La política reversible

La reforma política no es prioridad para la oposición. La pregunta que surge de inmediato es ¿cuáles son los temas prioritarios para una oposición que desde hace años clamaba por esta reforma?

Los dichos de hoy suenan más bien a excusas para tapar una conducta vergonzante. Hasta ahora han rehuído casi todos los debates parlamentarios (ley de medios, estatización de Aereolíneas, AFJP, etc) con argumentos propios de alumnos del colegio secundario. Basta recordar qué decían hace nomás un año sobre este tema. ¿Qué van a decir ahora del ingreso universal a la niñez? ¿Que dejó de ser prioritario?

A estas alturas, el grado de cinismo y de chatura política supera lo vivido del ’83 para acá. Quizás con la excepción de la segunda década infame en la que justamente los radicales no se rasgaban las vestiduras como lo hacen ahora sus distintas y atomizadas variantes.

Los dobles estándares son otra forma cínica de hacer política. El gobierno de Mauricio Macri no deja de hacer desatres todos los días (UCEP, espías, desalojos violentos, el mamarracho de la policía metropolitana, endeudamientos, obras de subtes paradas, etcéteras varios) y sin embargo en la Legislatura nadie sale a entorpecer al oficialismo. Ni siquiera los seguidores de Pino, que ahora es otro que parece haberse creído el favor de Clarín (esos que se pagan carísimos). O tal vez solo encuentra trascendentes los temas nacionales y desdeña las cuestiones locales (como las comunas) detrás de su ilusión de ser Presidente.

Doble moral, doble discurso, doble estándar. Una política reversible donde lo que escasea es la vergüenza frente a tanta irresponsabilidad.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

La digitalización no deja nada sin penetrar; cárceles, territorios y estado, la presencia se expande como una mancha volátil y absurda.
Recorremos los diversos problemas que tiene que afrontar el gobierno luego de las elecciones de este año. También pensamos en los diferentes temas que su agenda deberá abordar.
Con la llegada del macrismo a CABA, se instaló un modelo de ciudad expulsiva. Desde Revista Zoom analizamos el funcionamiento de este.