Mauricio Macri: quién te ha visto y quién te ve

El siguiente informe trata de exponer cuales son y cuales fueron los distintos negociados que envuelven a la familia Macri. Pues en los días que corren por la Argentina, el empresario Mauricio Macri se presenta ante la sociedad, como la nueva forma de hacer política. Se sabe que nada tiene de nuevo, sino que representa uno de los peores grupos empresariales, que fueron beneficiados desde del gobierno asesino de Videla hasta el último gobierno de Duhalde. A continuación, Causa Popular reproduce esta pequeña y excelente reseña histórica que procura demostrar cuales fueron los distintos pasos que le permitieron a este grupo empresarial convertirse en uno de los grupos lobbystas mas importantes del país. Un humilde aporte informativo para desenmascarar una enorme mentira, con el peso del conocimiento y la verdad.

Este empresario, que en la actualidad se presenta como el nuevo político que aportará transparencia y efectividad, no es más que un viejo conocido de los negocios turbios que llevaron a la Argentina a la debacle social y económica, donde, como sabemos todos, reina la desigualdad. Esto demuestra que los defensores de la teoría del derrame, miraban un futuro próspero, que en la actualidad nada se asemeja con ese postulado.

“Es así que puede observarse al examinar la historia de este conglomerado empresario, su estrecho compromiso con la dictadura y el menemismo, así como con el endeudamiento externo, los subsidios fiscales, las privatizaciones y las recientes experiencias de pesificación de deudas.”(Lozano; Claudio: Concentración económica y riesgo democrático).

Una política muy habitual en la Argentina de los años ochenta, era el endeudamiento externo por parte de las empresas privadas. Estas deudas eran contraídas por la especulación financiera como también por la fuga de capitales. Estas practicas fueron empleadas por distintas empresas del “Grupo Macri; entre las que se encontraban Sideco Americana, Pluspetrol, Socma, Dragados y Obras Portuarias, R.S.Z. y A. Producciones, Iecsa y Manliba acumulando un endeudamiento con el exterior cercano a los 180 millones de dólares”….. “También debe destacarse que el Grupo Macri participó con dos de sus empresas (Establecimiento Mecánico Jeppener y Sideco) en los programas de capitalización de la deuda externa privada que se aplicaron durante aquella década.” (Lozano, Claudio: Concentración económica y riesgo democrático).

Es claro cómo fue operando este grupo en las últimas tres décadas. No fueron ajenos a los privilegios, como tampoco dejaron de participar en la conformación de la deuda externa. De hecho, este fue uno de los tantos grupos que el Estado absorbió su deuda externa.

No se debe olvidar que cuando comenzó el grupo a mediados de los años setenta solo tenían entre su patrimonio 7 empresas, sin embargo ya por los primeros tiempos alfonsinistas, el grupo contaba entre sus filas con más de 47 empresas.

Entre sus estrategias para poder obtener beneficios de recursos públicos, no solo las realizaba mediante la licuación de su deuda privada, sino que gran parte fue desarrollada como contratista del Estado, siendo la empresa de construcción Sideco, la que mayor participación tuvo con el gobierno nacional.

Participó así en la construcción de la Central Nuclear Atucha, en el Puente Internacional Posadas – Encarnación y en la Central Hidroeléctrica Salto Grande. También en 1979 el Grupo Macri resultó adjudicatario de la primera privatización de recolección de residuos domiciliarios (Manliba), siendo una de las más cuestionadas, por considerarse que se realizaron con precios elevadísimos y condiciones absurdas. Estas son las características que presentaban los contratos que mantenía este grupo con el Estado. Pero como se sabe, estos grupos fueron los primeros en resaltar que el Estado es ineficiente, por lo tanto se debe achicar, quedando en manos privadas. Lo curioso, es que son ellos mismos los que fueron protagonistas principales de las privatizaciones que comenzaron con el gobierno de Carlos Menem.

Durante esos años, se adjudicó la Distribuidoras de Gas Cuyana y del Centro, algunas rutas argentinas y también distintos accesos a la Ciudad de Buenos Aires. Pero la mas importante fue la contratación de Correo Argentino, ya todos saben cuales fueron sus tejes y manejes con el servicio postal.

