Palabras de Evo Morales en la apertura de la Asamblea Constituyente

Hoy a 181 años de la vida republicana de nuestro país, ha llegado este momento histórico para refundar a nuestra querida amada patria Bolivia, para refundar nuestra patria, esta patria y sus pueblos han sufrido una profunda discriminación, maltrato, saqueo a nuestros recursos naturales.Ahora estamos acá, todos juntos para cambiar esa Bolivia maltratada, esos pueblos humillados, a esos pueblos discriminados, despreciados, a los hermanos constituyentes, a las hermanas constituyentes decirles que evidentemente tienen una enorme responsabilidad para cambiar nuestra Bolivia.

No solo una responsabilidad para traernos una nueva Constitución, sino cómo mediante ustedes, como soldados de una verdadera independencia del país, ustedes como constituyentes, como soldados de la lucha por la libertad, de la dignidad, de la igualdad, ustedes como soldados para recuperar los recursos naturales de esta noble tierra.

Estamos todos, quienes apostaron desde el movimiento campesino indígena originario, quienes apostaron por la Asamblea Constituyente desde los movimientos sociales, urbanos, pero también quiero decirles, están acá constituyentes enemigos de la Asamblea Constituyente, y entre bolivianos no podemos engañarnos y esa es la amplitud, esa es la democracia donde juntos tenemos que debatirlas, porque la lucha de los movimientos sociales desde allá, de los 80, 90 y que nunca quisieron la Asamblea Constituyente.

Quiero decirles con mucha responsabilidad, que garantizamos, cumplimos una tarea de garantizar a esta Asamblea Constituyente para que ahora haya un nuevo pacto social en beneficio de esa gente marginada y humillada históricamente.

Ya no vamos a seguir reclamando porqué el año 1825- 26 fueron excluidos los movimientos indígenas originarios que también lucharon por la independencia del país.
Acá muy cerca, los hermanos tarabuqueños, los hermanos chuquisaqueños saben exactamente cómo los hermanos de Tarabuco se organizaron para defender el territorio, para defender la invasión en aquellos tiempos de los españoles, no es casual que se llamen los compañeros de Tarabuco de alguna región, los (soncovicos) que defendieron, enfrentaron esa invasión en aquellos tiempos.

No es casual compañeras y compañeros, había guerrilleros en la provincia Ayopaya que dignamente está siendo representado por dos compañeros de esa provincia Ayopaya, compañero Román Loayza y la compañero Isabel Ortega, dirigentes y actual dirigente también de la Federación Nacional de Mujeres.

No es casual compañeras y compañeros, las zonas cocaleras de Yungas, de La Paz, cómo los hermanos aymaras se organizaron para defender el territorio, la tierra, los derechos de los pueblos indígenas, esos compañeros nunca han sido convocados por entonces a fundar Bolivia.

Hay tantas mujeres que lucharon por la independencia del país, y no es casual, reitero lo que anoche decía, que aquí tenemos un aeropuerto en Sucre, Chuquisaca llamado Juana azurduy de Padilla, una guerrillera por la independencia del país, tantas mujeres que lucharon que han sido excluidas las mujeres de la fundación de Bolivia.

Por eso digo, hermanas y hermanos, que hoy llegó la llamada, el gran día, ha llegado el jacha uru, hermanas y hermanos, llegó el llamado sumaj punchai, y como los hermanos guaraníes dicen, llegó el ara ica yay, para los pueblos indígenas originarios.

Y estamos en la obligación ahora de entendernos, de planificar, de mejorar la situación económica, no solamente económica, social de nuestras hermanos y hermanas.
Decirles a la comunidad internacional, sino resolvemos el problema económico y social de los hermanos aymaras, quechuas, chiquitanos, guaraníes, sea en el altiplano, o sea en el oriente boliviano, sea en las ciudades, jamás vamos a poder resolver la situación económica, política de nuestro país.

Y con una gran alegría podemos decirles en este momento, hay constituyentes que vienen de colonias, hay constituyentes que vienen de chozas, hay constituyentes que parece que son mayoría que vienen de las comunidades donde no hay luz, donde no hay energía compañeras y compañeros.

Esa es la gran participación de los pueblos para refundar nuestra Bolivia, esas compañeras y compañeros, con toda seguridad tienen la obligación de escribir, de proponer el sentimiento, el sufrimiento, en pensamiento de nuestras comunidades, de nuestros ayllus, de nuestras capitanías, de nuestras organizaciones que les llevaron a ser constituyentes.

