La silenciosa impunidad de EEUU en Irak y Guantánamo: 67 periodistas asesinados y 200 presos en huelga de hambre

Por Causa Popular.- Más de 200 prisioneros en huelga de hambre en Guantánamo, sin proceso y en condiciones carcelarias inhumanas, periodistas asesinados, presos, y abusados sexualmente en Irak, son dos nuevas consecuencias del terrorismo de Estado norteamericano que la prensa nacional e internacional se han encargado de ocultar durante la última semana. Mientras la opinión pública mundial centra su mirada en la catástrofe desatada por el huracán Katrina y la inoperancia del gobierno de Bush, en Irak la cantidad de periodistas asesinados desde que comenzó la guerra superan ya a los que murieron en Vietnam durante 20 años.

——————
En la foto: Los Presos en Guantanamo
——————————–
Tuvieron que pasar cinco semanas para que algunos medios en forma aislada comenzaran a dar cuenta de la huelga de hambre que más de 200 detenidos llevan adelante en Guantánamo (Cuba).

Según informó el periódico inglés The Guardian, los retenidos han dejado de comer por supuestos malos tratos de los guardias estadounidenses.

La gran mayoría de los más de 500 presos en Guantánamo no han sido acusados formalmente ni se ha fijado una fecha para su juicio, pese a que muchos de ellos llevan allí casi cuatro años, desde el comienzo de la campaña militar de EEUU en Afganistán.

La información difundida por este diario está basada en declaraciones de los presos realizadas en agosto pasado y han sido entregadas a Clive Stafford Smith, abogado británico especialista en derechos humanos, según el diario, y publica el testimonio de uno de los detenidos, Binyam Mohammed, quién dijo: “No tengo planes de detener (la huelga) hasta que muera o sea respetado”.

Stafford Smith, que representa a 40 detenidos de la base de Guantánamo, ha explicado al periódico que muchos hombres llevan sin comer más de cuatro semanas y que la situación es desesperante.

Estoy preocupado por las vidas de mis chicos porque se trata de un grupo muy obstinado, y van a seguir con esto y creo que van a terminar muriéndose”, destacó el abogado.

La huelga de hambre es la segunda desde finales del pasado mes de junio, señala The Guardian, que recuerda que la primera medida de fuerza terminó después de que las autoridades hicieron varias promesas, como el mejor acceso a libros y agua.

La prisión de Guantánamo ganó notoriedad al ser uno de los centros donde militares estadounidenses han torturado a los prisioneros de las guerras de Iraq y Afganistán.

En el presente hay cerca de 500 reclusos en el enclave naval, muchos en espera de tener un juicio justo, aunque Washington se niega a concederles el estatuto de prisioneros de guerra, y a la mayoría ni siquiera se les ha abierto proceso.

Pero aún hay más: tropas nortamericanas mataron a un sonidista de la agencia Reuters

Las autoridades militares estadounidenses en Irak están bajo presión de grupos internacionales de libertad de prensa para que respondan a preguntas acerca del asesinato de periodistas a manos de soldados estadounidenses, tras los disparos contra dos empleados de Reuters en Bagdad el 28 de agosto de 2005.

Estos grupos son El Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Reporteros sin Fronteras (RSF) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP), quienes están pidiendo al gobierno de Estados Unidos una investigación de la muerte del sonidista de Reuters Televisión Waleed Khaled, quien fuera baleado y muerto por fuerzas estadounidenses.

También están exigiendo la liberación inmediata del camarógrafo Haidar Kadhem, un colega de Khaled quien fue lesionado en el tiroteo y está detenido por tropas estadounidenses.

Khaled, de 35 años, fue baleado varias veces en la cara y el pecho mientras se dirigía con Kadhem a investigar el asesinato de dos policías iraquíes en el distrito Hay al-Adil de Bagdad. Extrañamente Kadhem, el único testigo conocido del tiroteo, fue herido por la espalda y detenido por las tropas estadounidenses.

El camarógrafo herido, contó a los periodistas que llegaron a la escena antes de que este sea detenido, que observó un francotirador estadounidense en el techo de un centro comercial después de oír los disparos.

Un vocero estadounidense declaró ante la consulta de los organismos de defensa de la libertad de prensa que se está realizando “una investigación abierta de los hechos” y que Kadhem se encuentra detenido “debido a incongruencias en su declaración” que “exigen interrogatorios adicionales”.

La versión oficial de los Estados Unidos fue emitida en un comunicado de prensa que decía: “Unidades de operaciones especiales en Bagdad respondieron a un ataque terrorista sobre un convoy de la policía iraquí (…) que mató e hirió a varios policía iraquíes. Murió un civil y otro resultó herido por armas de fuego de bajo calibre durante el ataque.»

Según la organización Periodistas Sin Fronteras, el operador de sonido de Reuters fue el periodista o trabajador de medios número 66 que es asesinado en Irak desde que comenzó la invasión en 2003, tres más de los que perdieron la vida en 20 años en Vietnam.

Khaled fue el 67° periodista asesinado en Irak desde el comienzo de la guerra en marzo de 2003, de los cuales 18 están comprovados que fueron asesinados por tropas estadounidense.

Su muerte sigue al asesinato de Rafed Al Rabaji, un colaborador independiente de la estación de televisión iraquí Al Irakiya, ocurrido el 24 de agosto.

Al Rabaji fue muerto cuando varios pistoleros de una manifestación a favor de Saddam Hussein dispararon hacia donde él estaba, dice RSF.

Mientras tanto, el CPJ informó que varios periodistas iraquíes siguen detenidos por las fuerzas estadounidenses sin que medie explicación; entre ellos están Ali Mashhadani, un camarógrafo y fotógrafo independiente de 36 años que trabaja con Reuters y que ha estado detenido e incomunicado desde el 8 de agosto.

No se le ha permitido ver a su familia ni a sus abogados. Los mandos estadounidenses se negaron a hacer comentarios acerca de su arresto.

Por si estas denuncias no alcanzaran a mostrar la verdadera cara de la impunidad con la que se mueven las tropas norteamericanas, en enero de 2004, tres iraquíes que trabajaban para Reuters denunciaron que habían sido abusados sexualmente y sometidos a humillaciones cuando se les arrestó cerca de Faluya, donde cubrían el abatimiento de un helicóptero estadounidense.

Una investigación militar absolvió a los soldados de toda mala conducta, a pesar del hecho de que los investigadores no entrevistaron a las víctimas.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

En el nuevo Afganistán salir a las calles implica quedar desprotegido por cualquier tipo de derecho civil. En esta nota analizamos lo que trae consigo la retirada de Estados Unidos del territorio afgano y el asentamiento del régimen de los talibanes.
Luego de las elecciones y los debates en el Frente de Todos, desde Revista Zoom desarmamos la política económica llevada a cabo por el gobierno y proyectamos hacía el futuro de corto plazo.
Jorge Dorio recorre la semana post-elecciones y con sus versos nos revela que, aunque la derrota aun no haya sucedido, el Frente de Todos debe no solo aliarse, sino empezar a actuar en vez de hablar.