento guerrillero indígena” que combatió a los invasores.

“Sin embargo como los indígenas no querían luchar sólo contra los chilenos sino contra sus enemigos permanentes los hacendados, Cáceres les traicionó e hizo fusilar a sus dirigentes; luego, cuando fue presidente del Perú, el latifundismo continuó existiendo bajo el amparo gubernamental.”

Para Blanco “Los Humala saben eso, sin embargo reivindican a Cáceres”, y lo hacen porque “reivindican la raza indígena” y tienen un fuerte discurso antichileno.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

El 8 de septiembre se concretó el «Dialogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas». El mismo dejó algunos interrogantes para discernir.
A poco de la próxima Cumbre de la CELAC, avanza la propuesta para relevar la OEA en su rol regional y asumir una perspectiva en clave soberana.
Gustavo Castro realiza un análisis de los resultados de las PASO 2021 en la Provincia de Santa Fe. A partir de estos, nos plantea cual es la estrategia a seguir de cara a las elecciones generales.