En 1997 mediante el Decreto 840/97, se asignó la empresa y se firmó el correspondiente contrato de concesión con Correo Argentino. El principal paquete accionario estaba representado por Sideco Argentina -grupo Socma- que se adueña del 73.5% de las tenencias accionarías, y como socios minoritarios al Banco de Galicia y Buenos Aires (12.5%), y al Programa de Propiedad Participada (14%).Uno de los puntos mas sobresalientes que caracterizan a todas las privatizadas es el pago de un canon, en este caso, del pago por tal concepto de 103 millones de pesos, en dos cuotas semestrales.

“El es uno de los mayores contribuyentes del país y es el empleador que más trabajadores tiene en sus empresas, 25.742 personas (incluida la dotación de SOCMA)” señaló Mario Rodríguez Muñoz en la Revista Fortuna, sin embargo esto no parece su principal preocupación. De hecho, en varias declaraciones realizadas por Franco Macri, amparado en la necesidad de lograr una mayor eficiencia, reconoció que debía expulsar a una enorme cantidad de empleados del correo, invocando que era el único camino para poder competir con las distintas empresas del rubro. Por eso, cuando se menciona que es el mayor empleador, no se debe omitir que también aplica las expulsiones masivas de sus trabajadores.

“Como parte de los compromisos contractuales asumidos, Correo Argentino debía realizar inversiones por un valor aproximado a los 100 millones de pesos en los primeros cuatro años de gestión. Si bien la empresa realizó parte de las inversiones comprometidas, no puede dejar de mencionarse la relación que, por una llamativa decisión de la Secretaría de Comunicaciones de la Nación, existente entre las mismas y la política de achicamiento de la dotación de personal. En efecto, en los dos primeros años y bajo el concepto de “retiros voluntarios” el plantel de trabajadores de la misma se redujo en más de 10.000 personas con la particularidad, vinculada a aquella decisión gubernamental, que el costo de tales “retiros” (casi 100 millones de pesos) fue considerado como una “inversión” de la empresa, enmarcada en los compromisos asumidos originalmente en la materia” (Lozano; Claudio: Concentración económica y riesgo democrático)

Como el Correo Argentino dejo de pagar el correspondiente canon, la deuda con el Estado Argentino ascendió a los 200 millones de pesos, provocando el final de la concesión y la virtual reestatización por parte del gobierno de Néstor Kirchner.

Para no dejar de lado el presente del Grupo Macri, gracias al excelente informe presentado por Claudio Lozano, detallaré cuales son las empresas le pertenecen: “el grupo exhibe una posición importante en el mercado brasilero y, a nivel local, presenta una cartera de inversiones relativamente diversificada (alimentos, ingeniería y construcciones, energía eléctrica, negocio inmobiliario, distintos tipos de servicios, etc.) Según consta en el balance de Socma, entre las principales empresas en las que el grupo tiene participación figuran: Cralco (alimentos congelados), Pitey (lácteos), Basilar (farináceos en Brasil), Isabela (farináceos en Brasil), Zabet (farináceos en Brasil), Estancias del sur (industria cárnica), Prenda (industria cárnica en Brasil), Chapecó (industria cárnica en Brasil), Siemens-Itron Business Services (telecomunicaciones /informática), Sepsa (pago de servicios en Argentina, Brasil y México), Macair Jet (transporte aéreo de pasajeros y de carga), Buenos Aires golf Club (inmobiliaria), GNC Galileo (gas natural comprimido), Salta Cotton (desmotadora de algodón), Yuto (actividades agropecuarias), Sideco Americana (construcción), Líneas de Transmisión del Litoral (transporte de energía eléctrica), Yacylec (transporte de energía eléctrica), Central Urugua-i (generación de energía eléctrica), Termorio (energía eléctrica Brasil), Novatrans (energía eléctrica Brasil), Servicios Viales (concesionario vial en Colombia), Enterpa (recolección de residuos en Brasil), Civilia Engenharia (construcción en Brasil), IECSA (ingeniería y construcciones), IECSA Perú (ingeniería y construcciones), IECSA Brasil (ingeniería y construcciones en Brasil), Geometal (minería), Creaurban (inmobiliaria), Puentes del Litoral (construcciones)…”(Lozano; Claudio: Concentración económica y riesgo democrático).

Este holding empresarial representa lo peor de la burguesía nacional, y hasta creo que no se la puede considerar de tal forma debido a que su presencia en diversos países de América Del Sur, demuestra cómo las ganancias que obtuvieron en nuestro país fueron invertidas en otros lugares para lograr mayores beneficios.

