Luego del canje de la deuda externa, la derecha navega sin brújula y sin memoria

Por Causa Popular.- Finalmente los números oficiales le dieron la razón al gobierno. La operación del canje de la deuda en cesación de pagos alcanzó una aceptación del 76,07 por ciento -algunos puntos menos que los pronósticos más optimistas que auguraban más del 80 %-, por lo que la deuda pública total suma ahora 125.000 millones de dólares, desde los 191.000 millones que había a fines del 2004. El anuncio de los porcentajes finales de adhesión estuvo a cargo del Ministro de Economía Roberto Lavagna y luego completó el presidente Néstor Kirchner. Del discurso del primer mandatario en el Salón Blanco de Casa de Gobierno, se destacaron los adjetivos utilizados por los economistas de una derecha que ha dado cuenta de su desorientación ya que primero criticó la política del gobierno por no negociar con los acreedores externos la deuda en default, y ahora que esta renegociación finalizó se niega a aceptar su éxito.

Los anuncios del porcentaje final estuvieron a cargo del presidente Néstor Kirchner y el ministro de Economía, Roberto Lavagna. Ambos anunciaron en la Casa de Gobierno ante un auditorio integrado por gobernadores, ministros y empresarios, la normalización de la deuda argentina, luego de haber reestructurado los 81.800 millones de dólares que estaban en default. Los niveles de adhesión al canje oscilaron entre el 64 por ciento, en capitales europeas como Londres y Frankfurt, al 86 por ciento en Argentina.

“Vinimos hoy al Salon Blanco no para hacer una mentira exitista, sino porque dimos un paso importantísimo”, dijo Kichner durante su discurso. El mandatario calificó como “un hito” la reestructuración de la deuda en cesación de pagos, pero destacó que con ella «no es que se han terminado los problemas de los argentinos. Es un punto de inflexión. Comenzamos a poder salir de la coyuntura para poder ver más adelante».

Antes de las palabras de Kirchner, el ministro Lavagna informó que la adhesión final a la oferta para reestructurar la deuda argentina fue de 76,07 por ciento de los 81.836 millones de dólares del capital de los bonos en cesación de pagos. A partir de ese resultado el Gobierno emitirá ahora nuevos títulos por 35.238 millones de dólares que reemplazarán la deuda impaga de 102.500 millones (incluyendo intereses vencidos), lo que implica un recorte nominal del capital del 65,62 por ciento.

Luego de dar a conocer varios aspectos técnicos de la oferta, Lavagna se refirió a “las enseñanzas útiles” que dejó la crisis económica que desembocó en el quiebre de la Convertibilidad y la caída en default. “Creo que la política de no endeudamiento es fundamental para poder seguir teniendo grados de libertad para poder manejar nuestras políticas económicas”, dijo el ministro, discutiendo con varios analistas económicos que plantean que Argentina deberá tomar más deuda si pretende pagar todos los compromisos de vencimiento que tiene este, los cuales duplican el superávit previsto. A partir de esta exitosa reestructuración “van a comenzar los cantos de sirena. Ya hay ofertas para que tomemos deuda, es el negocio de muchos, pero no del país”, enfatizó el ministro.

La derecha sin Brújula

Al anunciar el 76,07 por ciento de adhesión al canje de bonos en default, el presidente Néstor Kirchner no se privó de criticar con dureza a los economistas de derecha que habían pronosticado el fracaso de la operación. Como era de esperarse los ‘gurúes económicos’ -desconcertados por que con retórica de izquierda se sostiene un religioso pago de deuda en cada vencimiento – no tardaron en responderle. Afirmaron que siempre actuaron “de buena fe” y que los análisis mencionados en la Rosada eran apenas posteriores a la oferta original presentada en Dubai en 2003.

El Presidente había dicho en su discurso en el Salón Blanco que los economistas “que fueron parte del problema, contribuyeron a llevarnos al desastre del que venimos”. Con gestos irónicos y teatrales, enumeró a cada uno de los analistas que en algún momento lo criticaron, entre ellos, Pablo Guidoti, Miguel Kieguel, Carlos Melconian, Manuel Solanet y Jorge Avila y recordó todo lo que ellos decían de la negociación de la deuda. «Mediocres, inaceptables patoteadas, van al fracaso, falta de seriedad, técnicamente incorrectos, nos aislamos del mundo, nos caemos del planeta», dijo que dijeron.

Daniel Artana, economista de FIEL, sostuvo en declaraciones radiales que las frases que mencionó Kirchner ayer “eran de antes de septiembre del 2003, cuando el Gobierno sostenía que no se iba a mover ni un centímetro de la Propuesta de Dubai. Pero esta propuesta siempre nos pareció más razonable y siempre la consideramos mucho más realista».

Otro de los mencionados fue José Luis Espert, quien dejó entrever más su molestia: “El Presidente sabe que es mentira. Lo que dije cuando se lanzó la propuesta en Dubai es que iba a fracasar, y en 2004 triplicaron la oferta”, afirmó en Radio Mitre. Ofuscado, Espert invocó al gran dios del mercado financiero y aseguró que “el canje ha sido exitoso, pero si salimos o no del default es otro tema, que no lo puede declarar la Argentina, sino el FMI, que es el juez de la quiebra”.

Carlos Melconian, por su parte, consideró que la situación es “una anécdota”. De todas maneras, respondió en la misma línea argumental que casi todos sus colegas: “La frase que Kirchner citó corresponde a febrero de 2004, donde me referí a una estrategia de (canje de) deuda equivocada, pero el propio Gobierno la cambió en junio de 2004″, dijo Melconian a radio Uno.

A pesar de la constante referencia al cambio de la oferta luego de que en Dubai se ofreciera una quita del 75%, los economistas neoliberales durante y al finalizar el canje no han hecho más que erigirse como voceros de los bonistas.

Algunos hasta se apiadaron de supuestos jubilados, que verían recortados su jubilación por el recorte a los bonos en manos de las AFJP’s que ellos mismos bregaron por que reemplazaran al sistema solidario de reparto.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.