Las escuelas recibirán material didáctico para reflexionar sobre el derecho a la identidad

Una colección de seis libros de cuentos, un documental y un cuadernillo serán distribuidos a docentes de escuelas primarias de todo el país para ayudar a los chicos a dialogar sobre la memoria y el derecho a la identidad.

Los cuentos fueron seleccionados por las Abuelas bajo un criterio: todos son relatos que les hubiera gustado leerles a sus propios nietos, 101 de ellos recuperados y 400 aún sin encontrar, que además no conocen su verdadera identidad.

“La identidad no es algo que queremos sólo las abuelas que buscamos a los nietos que nos arrebató la dictadura militar. La identidad es mucho más que eso. Es nuestra identidad social y cultural, es nuestra historia, que también fue arrebatada por la dictadura”, dijo hoy Estela Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, durante la presentación de la colección en la sede del Ministerio de Educación.

La colección se llama Las abuelas nos cuentan y está integrada por los cuentos El esqueleto de la biblioteca, de Silvia Schujer; Leyenda del otoño y el sapo, de Graciela Repún; El vuelo del sapo, de Gustavo Roldán; Los cuatro increíbles, de Ricardo Mariño; Cuentos para los más chicos, de Oche Califa y Margarita Eggers; y El reglamento es el reglamento, de Adela Basch.

La primera parte del video que también se distribuirá a lo largo de todo el país está filmado en la casa de las Abuelas de Plaza de Mayo, donde se ve a un grupo de ellas conversando con alumnos y docentes sobre la búsqueda de los nietos y la importancia de restituirles la identidad.
La finalidad del documental es abrir el diálogo para comprender la historia reciente y el concepto de identidad en el marco de la reconstrucción de la memoria, se explica en el cuadernillo para docentes.

“Cada familia husihuilke conservaba un cofre heredado por generaciones que los mayores tenían consigo (…) El más anciano sacaba del cofre lo primero que su mano tocaba, sin vacilar ni elegir (…)”, dice uno de los textos del cuadernillo dirigido a los docentes, para que lo trabajen en el aula.

El relato sigue: “Los husihuilke decían que la Gran Sabiduría guiaba la mano del anciano para que su voz trajera desde la memoria aquello que era necesario volver a recordar. Algunas historias se repetían incansablemente”.

Durante la presentación del material, el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, dijo que “la tarea de reconstruir la memoria arranca en la mesa familiar y dura para siempre. No tiene fin”.
“Algunos dicen ‘¿por qué mirar al pasado?’. En el pasado -contestó el ministro- hay delitos imprescriptibles” y recordó la frase de William Faulkner: “El pasado no ha muerto, ni siquiera ha pasado”.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Tras nueve días de paro, el gobierno de MAS deroga la Ley 1386 para desactivar el conflicto y advierte que hay un nuevo intento desestabilizador.
En los próximos días el gobierno dará a conocer con qué mandato se sentará a negociar la firma del acuerdo con el FMI. Recapitulamos los diferentes caminos que podrían ser llevados a cabo.
Breve racconto sobre el historial de gatillo fácil y otros crímenes de la policía porteña.