Paraguay, Mercosur y el mundo

El Presidente electo Fernando Lugo declaró en su primera conferencia de prensa que le interesaba mantener buenas relaciones con la comunidad internacional. En sus propios términos, ha señalado su interés en conservar relaciones cordiales con Estados Unidos y anunció que establecerá relaciones diplomáticas con la República Popular China, con quien Paraguay no tiene relaciones bilaterales, convirtiéndolo en el único país sudamericano que reconoce la soberanía de la isla de Formosa.

Taiwán y Paraguay mantienen estrechos contactos diplomáticos desde hace sesenta años. Sin embargo, el presidente electo de Taiwán, Ma Ying-Jeou, prometió mantener los programas de cooperación, pero sin utilizar “la diplomacia de la chequera”, como venían haciendo los gobiernos anteriores de ambas naciones. En la era Nicanor, Taiwán financió gran parte del programa de vivienda social a través del Consejo Nacional de la Vivienda (Conavi), que se encuentra bajo sospecha de desvío y malversación de fondos, y de haber engrosado el financiamiento de la campaña del Partido Colorado oficialista.

Las relaciones bilaterales con Uruguay (Paraguay y Uruguay son socios menores del MERCOSUR) también son fundamentales para el nuevo jefe de Estado, quien se reunió con su par Tabaré Vázquez para hablar sobre integración, crecimiento económico y social de ambos países. “Creo que MERCOSUR, no es MERCOSUR, sin Paraguay ni Uruguay, por supuesto sin Argentina ni Brasil también”, señaló al respecto en su visita a Montevideo, donde junto con el nicaragüense Daniel Ortega participaron del Foro de San Pablo.

En el marco de la V Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea, Lugo saludó al mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, y sostuvo reuniones con el boliviano, Evo Morales, y el brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva. “Bolivia es un país hermano y limítrofe, pero lamentablemente hemos tenido una guerra en nuestra historia y quedaron cosas no resueltas”, indicó tras informar que Bolivia y Paraguay firmarán un tratado sobre demarcación limítrofe definida “y eso va a facilitar mejores relaciones”.

Rescató la disposición de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en conversar sobre todos los temas que hacen a la relación bilateral que interesan tanto a la Argentina como al Paraguay, en especial la relacionada con la represa hidroeléctrica Yacyretá.

Fernando Lugo aseguró que las relaciones “más profundas” de su país son con Argentina y Brasil, pero “ha llegado el momento de privilegiar también el vínculo con Bolivia”.

El electo mandatario, sostuvo que mantendrá la postura que tuvo durante la campaña de querer renegociar el tratado de Itaipú que Paraguay tiene con Brasil. En un encuentro con Lula da Silva, en Lima, Perú, reiteró el reclamo de recibir más ingresos por la energía cedida a sus vecinos. Ante esto el Presidente brasileño se comprometió a enviar a Marco Aurelio García, su asesor en asuntos internacionales “a preparar un encuentro específico sobre el tema lo más pronto posible”, indicó Lugo en una conferencia de prensa, anticipando que podría ser el 16 de agosto, día siguiente de su asunción presidencial.

El presidente electo, convirtió el tema de la energía en uno de los puntos básicos de su campaña electoral, destacando que “el tratado de Itaipú y Yacyretá, firmados cuando el país estaba bajo una férrea dictadura, no es un tratado justo para Paraguay”.

Por su parte, Lula ofrece programas de desarrollo industrial y agrícola para Paraguay, y llamó a “estimular la cooperación y mantener un diálogo franco y, sobre todo, impulsar programas para la industrialización de Paraguay”, dijo a la prensa Marco Aurelio García.

Al ser consultado por ZOOM sobre la relación Brasilia-Asunción, el analista político paraguayo Víctor Barone alega que la intención brasileña sobre Paraguay pasa por un tema geopolítico. “En el Paraguay viven muchos ciudadanos brasileños (300 mil) y se concentran muchas de sus inversiones. Además está el tema de Itaipú que es un tópico complejo. Por ejemplo, si se da una situación de conmoción social puede ser un grave problema para Brasil que deberá proteger a sus ciudadanos y a sus inversiones. Esa es una disputa típica entre la metrópolis con la colonia y sus ciudadanos”, argumenta Barone.

La temática etnográfica no queda a un lado del comentario del analista político: “el campesinado es hostil con los brasileños que habitan en el país. Se está dando una situación de conflicto potencial debido a la lucha por las tierras y Brasil está preparado para venir e intervenir si eso sucede; además de proteger Itaipú que significa el 35% de la electricidad de San Pablo”.

“El sistema eléctrico brasileño es dependiente de Itaipú, siendo fundamental para su desarrollo. Además, el cultivo de soja en Paraguay también se ha convertido en un arma imprescindible para empresas brasileñas que explotan su cultivo”. Así varias empresas de commodities que están en Paraguay son administradas desde Brasil, o Argentina en menores casos. “Lo cual confirma indudablemente el interés geoestratégico que puede tener Brasil en algunas zonas paraguayas”, explica el analista paraguayo.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.