Los nuevos negocios con PDVSA: una alternativa al MERCOSUR con mucho petróleo venezolano de por medio

Por Causa Popular.- A sólo dos meses de la Cumbre de las Américas, el gobierno venezolano fortalece su relación con los otros dos gigantes del sur. Los acuerdos energéticos firmados con Venezuela el pasado jueves por Brasil y Argentina, se perfilan como un cambio de táctica de la región sudamericana para oponerse al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en el momento en que, según el mismo presidente de Venezuela Hugo Chávez, “El Mercosur y la Comunidad Andina son un fracaso”. La Alternativa Bolivariana para las Américas se perfila en el horizonte delineado por el oro negro venezolano como la única alternativa de integración regional que puede contribuir a la creación de nuevos modelos que debiliten los planes neoliberales y salvajes que han empobrecido a los pueblos de la región. La ausencia de Kirchner en la cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones (CSN) y la debilidad del gobierno de Lula, al que sólo le quedan 15 meses de gobierno, fueron algunos de los atenuantes para ver con optimismo el futuro de la región.

La firma del Acuerdo entre Petrobras y Pdvsa suscrito este jueves en el Palacio de Planalto, en Brasilia, por los presidentes de las estatales petroleras de Brasil y Venezuela, José Sergio Gabrielli y Rafael Ramírez, respectivamente, fue calificado por el presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, como una acción que contribuye a la creación de nuevos modelos que debilitan los planes neoliberales y salvajes que han empobrecido a los pueblos de la región.

El comentario de Chávez surgió tras recordar al brasileño Celso Furtado, reconocido como uno de los grandes economistas y pensadores sociales de América Latina, quien habló de la necesidad de superar modelos de dependencia que impiden el desarrollo económico de los países.

El presidente de Venezuela, expresó además que esta firma es el resultado de los intensos y continuos debates en aras de consolidar relaciones bilaterales complementarias y cooperativas que beneficien no sólo a los pueblos de ambas naciones sino al resto de los países que integran América del Sur.

“Brasil y Venezuela están caminando juntos y firmes hacia la construcción de la Suramérica nueva, de la patria nueva”, apuntó.

La firma del documento representa un éxito para el proceso de integración que se vive en la región habitada por más de 360 millones de personas.

Tras considerar que este tipo de informaciones no son difundidas por los grandes medios de comunicación social el presidente Chávez detalló el alcance de los convenios refrendados.

El primer acuerdo firmado establece el desarrollo del Proyecto Conjunto en la Faja del Orinoco en el cual Brasil y Venezuela trabajarán unidas bajo la figura de empresa mixta, estrategia considerada por el gobierno venezolano contraria al neoliberalismo y a las políticas de las empresas transnacionales, para desarrollar el Campo Carabobo I, uno de los 27 que conforman la Faja Petrolífera del Orinoco.

El mandatario venezolano hizo énfasis una vez más en que Venezuela está dispuesta a compartir el potencial energético que posee con las naciones más necesitadas del mundo, especialmente con los de América del Sur y del Caribe.

A su vez, Chávez recordó que Venezuela es poseedora de la reserva petrolera más grande del planeta, de hecho en la Faja Petrolífera del Orinoco y, específicamente en el campo Carabobo I, se cuenta con una reserva probada de crudo de 40 mil millones de barriles de petróleo, mucho más que las reservas con las que cuenta Estados Unidos, una de las razones por las cuales según el presidente venezolano estos proyectos de alianzas energéticas desesperan al “gigante”.

Se prevé que el crudo que sea extraído por la cooperación Petrobras y Pdvsa sea trasladado a la refinería José Ignacio Abreu de Lima de Pernambuco, ubicado en el oriente brasileño, una procesadora que será construida por los gobiernos de ambos naciones.

La explotación del gas, a través del Proyecto Mariscal Sucre, donde se estima el desarrollo de las reservas del norte de Paria, en el estado Sucre, las cuales alcanzan los 4 trillones de pies cúbicos, es otro de los planes a emprender entre los brasileños y los venezolanos.