“Algunas empresas del grupo (Correo Argentino, Sideco y Socma) resultaron favorecidas por el proceso de pesificación y licuación de los pasivos privados con el sistema financiero local aplicado a comienzos de 2002” .”(Lozano; Claudio, idem). Este beneficio fue otorgado por el gobierno de Duhalde, otro gobierno de turno que entrega beneficios a los sectores mas ricos. “Algunas estimaciones indican que la transferencia de ingresos desde el conjunto de la sociedad argentina hacia estas tres compañías que integran el grupo fue del orden de los 200 millones de dólares” .”(Lozano; Claudio, idem)

Al comienzo de este informe manifieste, cómo Mauricio Macri, se presenta como la nueva alternativa a la vieja política. Creo el ex candidato a jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, quiso hacerse eco de los reclamos populares del 19 y 20 de diciembre, donde el lema “se vayan todos” significaba que se vayan tanto los políticos responsables, como así también los empresarios culpables de la crisis económica y social que vive la Argentina. No solo que representa uno de los peores sectores de nuestra sociedad, sino además quiere engañarnos diciéndonos que el quiere aportar nuevas ideas para la ciudad.

Creo que eso no es cierto, porque enumeraré cuales son los negociados que tiene SocMa (Sociedades Macri, donde Mauricio Macri es vicepresidente) con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Es verdad que en el ultimo tiempo, los Macri intentan desprenderse de los negocios con el Gobierno de la Ciudad. Es lógico, ya que resultaría raro ver que un jefe de gobierno es a la vez dueño de muchas empresas que prestan servicios a la sociedad. Cualquier coincidencia entre lo privado y lo publico es mera casualidad.

Aquí enumeraré los distintos negociados que posee la familia con la ciudad de Buenos Aires:

A) 40% de la emisión de facturas de Rentas y de Alumbrado, Barrido y Limpieza, (el contrato es de 10 millones de pesos anuales) y también a través de Itron maneja una de las dos empresas de control fotográfico de vehículos. Se adjudico la licitación por cinco años. La facturación promedio, cuando se licitó, fue estimada en 5 millones de pesos ( el restante 60% de Intron es de Siemens).

B) Participación en la empresa Sistema Castastral ( junto a Techint y Siemens), se ocupa de fiscalizar la construcción de edificios y las ampliaciones no declaradas en viviendas en la ciudad. Como también la aprobación de planos.

C) 100% del cobro de impuestos a través de la empresa SEPSA-Pago Fácil ( 100% de Macri. Se trata de un contrato por 20 años, firmado también durante la intendencia de Grosso. SEPSA fue contratada por el Banco Ciudad para el cobro de impuestos. Su facturación promedia los 4 millones de pesos anuales. El Banco Ciudad le paga a la empresa de Macri un peso por boleta

D) Licitación por reservorio acuíferos y licitación por obra de la Casa Cuna, a cargo de la empresa IECSA(100% Macri).

La administración de Carlos Grosso, le permitió al grupo hacerse cargo de la administración de los recursos del gobierno de la ciudad, por medio de UTE- RENTA.

La empresa Itron, que actuaría como un sub.-holding, esta conformada por SEPSA y Sistema Catastrales. “Los contratos tercerizados que desde principio de la década del noventa mantenían privatizadas las bases de datos y las cuentas corrientes de los contribuyentes de la Ciudad, contratos que en diversas oportunidades fueron cuestionados por sus altos costos operativos, su obsolescencia tecnológica, su vulnerabilidad y sus sucesivas prórrogas”…… “Estos contratos conocidos como UTE RENTAS (integrado casualmente por Macri, Siemens, Bulgheroni y la BNL) y CATREL SA (Roggio) fueron rescindidos por el actual Gobierno de la Ciudad siendo en la actualidad el Banco de la Ciudad de Buenos Aires y la propia Administración los que proveen los servicios que antes prestaban las citadas empresas.

Los resultados del cambio en materia de costos y productividad son elocuentes: si en el año 2000, cuando asumió la nueva gestión, se recaudaban $27,61 por cada peso gastado, durante el año 2002 y pese a la crisis, se superaron los $35 de recaudación. A consecuencia de lo expuesto, el Estado de la Ciudad de Buenos Aires gasta 30 millones de pesos menos al haber anulado los contratos mencionados. .”(Lozano; Claudio: Concentración económica y riesgo democrático).

