PDVSA – ENARSA: Chávez de nuevo en Buenos Aires para entrar de lleno en la pelea por el petróleo

Por Causa Popular.- Luego de pasar por el Foro Social Mundial y declarar la imposibilidad de humanizar el capitalismo, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, tuvo una breve, pero importante estadía en territorio argentino. Menos de 48 horas le alcanzaron al primer mandatario Venezolano para profundizar la alianza con el gobierno nacional, mediante una emblemática inauguración de la primera estación de servicio conjunta de Pdvsa-Enarsa, un primer paso para un plan de inversiones que podría incluir las compra de la filial argentina de Shell que posee el 12 % del mercado local. Como una muestra de la función que podría cumplir el ingreso de Pdvsa al mercado nacional de combustibles en alianza con el Estado Argentino, el precio de las naftas que ofrecerá la estación ubicada en Av. del Libertador estará unos centavos por debajo de las dos principales marcas del mercado. Pero los acuerdos no se acotaron al petróleo e incluyeron la salud, comunicaciones, industria naval y comercio exterior. Chávez destacó, una vez más, con una clara retórica antiimperialista, que la integración debe darse en todos los campos, porque «hay un adversario al que no le interesa que nos independicemos: invade, siembra discordia, por lo tanto no hay que tener miedo».

«En este acto nace formalmente Enarsa; cada camión que transporte este combustible y cada litro que se venda será patrimonio argentino», remarcó el ministro de Planificación Federal Julio De Vido en un acto inaugural que incluyó el corte de cintas con los colores de Argentina y Venezuela por parte de Chávez, la recorrida por las instalaciones y la posterior carga de combustible en un automóvil. El propio presidente de Venezuela fue el encargado de llenar el tanque del Chevrolet rojo modelo 1939 con el que Juan Manuel Fangio ganó la carrera «Buenos Aires-Caracas» en 1948.

La estación de servicio cuenta con cuatro surtidores, fosa de engrase, cocheras y una cafeteria y kiosco denominado «Más Tango» (Mercado de Alimentos Sudamericanos). En sintonía con este nombre, los combustibles que se ofrecen en la estación se llaman: Eco Tango, Super Tango, Común Tango y Diesel Tango. Los precios de estos combustibles se encuentran algunos centavos por debajo que los de las dos principales marcas del mercado.

La Ultra cuesta 1,969 en Enarsa-PDVSA y 1,999 en las otras marcas; la Super 1,879 y 1,889; la Común 1,679 y 1,698 y el Diesel 1,419 contra 1,439, respectivamente.

La inauguración de la primera estación de servicio conjunta de Pdvsa-Enarsa es considerada por ambos gobiernos como un primer paso para un plan de inversiones más amplio que incluye para este año 600 nuevas estaciones. Chávez y Kirchner ratificaron el plan de abastecimiento energético que el año pasado ayudó a que la Argentina soportara mejor la crisis energética. Venezuela enviará al país este año 8 millones de barriles de fuel oil y 1 millón de gas oil. A cambio, recibirá productos argentinos. El abanderamiento de las 600 estaciones de servicio permitirá la comercialización de un volumen promedio de 55.000 barriles de combustible diarios, equivalentes a unos 4 millones de litros por día.

Antes de volver a su país para festejar seis años de su gobierno, Chávez bendijo el embarque de 900 vacas Holando Argentino, parte de una serie de envíos que se repetirán en los próximos meses. Venezuela también recibirá ascensores para hospitales, construidos aquí. Los acuerdos firmados se extendieron también a salud, explotación agropecuaria, cultura y comunicación.

Otro de los convenios es Telesur, la cadena de televisión latinoamericana que Chávez ideó inspirado en la CNN. El gobierno argentino tendrá el 20 por ciento de las acciones de la empresa internacional. A cambio deberá aportar cien horas de programación y garantizar el enlace satelital con Caracas.

Para Kirchner la relación con Pdvsa resulta una apuesta de alta importancia, ya que la entrada en el mercado de la estatal Enarsa estará atada al ingreso de la petrolera estatal venezolana en el país. La unión alcanzará a la exploración, explotación y transporte de combustibles, de acuerdo con otro de los protocolos firmados el pasado martes.

En Casa de Gobierno Kirchner y Chávez pasaron revista al memorando de entendimiento acordado entre las estatales Empresa Nacional de Energía (ENARSA) y Petróleos de Venezuela (PDVSA) para la concreción de proyectos conjuntos. Ese documento data del 17 de enero último, en ocasión de uno de los varios viajes realizados a Caracas por el ministro de Planificación, Julio de Vido, para cerrar acuerdos sobre temas de su competencia.

Chávez puntualizó que «PDVSA y ENARSA apuntan a toda la cadena de producción de petroleo», y luego adelantó que «una negociación posible» es la adquisición de activos de Shell que incluyen refinerías, estaciones de servicios y canales de comercialización.

Chávez admitió en una rueda de prensa realizada poco antes de inaugurar la primera estación Petrosur, que «existen conversaciones» para adquirir la red en Argentina de la empresa petrolera anglo-holandesa Shell. Consultado por las posibilidades reales de que se realice la operación a través de ENARSA y PDVSA, Chávez dijo que «Shell quiere retirar sus inversiones de América Latina y nosotros queremos invertir».

Venezuela cuenta con varias refinerías en Estados Unidos y otras en Suecia, Inglaterra y Alemania, las cuales, el presidente caribeño sostuvo, están dispuestas a vender o alquilar algunas para continuar con el proyecto de Petrosur. «Esas refinerías no dan trabajo a venezolanos y además pagan impuestos en esos países. Ni un centavo ve Venezuela de ellas», se justificó Chávez, y exclamó: «La estrategia es latinoamericanizar el petróleo y Argentina tiene el mismo interés y Brasil también».

En un acto realizado en el teatro Ateneo frente a numerosos dirigentes argentinos de diferentes extracciones políticas pero chavistas en su totalidad, el presidente caribeño resumió la estrategia de Venezuela para América Latina. “Aquí estamos de nuevo andando el camino, hay que amasarlo y los primeros resultados están a la vista.

Ahora es cuando tenemos camino por andar y logros por obtener. Aquí estamos mirando la realidad o cómo se hace realidad un viejo sueño. Desde hace seis años yo ando con este pregón, el camino del Sur, porque la solución a los problemas del Sur no está en el norte, está en el Sur del mundo, aquí entre nosotros mismos.

Como dijo mi General Juan Domingo Perón, ese gran revolucionario nacionalista y antiimperialista, este siglo, el XXI, unidos o sometidos. El siglo XXI lo que ha hecho es comenzar pero éste es nuestro siglo, es el siglo de la unidad de los pueblos y la liberación de América Latina. Llegó nuestra hora”.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.