Siento de verdad que aquí empieza a cambiar la nueva historia de Bolivia, una historia donde haya igualdad, una historia donde no haya discriminación, pero también hay que decir con claridad, que aquí no solamente está el movimiento indígena originario, están mineros, están de otros sectores, están empresarios, tienen todo el derecho de ser empresarios, esperamos que no hayan sido empresarios explotando a los trabajadores, o saqueando los recursos naturales.

Aquí estamos de todos los colores de esta noble tierra, y ahora, chapacos, vallunos, junto al movimiento campesino boliviano, chaqueños, vamos a apostar por esa nueva Bolivia.

Que de verdad como algunos dirigentes desde el 80, 90 soñamos cómo recuperar el territorio como decían nuestros ex dirigentes sindicales, que yo escuché y he aprendido del compañero Genaro Flores fundador de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia.

Ese sueño de nuestros líderes nacionales, empieza cumplirse, esos movimientos sociales, los indígenas del oriente boliviano como CIDOB, esos compañeros campesinos, indígenas del altiplano, del valle se van al oriente boliviano a buscar tierras como la llamada Confederación Sindical de Colonizadores de Bolivia, junto a nuestras organizaciones campesinas estamos apostando por ese cambio.

Yo estoy convencido, compañeras y compañeros, que vamos a cambiar esa historia negra de la colonia, como también de la república, saludamos a quienes fundaron pero marginando a algunos sectores.

Quisiéramos señalar, por ejemplo, aunque seguramente algunos ya lo dijeron, eso de que es absolutismo, es autoritaria la vivencia de las comunidades indígenas, porque su democracia es de consenso, no hay mayorías ni minorías, mayorías y minorías es una democracia importada a nuestro país.

Si nosotros planteamos un problema para una comunidad, para una región o para un país, que esa propuesta resuelva el problema de todos ahí no hay ninguna votación de mayorías y minorías, porque esa propuesta resuelve de manera igualitaria la situación de toda esa región.

Y cuando hay mayorías y minorías, acabamos de escuchar hace momentos, ya estamos silbando, seguramente algún pequeño o buen grupo defiende intereses de grupos, y aquí deberíamos de pensar en las mayorías de todos nosotros.

Ojalá nuestras hermanas y hermanos que vienen de esa democracia comunal que es de consenso pueda entenderse para mejorar y profundizar la democracia en nuestro país.
Y el tema de la justicia, creo que compañeras y compañeros, de verdad llegó la hora de descolonizar el derecho para nacionalizar la justicia, llegó la hora, compañeras y compañeros, de descolonizar el estado, de desneoliberalizar al pueblo boliviano, al estado boliviano, será una tarea importante de todos nosotros.

Si bien en el año 1825-26 ha sido fundada la República excluyendo al 92 por ciento de la población indígena, y ahora la historia me demuestra que ha sido el tributo indigenal el que ha sostenido a ese estado colonial fundado.

Respetamos muchísimos a Sucre y Bolívar por fundar esta patria, no son culpables por no hacer participar a los pueblos indígenas, hay otros grupos que se volcaron para fundar Bolivia, pero es el tributo indigenal es el que ha sostenido al Estado, por entonces a sus Fuerzas Armadas, al poder Ejecutivo, al Parlamento, incluso a la Iglesia Católica, ahí esta la historia compañeras y compañeros.

Eso tiene que cambiar ahora, esa es la tarea de todos nosotros, como durante toda la historia ha sido saqueada permanentemente los recursos naturales, y esos recursos naturales tienen que volver a manos del Estado boliviano, creo que hay consenso, nunca más debe privatizarse, entregarse a las transnacionales los recursos naturales.

Yo tengo diferencias con algunos compañeros dirigentes, tengo diferencias incluso con algunos ministros, cuando hablamos de concesiones, una cosa es entregar privatizar, otras que son concesiones, prestar momentáneamente, personalmente ni siquiera estoy de acuerdo de concesiones de los recursos naturales a las transnacionales, compañeras y compañeros.

Quiero decirles a los constituyentes, esta Asamblea Constituyente no es gratis, a costado sangre, esta Asamblea Constituyente ha costado días, semana, meses de lucha, de marchas, como los hermanos indígenas del orientes boliviano, los hermanos de El Alto que perdieron su vida, dieron su vida por la Asamblea Constituyente.
Y por eso quiero decirles a ustedes, que personalmente no estoy de acuerdo que sea una

Asamblea Constituyente derivada, esta Asamblea Constituyente debe tener todos los poderes por encima de Evo Morales, por encima del Congreso Nacional, por encima del poder Judicial.

No estamos hablando, compañeras y compañeros, de una simple reforma constitucional, estamos hablando de refundar Bolivia, una Asamblea Constituyente refundacional de nuestra tierra, por nuestra tierra y por nuestro pueblo de Bolivia.