Carlos Grosso, fue en algún tiempo funcionario de SOCMA, la empresa de la familia Macri. De más está decir, los negocios del ex Consejo Deliberante porteño y de lo que fue la gestión Grosso. Sabemos que este personaje es nombrado intendente de Buenos Aires por Don Carlos I. Uno de los funcionarios de esa brillante administración ( vale tener en cuenta el doble sentido) era Luis Schiavi, quien estaba a cargo de la Subsecretaría de Mantenimiento de Servicios. Luego de una década de champagne con pizza, pasó a engrosar las primeras filas del macrismo, ocupando el cargo de jefe de campaña de Mauricio Macri. Luego pasó a ser ministro de Obras Públicas de Jorge Telerman y tras la derrota de su jefe en la primera vuelta, su destino es incierto.

“También supo Macri tener en un momento como asesor a Pedro García, que fue asesor comunicacional de Grosso y otro poderoso personaje: José Luis Manzano, aquél de “Yo robo para la Corona”. También supo Macri tener en un momento como asesor de la patriada grossistas; Eduardo Rollano; Jorge Arguello y Rodríguez Herrera Bravo. (fuente; Lecuna, Luis Alberto: Nuevos aires para Buenos Aires; www.ahoraargentina.org.ar )

Ese no fue el único vinculo con el menemismo, se debe tener en cuenta que dentro de los empresarios, que aportaron dinero, para la campaña del riojano en 1989, donde prometía salariazos y otras fantasías, los Macri aportaron además de los autos Fiat en los que se manejaban para hacer a campaña, alrededor de 1, 2 millones pesos, solo en condición de aportes. “Esta demás decir que cualquier favor seria bien recibido en los años que prosiguieron. Una vez designados en el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, Roberto Dromi y Rodolfo Barra solicitaron a los grandes grupos económicos, hombres para ocupar lugares en el organigrama, aunque ese loteo no debía hacerse manifiesto”…. “Macri colocó en la subsecretaría de planeamiento a Horacio Escofet, en la de concesiones al director de Sideco Americana, Carlos Manuel Ramallo, en la subsecretaría legal y técnica de la presidencia a Osvaldo Pérez Cortés. En la comisión vial del ministerio, además de Escofet y Ramallo, los Macri ubicaron a su apoderado Guillermo Fanelli Evans y a Roberto Righini”….. “Por un acuerdo entre los grandes grupos, la mitad de los kilómetros debían adjudicarse a los mayores contratistas (22 por ciento Benito Roggio, 17 por ciento Macri, 11 por ciento Techint) y el resto se prorratearía entre los menores. La distribución se hizo de modo de complacer a empresas integrantes de las tres cámaras de constructores, para que no hubiera descontentos que protestaran”.(Lozano; Claudio: Concentración económica y riesgo democrático).

¿Se puede hablar de un nuevo político? Creo que es mejor llamar las cosas por su nombre. Aquí queda demostrado cómo este grupo, al cual pertenece tanto Franco Macri, como su hijo preferido, Mauricio, fueron y son parte de los peores negociados en la Argentina.

En estos días, muchos sectores lo hacen responsable de los logros obtenidos por el club Boca Jrs, en el fútbol local como internacional. Sin embargo, bajo su presidencia. Macri junto a sus socios se transformaron en dueños de casi todos los jugadores de las inferiores del club Boca jrs, siendo el club de la ribera una institución que los forma, los mantiene y les sirve como vidriera nacional e internacional.

Son conocidas las aspiraciones de Mauricio Macri de acceder, no solo a la jefatura de gobierno sino a la Presidencia de la Nación. Por esta razón me parece oportuno demostrar cuales fueron y cuales son sus distintos negocios, demostrando que no es nuevo sino que es un viejo zorro.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

A 98 años de la masacre de Napalpí, conversamos con Federico Carniel, fiscal a cargo de impulsar la investigación sobre los funestos hechos que acontecieron en aquella localidad.
La práctica de la lectura nos abre nuevos caminos y viejas preguntas qué vuelven a ser reformuladas para siempre encontrar nuevas conclusiones.
En tiempos de crecimiento chino y de incertidumbre por el futuro, aquí va un intento por psicoanalizar al país más poderoso del siglo XX, el cual hoy se aferra a la preservación de un pasado tan idealizado como irrecuperable.