Los límites de la globalización

Reseña de la Conferencia en el curso Globalización: ¿Progreso o regresión social?
Ignacio Ramonet
ATTAC Madrid
Ignacio Ramonet es director de Le Monde Diplomatique, profesor de la Universidad de París VII y uno de los fundadores de Attac. Desarrolló su intervención sobre un doble eje: ¿ Qué hemos hecho?; y ¿ Qué podemos hacer?

¿ Qué hemos hecho?

1- La denominación.

La Globalización una enfermedad silenciosa, no detectada en su inicio: su simple denominación no existía hace 10 años.

Más o menos en los años 95-96, Vivianne Forester, novelista francesa, mencionaba en su obra «El horror económico» la idea del pensamiento único. La primera necesidad era por tanto, identificar y denominar el fenómeno ya que se presentaba bajo el disfraz de la modernidad.

Las primeras acciones y adaptaciones al nuevo modelo en muchos países las realiza inicialmente la izquierda. En España F. González y L. Favius en Francia, comienzan con las privatizaciones, la idea de que lo privado gestiona mejor, la reducción cada vez mayor del papel del Estado y de los sindicatos, el libre cambio y otras medidas englobadas bajo la denominación colectiva de ajuste estructural que se convirtió también en una exigencia habitual a los países del Tercer Mundo

Pese a la discreción con que se producen, en el origen de esta situación se encuentra el análisis de las reuniones de Davos, donde se producen las primeras exigencias de garantías a los Estados por parte del capital. Según S. George todo funcionaba en la oscuridad.

En esta primera etapa se trató de conocer como funciona exactamente la globalización para identificarla, siguiendo es esquema: observar, describir y denominar el fenómeno. Los términos globalización o mundialización, no son buenos términos por su generalidad y ha sido preciso dotarlos de contenidos que los alejen del simple enunciado de los procesos universales

2- La protesta y la contestación crítica.

Las nuevas tecnologías han hecho posible el fenómeno financiero, las autopistas de la comunicación. Siempre han sucedido de forma conjunta los cambios tecnológicos con los ideológicos. La web permite la unificación de las Bolsas facilitando el trabajo de compra y venta en tiempo real y por tanto de los Paraísos Fiscales, el enriquecimiento del sector financiero mediante los fondos de pensiones, el mercado de divisas, con el correspondiente destrozo del sector de producción, digamos real.

En estos momentos el 95% economía es «virtual» y el 5% de economía real, cuando hace tan solo 20 años los porcentajes eran exactamente al contrario. Ahora lo único que circula libremente en el mundo, aparte del viento es el capital.

El Gobierno de la Globalización lo constituyen el FMI, el BM, la OMC, el G-8, … los gobiernos se limitan a seguir sus decisiones. Es en esta etapa en la que se pone en evidencia su papel.

Attac se constituye en Francia los años 97-98. En 1.999 se realiza en Seattle la primera acción contra la OMC y otras acciones; le sigue Génova… Comienza por tanto la visualización de la crítica antiglobalizadora, que es víctima de una utilización mediática básicamente negativa ya que las protestas son presentadas simplemente como acciones violentas que no oponen otra cosa que la pura violencia.

No hay que olvidar que entre las 100 empresas más importantes de los 200 Estados existentes, se encuentran auténticos mastodontes mediáticos.

Después se produjo el 11-S lo que facilitó aún más que se relacionaran las protestas con el terrorismo. También favoreció el expansionismo US, es decir del brazo armado de la Globalización incorporándose «el militar» a los otros tres frentes de actuación; el económico, el financiero y el ideológico

3- La salida de protesta: las propuestas que constituyen una tercera etapa.

Así nace el Foro Social Mundial de Porto Alegre, que formaliza el proyecto utópico de la reunión de todas las gentes del planeta en una Asamblea de la Humanidad, representada en sus Asociaciones y Movimientos y que funciona como una Universidad de Verano.

Allí se explican las experiencias grupales ante la globalización, las propuestas ante ella y sus soluciones alternativas. Especialmente entre los indígenas y campesinos. que con sus propuestas se constituyen en los líderes del movimiento ltermundialización, frente a los obreros que lo fueron en la Revolución Industrial.

Al Foro se le ha cargado la responsabilidad de formular propuestas pero no un Programa Alternativo que no existe, aunque ya contamos con bastantes elementos.

¿ Qué podemos hacer?

Según Ramonet ha llegado ahora el momento de elaborar el Manifiesto Alternativo, ante el fracaso global de otras utopías. El capital obviamente plantea que no existen otras alternativas, pero hasta ahora ya se ha logrado por ejemplo que no resulte «político» presentarse como «globalizador» y contamos con un combustible intelectual, con una magnífica masa crítica.

La tarea hoy es la presentación del Manifiesto-Programa de Porto Alegre elaborado grupalmente y discutido internacionalmente para que sea adoptado en el Foro Social Mundial.

Algunos puntos que ya están claros:

– Promoción de la prohibición de los Paraísos Fiscales, por ejemplo con actuaciones estatales sobre los más próximos, en nuestro caso Andorra y Gibraltar

– Supresión de la Deuda Externa, si para la reconstrucción de Irak, EEUU ha planteado esta necesidad como una obligación previa. Parece que la medida puede ser extensible.

– El problema del Agua potable: establecer métodos para evitar que 30.000 personas mueran diariamente por su carencia.

– Aplicación de la Tasa Tobin o similar sobre las Transacciones Financieras: en Bélgica y Francia ya ha sido aprobada su aplicación.

Supresión de las subvenciones a las exportaciones agrarias

– Otras proposiciones podrían ser también, según el director de Le Monde Diplomatique, la creación de un Impuesto sobre hidrocarburos para luchar contra la contaminación; un impuesto sobre las armas. Y la revisión del tratamiento dado a la inmigración.

En el debate, Jorge Fonseca planteó como otra propuesta la posible creación de la figura del Crimen Financiero contra la Humanidad. Ignacio Ramonet planteó la propuesta del Genocidio Social. Algo tratado por Fernando Solana en su película «El saqueo«.

Otro tema planteado en el debate fue el contenido del término revolución hoy, al que debemos reconvertir, eliminando del concepto la violencia y la agresividad con las que se ha cargado a lo largo de la Historia. Se puede tomar el ejemplo de la Revolución silenciosa de los países nórdicos y los grandes cambios logrados suavemente.

Respecto a los Medios de Comunicación y para analizar el papel que juegan en la creación de los estados de opinión, se ha constituido la organización Media Watch Global y se está profundizando en la utilización de Medios alternativos a modo de contra información.

«Reseña de la Conferencia impartida por Ignacio Ramonet en el curso que sobre GLOBALIZACIÓN: ¿PROGRESO O REGRESION SOCIAL? dirigió Jorge Fonseca, asociado de Attac y Catedrático de Economía Aplicada de la UCM, dentro de sus cursos de verano de El Escorial el pasado uno de Julio 2004. Realizada por Mae Blanco y Roberto González (Attac Madrid).»

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.