“Venezuela, lo digo con mucha humildad, para que todos lo sepamos, tiene 150 trillones de pies cúbicos de reserva probada de gas, es la octava reserva más grande del mundo y la segunda del continente y estamos comenzado a explotar.

Nosotros habíamos dicho que no queríamos comenzar hasta no firmar este acuerdo, pero ahora comenzaremos pues el acuerdo prevé la construcción de un gasoducto para garantizar al norte de Brasil el suministro necesario del gas”, explicó Chávez.

Brasil y Venezuela convinieron además la transición de los antiguos convenios operativos a empresas mixtas y combinadas; además del crecimiento de propuestas energéticas para el desarrollo de ambas naciones.

Argentina, la tercera pata de la mesa acuerdos

Aunque de menor envergadura a los firmados entre Petrobras y PDVSA, Hugo Chávez y el presidente Néstor Kirchner, suscribieron en Brasilia acuerdos en el área energética y agrícola por más de 100 millones de dólares, lo que puede significar un empuje para darle vida a ENARSA.

El ministro venezolano de Energía, Rafael Ramírez, detalló que además se suscribió el documento para iniciar las diligencias para la adquisición por parte de la empresa estatal de petróleo de Venezuela (PDVSA) de la refinería la Rhasa, en Argentina.

“La presencia de PDVSA junto con ENARSA, dentro del concepto de Petrosur, es una decisión y la vamos a seguir avanzando en territorio argentino y éste es un paso más», señaló Ramírez en alusión al proyecto venezolano para constituir una empresa participada por las petroleras estatales sudamericanas.

Petrosur, clave en la posibilidad del desarrollo de Petroamérica, junto a Petrocaribe y Petroandina, necesita que la Argentina cuente con una empresa petrolera controlada por el Estado y en esa dirección claramente apuntan los acuerdos firmados.

Ramírez añadió que con el acuerdo suscrito, a finales de febrero próximo podrán operar la refinería de la Rhasa con una capacidad de procesamiento de cerca de 8.000 barriles al día.

Asimismo, anunció un acuerdo entre PDVSA y la empresa petrolera Repsol, que permitirá a Venezuela “disponer de volúmenes de petróleo y productos en Argentina para procesar y seguir expandiendo el sistema de refinación”.

El presidente de Argentina aseguró que PDVSA participará en cerca del 10 por ciento de los campos de producción de Repsol. El canciller venezolano, Alí Rodríguez, por su parte, dijo que “Repsol tiene mucho interés en mejorar su posición en Venezuela y nosotros en iniciar operaciones de producción en Argentina”.

Durante el acto de suscripción del acuerdo con Argentina, el presidente Chávez dijo que los nuevos convenios son importantes dentro de la “estrategia de esta especie de eje del bien que ha nacido en Suramérica”.

Chávez indicó que con el acuerdo de adquisición de la Rhasa la inversión en Argentina es “cercana a los 100 millones de dólares”. Al referirse al acuerdo para la cooperación agrícola, el gobernante destacó que Argentina puede contribuir con transferencia tecnológica mientras su país pone a la disposición energía y materia prima barata.

El presidente de Argentina indicó que gracias a la firma del acuerdo Caracas comprará a su país maquinaria agrícola por unos cien millones de dólares.

Los acuerdos fueron suscritos al margen de los trabajos preparatorios para la I Cumbre de la Comunidad Suramericana de Naciones (CSN), que se celebró el viernes en Brasilia.

Tras el encuentro de hoy, ambos mandatarios asistieron a la cena que ofreció el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, a los jefes de Estado de este grupo regional, en donde Kirchner le explicó al mandatario brasileño por que no asistiría al segundo encuentro de la CSN, así como no lo hizo al de su fundación.

Luego de la firma de los acuerdos con Brasil y Argentina, el presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez expresó. “Nuestros pueblos se anotan un éxito.

Fracasan quienes pretenden frenar los vientos de la integración.

Fracasan y fracasarán… Ese es el único camino: la integración endógena, proyectos como estos debemos seguir impulsando para ponernos firmes y alineados como los árboles y ver como nace en el horizonte de estas tierras de América del Sur una verdadera potencia mundial”.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.