No a la SIP

Mientras los grupos periodísticos concentrados se reunían en el hotel Hilton de Buenos Aires, en la sede de FATPREN se realizaba un foro internacional contra los monopolios mediáticos y la uniformización de la opinión pública. El Primer Encuentro Internacional “Medios y Democracia en América Latina” se desarrolló este lunes con oradores de Colombia, Uruguay, Venezuela, Honduras, Brasil y Argentina.

El foro coincidió con la realización de la 65ª Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), aunque sus organizadores negaron que se tratara de una contracumbre.

De todos modos, el rol de la SIP fue un tema ineludible ya que los dirigentes de la entidad patronal americana llegaron a Buenos Aires para bombardear in situ la democratización planteada por ley de Comunicación Audiovisual.

“La SIP históricamente ha intervino en las políticas de los Estados de Latinoamérica, siempre desde el exterior ellos estriban sus críticas”, dijo el secretario General de FATPREN, Gustavo Granero, y sostuvo que “no se puede vivir bajo el yugo extorsivo de una cámara empresaria americana que busca modificar políticas de un país a costa de mejores negocios”.

Al cumplirse el primer mes de la aprobación de la nueva ley de medios, diversas organizaciones y personalidades vinculadas al periodismo y la comunicación, debatieron entre otros temas la participación popular en la información y la relación entre los medios y la democracia.

Entre los panelistas se destacaron Néstor Busso (FARCO), Luis Lázzaro (COMFER), Roberto Hernández Montoya (Fundación Celarg – Venezuela); Celso Schoereder (FENAJ – Brasil), Andrés Izarra (Presidente de TeleSur), Damián Loreti (catedrático y asesor laboral), la diputada Silvia Vázquez y varios periodistas y gremialistas latinoamericanos.

Antes de participar de la reunión en la sede porteña de FATPREN, Lázzaro destacó a Radio Provincia que “Brasil esta haciendo un debate en términos de una nueva ley, en Ecuador el debate está planteado y Uruguay avanzó con una ley para los medios comunitarios”.

Mientras tanto, una vez en el encuentro, Lázzaro cargó directamente contra la SIP y recordó la realización de la primera reunión del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual.

«Frente a este coro desaforado de dinosaurios que buscan deslegitimar la ley de la democracia no hay mejor respuesta que poner en marcha los mecanismos democráticos de la ley», dijo el funcionario.

“Creemos que la constitución y los pasos que hacen a integrar al federalismo, entidades sin fines de lucro, pueblos originarios, sectores académicos” será fundamental para consolidar la pluralidad de voces “frente a un discurso cada vez más violento por parte de los medios masivos de comunicación”, señaló el coordinador del COMFER.

Por su parte, el titular de la Federación Argentina de Radios Comunitarias (FARCO), Néstor Busso, dijo que, para los grupos empresarios, «la libertad de prensa sigue siendo entendida como la libertad en la propiedad de los medios» y que, por eso, cuando el Estado interviene, interpretan que «está censurando».

«Nosotros pensamos en la libertad de expresión, que es un derecho universal y, por eso, los Estados deben intervenir para garantizar ese derecho. Para eso, el Estado debe promover políticas activas para promover la expresión de los más débiles, y poner límites a los que se quieren quedar con todo y acaparar el discurso público», planteó.

Para Busso uno de los principales obstáculos para la libertad de expresión es la concentración, entendida en cuatro sentidos: «La concentración está dada no sólo por la propiedad de los medios sino también por la concentración geográfica, la concentración de la pauta publicitaria y la convergencia de distintos soportes».

Tras el foro, el secretario general del gremio de trabajadores de la televisión (SATSAID), Horacio Arreceygor, opinó que “hubiese sido bueno que nos hubieran invitado a la SIP para poder confrontar opiniones, como dijo la diputada Vázquez” y aseguró que “los grandes grupos mediáticos están en todos los países de Latinoamérica y en todos sucede algo similar en cuanto a la concentración de medios”.

Fuente: Política y Medios

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Tras nueve días de paro, el gobierno de MAS deroga la Ley 1386 para desactivar el conflicto y advierte que hay un nuevo intento desestabilizador.
En los próximos días el gobierno dará a conocer con qué mandato se sentará a negociar la firma del acuerdo con el FMI. Recapitulamos los diferentes caminos que podrían ser llevados a cabo.
Breve racconto sobre el historial de gatillo fácil y otros crímenes de la policía porteña.