De ser una simple reforma constitucional, no era importante elegir constituyentes, el Congreso Nacional puede hacer una reforma constitucional, el Congreso Nacional puede revisar esas leyes como las revisó tantas veces.

Por eso compañeras y compañeros, hay una responsabilidad, y estoy seguro que ustedes como hermanos, como compañeros que vienen de los movimientos sociales de todos los sectores, pues apuesten por ese cambio.

Solo una sugerencia, ninguna instrucción, ni recomendación, hay sectores que seguramente van a querer impedir el buen desarrollo de la Asamblea Constituyente, van intentar perjudicar que se refunde Bolivia, van intentar por tanto a desprestigiar a los constituyentes, y todos debemos orientarnos, unirnos quienes venimos fundamentalmente de los movimientos sociales indígenas originarios campesina, no estoy hablando del MAS, del partido.

Quienes venimos de esas tierras de jocotas, de chulos, de sombreros, de ponchos, de guarda tojos, no importa el partido, todos unidos para hacer respetar el derecho de los pueblo boliviano, de esta nación.

Compañeras y compañeros, solo desearles muchas felicidades a los constituyentes, a las organizaciones sociales, especialmente al movimiento indígena originario.

Felizmente que vea el mundo entero, aquí no solamente es una Asamblea Constituyente de los trabajadores de los pueblos indígenas, ahí tenemos tantos que seguramente vienen también de lindos hoteles, de casas que tal vez son igual a un hotel de cinco estrellas, tienen derecho, todos tenemos derecho.

Pero también quiero decirles, de verdad, esta Asamblea Constituyente no es para subordinar a nadie, no es para someter a nadie, solo queremos que seamos iguales en nuestros derechos, igualdad, dignidad, libertad para todos los bolivianos, eso es lo que buscamos.

Y el movimiento indígena originario, jamás ha sometido a nadie, aunque hemos sido sometidos, el movimiento indígena originario jamás ha discriminado a nadie, aunque hemos sido discriminados.

El movimiento indígena originario jamás ha explotado, aunque hemos sido explotados, compañero Doria Medina, pero bienvenido, todos ahora apostar por ese profundo cambio que está buscando el pueblo boliviano.

Compañeras y compañeros, nuevamente decirles muchas felicidades, ustedes como constituyentes lo que digan al presidente, a Evo Morales haré compañeras y compañeros, y una humilde tarea, también, de subordinarme a la Asamblea Constituyente, a los constituyentes.

Quiero decirles a los hermanos indígenas de toda Bolivia, gracias a ustedes, CIDOB, CSUTCB, Confederación de Colonizadores, Federación Nacional de Mujeres, los compañeros mineros, mineras, que luchaban históricamente por la democracia, esas mujeres que recuperaron la democracia de las dictaduras del 70, después transformado en ADN, ahora Podemos, también está acá para debatir principio, programas, nuestra identidad compañeras y compañeros, es la lucha del pueblo boliviano, bienvenido a ellos para buscar la igualdad y el derecho de todo el pueblo boliviano.

Compañeras y compañeros quiero decirles nuevamente muchas felicidades, personalmente tengo mucha esperanza en los constituyentes para que haya igualdad para todos nuestros hermanos abandonados.

Esperamos, el trabajo de ustedes, máximo de un año pueda cambiar nuestra Bolivia, y que realmente sean los constituyentes un instrumento de una revolución pacifica, democrática y cultural.

Esperamos que esta revolución democrática cultural, esas transformaciones profundas en lo económico, en lo social, en lo político sea también una luz para otros pueblos que luchan para cambiar sus historias, por eso quiero decirles, tengo confianza y esperanza en ustedes para cambiar nuestra Bolivia.

Nuevamente decirles muchas felicidades a la directiva de la Asamblea, a los constituyentes y a todo el pueblo de Bolivia, especialmente al movimiento indígena originario, muchas felicidades.

Muchas gracias

Sucre, 06 de agosto de 2006

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

A 98 años de la masacre de Napalpí, conversamos con Federico Carniel, fiscal a cargo de impulsar la investigación sobre los funestos hechos que acontecieron en aquella localidad.
La práctica de la lectura nos abre nuevos caminos y viejas preguntas qué vuelven a ser reformuladas para siempre encontrar nuevas conclusiones.
En tiempos de crecimiento chino y de incertidumbre por el futuro, aquí va un intento por psicoanalizar al país más poderoso del siglo XX, el cual hoy se aferra a la preservación de un pasado tan idealizado como irrecuperable.