“le dije: Correa, tú no mueres hoy”

A la salida de la reunión de urgencia convocada por el secretario general de UNASUR, Néstor Kirchner, el mandatario bolivariano habló con la prensa y con Revista Zoom. “Detrás de esos grupos de policías o de militares está la mano oscura del imperio y de las fuerzas de extrema derecha de nuestros países y de Estados Unidos”, afirmó Chávez.

Luego de concluir la reunión de urgencia convocada por el secretario general de UNASUR, Néstor Kirchner, y a la cual los presidentes del bloque regional acudieron de forma inmediata, el único mandatario en hablar con la prensa que todavía aguardada a altas horas de la madrugada, fue el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías.

La reunión de la Unión de Naciones Suramericanas se llevó a cabo en el Palacio San Martín con la presencia de todos los presidentes, menos la de Fernando Lugo de Paraguay (con problemas de salud), Luiz Inácio Lula da Silva de Brasil (cierre de campaña) y Rafael Correa, de Ecuador, que había sido liberado pocas horas antes.

Previo al comienzo de la cumbre de extraordinaria, la Presidenta Cristina Fernández informó que Correa había sido liberado por un grupo de elite y estaba a salvo.

La jornada, cargada de dramatismo y angustia, se extendió hasta las cuatro de la madrugada. Miles de personas, que habían marchado a la Embajada de Ecuador para apoyar al pueblo ecuatoriano y al presidente Correa, ocuparon la Plaza San Martín frente al Palacio para respaldar la iniciativa del bloque regional y la presencia de los mandatarios latinoamericanos.

La primera en llegar fue la anfitriona, Cristina Fernández, seguida por el presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica; Sebastián Piñera, de Chile, que fue recibido por lo militantes con cánticos que recordaban a Salvador Allende (asesinado por la dictadura cívico militar que encabezó Augusto Pinochet y Estados Unidos financió); Evo Morales, de Bolivia; Alan García, de Perú; y Juan Manuel Santos, de Colombia, que arribó cerca de las dos, minutos antes que lo haga el presidente Chávez. Todos los presidentes estaban acompañados de sus Cancilleres y sus asesores diplomáticos.

La intención, según había informado el Canciller Héctor Timerman, previo a la reunión, era que los presidentes viajen a Quito, Ecuador, para respaldar a Correa y garantizar la estabilidad democrática en aquel país y en el continente. Había un denominador en común: ningún mandatario estaba dispuesto a permitir otro hecho como el de Honduras, donde con complicidad y ayuda de Estados Unidos, la derecha hondureña y los grupos reaccionarios y golpistas derrocaron al legítimo presidente electo por el voto popular, Manuel Zelaya.

Una vez terminada la reunión de los mandatarios, que se desarrolló a puertas cerradas y sin la presencia de sus asesores, los presidentes emprendieron la retirada. El único en hablar con la prensa fue Hugo Chávez, quien dijo que “detrás de esos grupos de policías o de militares está la mano oscura del imperio y de las fuerzas de extrema derecha de nuestros países y de Estados Unidos. Los policías, y eso mismo pasó en Venezuela, fueron utilizados para acciones bárbaras como hemos visto ayer en Ecuador”. Revista Zoom estuvo ahí y entrevistó a Chávez.

Presidente Chávez, ¿este intento de golpe de estado en Ecuador es parte de una estrategia de desestabilización en la región?

Pues claro. En Venezuela hubo un golpe hace más de ocho años, yo estuve prisionero y la impunidad cubrió aquello. Ahí no hubo ni condena de la OEA, ni de la junta de derechos humanos, ni nada. Y luego hubo un golpe en Honduras hace ya más de un año.
Este golpe a los hermanos de Ecuador es un hecho preocupante, con antecedentes muy cercanos como el de Honduras, que quedó impune. Fíjate cuánto daño nos está haciendo la impunidad de los golpistas que tumbaron a Zelaya, lo sacaron del país y casi lo matan. Y allí están y son un gobierno supuestamente democrático. Son hechos preocupantes que nos tienen que llamar a la reflexión para fortalecer la democracia en el continente.

¿Estados Unidos está detrás de este golpe frustrado?

Mira, en estos cien años el imperio agresor y golpista, el imperio que han creado los gorilas, ha agredido constantemente a las democracias Latinoamericanas y del mundo. EE.UU perdió la capacidad de controlar a América Latina y El Caribe, y a pesar de que haga lo que hace, no va a poder recuperar el dominio de lo que llamaron su “patio trasero”. Y el pueblo de Ecuador y su presidente lo han demostrado una vez más.

Fue aquí en Argentina, en Mar del Plata, donde enterramos la propuesta del ALCA, que era una propuesta imperial promovida por los Estados Unidos. Ahora, como Estados Unidos perdió definitivamente el control de este continente, entonces, ha alentado, alienta y va a seguir alentando la conspiración permanente contra la Alianza Bolivariana.

¿Qué evaluación hace de la inmediata reacción de la Presidenta Cristina Fernández y de Néstor Kirchner como secretario general de UNSAUR?

Bueno, ha sido extraordinaria. Es lo que hay que hacer: reaccionar rápido cada vez que surja la garra del gorilismo. Hay que reaccionar y responder contundentemente en apoyo a nuestros gobiernos, a nuestros pueblos y a la nueva América del Sur que está naciendo.

¿Por qué decidieron no viajar a Ecuador como estaba previsto en un primer momento?

Porque luego del desenlace positivo, en el que ha sido rescatado el presidente Correa y se ha respetado su vida, hemos considerado que no es necesario en este momento. Ha culminado este hecho que ha sido muy lamentable, muy triste y muy doloroso para todos nosotros.

Yo no pude ver el rescate porque veníamos en el aire, pero llamábamos cada veinte minutos a Caracas, a Buenos Aires y a Quito, y nos informaron cuando lo estaban rescatando y logramos oír por teléfono parte de las acciones de rescate que transmitía Telesur. El presidente está al frente, el pueblo y las fuerzas militares están con el presidente y lo apoyan, y por lo tanto hemos decidido que vayan nuestros Cancilleres.

¿Pudo comunicarse con Correa?

Yo conversé con Correa a lo largo del día unas cinco o seis veces. Cuando veníamos para Buenos Aires en el avión fue la última vez que hablé con él y lo noté muy firme y muy sereno. Hubo un momento en el que él me dice “Hugo, estoy aquí listo para morir. No voy a negociar”. Y yo, conociéndolo, sabía que está hablando en serio, porque Rafael Correa es un hombre sumamente digno. Y le dije: “mira, Rafael, yo te voy a repetir lo que una noche que yo estaba en una situación parecida a la que tú estás viviendo ahora, Fidel Castro me dijo. Fidel me preguntó cómo me sentía y yo le respondí: Fidel, estoy listo para morir. Y Fidel me dijo: Chávez tú no mueres hoy. Por lo tanto, yo le dije: Correa, tú no mueres hoy. Tienes que vivir para que sigas dirigiendo a tu pueblo.”

¿Qué análisis puede hacer del proceso de unidad que se está construyendo en la región y en particular en la UNASUR?

Lo dijo Perón y lo digo yo ahora, porque me siento un soldado de Perón: llegó el siglo XXI, el siglo de la unidad y la liberación, Ninguna fuerza oscura, ninguna fuerza de la barbarie, va a mellar este camino de unidad y liberación. Aquí en Buenos Aires estamos demostrando unidad en defensa de la democracia y este es un paso muy importante. Nos hemos movilizado rápidamente ante el llamado de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Quiero rendir tributo hoy al General Perón, que hace ya varios años dijo “el año 2000 nos encontrará unidos o dominados”. Llegó la hora de la unidad y es lo que estamos haciendo ahora.

¿Usted cree que este golpe puede fortalecer a Ecuador, al presidente Correa y a la organización del pueblo?

Yo creo que si. Creo que estos golpes lamentables, que vienen sin dudas del imperio yanki, y de la derecha ecuatoriana y su locura, deben contribuir a fortalecer la Revolución Ciudadana y la democracia en Ecuador. Estuve recordando a León Trotsky cuando dijo “a todas revolución le hace falta el látigo de la contrarevolución”.

Por último, luego de responder las preguntas de todos los periodistas y de Zoom, el presidente Chávez se acercó a las personas que lo saludaban desde el otro lado del vallado y les tendió la mano a cada uno. “Patria si, colonia no”, cantó junto a los jóvenes que no podían creer que uno de los lideres de la liberación latinoamericana estuviera junto a ellos cantando y saltando.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Tras nueve días de paro, el gobierno de MAS deroga la Ley 1386 para desactivar el conflicto y advierte que hay un nuevo intento desestabilizador.
En los próximos días el gobierno dará a conocer con qué mandato se sentará a negociar la firma del acuerdo con el FMI. Recapitulamos los diferentes caminos que podrían ser llevados a cabo.
Breve racconto sobre el historial de gatillo fácil y otros crímenes de la policía porteña.