La opinión de Rossi, Piumato, Nenna, Plaini y Yasky

El clima era de fiesta. La marcha del jueves 27 para apoyar la presentación del proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en el Congreso significaba un gran paso para poner fin a la vergüenza de 26 años con una ley obsoleta de la dictadura. Los que quieren que nada cambie ya habían hecho su primera trampa: miles de afiches de distintas agrupaciones a favor de la Ley fueron tapados por afiches blancos en una clara muestra de censura. Quienes se arrogan la defensa de la libertad de expresión no quieren debatir, sino que quieren taparles la boca a todos los argentinos. Aquí, algunos testimonios recogidos entre Plaza de Mayo y la Plaza de los Dos Congresos.

Agustín Rossi, Jefe Bloque Diputados nacionales FpV

Estamos muy contentos con la decisión de la Presidenta de haber mandado este mensaje, de que el parlamento argentino lo pueda empezar a discutir y a debatir con absoluta libertad. Sabemos que hay una gran cantidad de intereses que se mueven alrededor de esto, pero hay que tener mucha tranquilidad. Y hay que movilizar muchísimo a nuestra gente, hacer debate de la ley en cada uno de los lugares de la militancia. Esto es lo que debemos hacer.

Julio Piumato, Diputado Nacional

Esto es importante y se ve la alegría de todos los rostros, son 26 años de lucha, pero es más que eso, es mucho más. Como decía la Presidenta, el testimonio de los que cumplieron el mandato de Rodolfo Walsh, aquel que dice que hace periodismo aquel que hace testimonio en su tiempo. Ahora sabemos cuántos perdieron la vida o el trabajo por ser coherentes con ese mensaje y sabemos que los que se vendieron, que a lo mejor tuvieron una vida más cómoda, no sé si pueden dormir tranquilos porque no le han hecho honor al periodismo.

Esta ley de medios pone alegre al pueblo argentino, ya que es seguir completando la salida de la dictadura. Nos falta una parte de la legislación laboral y la ley de entidades financieras. No se puede regir la libertad de expresión con una ley de la dictadura que está en la antítesis de todo tipo de libertades. Hoy hay una libertad de expresión de las empresas y los poderosos. Cuando parece correrse para que sea de todos, los que tienen poder reaccionan con evidente censura, pero ya sabemos lo que piensan.

Ahora esta ley llegó al Congreso, con un tratamiento inédito en la Argentina en materia legislativa y esto demuestra que hay mayor calidad institucional. Es una ley participativa, que a lo mejor hay que seguir corrigiendo en el Congreso, pero pocas iniciativas llegan con un consenso tan elevado. Es un paso que hacemos después de muchos años de lucha, el SAT presentaba en 1983 su primer proyecto, ya que los trabajadores siempre estuvimos comprometidos con estos cambios y hoy somos parte de este festejo. A mí, personalmente, me toca de cerca porque me incluyeron en la comisión de comunicaciones y esto es un doble desafío, ya que voy a ser parte de la discusión que se va a dar en comisiones. Esto me pone muy feliz porque es como cortar las cadenas que ataban al derecho a informarse de la mayoría de los argentinos.

Francisco Tito Nenna, Legislador Porteño electo

Es el día de la democratización de la información, un derecho del pueblo y de todos los ciudadanos de nuestro país, que ahora tienen esa posibilidad expresada en una ley que debe ser discutida en el Congreso. Una ley que le va a dar lugar a que todos podamos tener derecho a la información y a la expresión, por encima de las grandes corporaciones y de los grandes grupos económicos. Y vamos a estar en vigilia permanente para que nuestros legisladores discutan, por encima de las presiones que los grandes superpoderes van a estar efectuando sobre este Congreso. Esta va a ser una disputa, por eso esta movilización popular a nosotros nos pone muy contentos. Es el camino, la movilización popular, estar en la calle, el protagonismo de los ciudadanos en la necesidad de una ley, que es del pueblo. El Congreso deberá reflejar eso y estar a la altura de las circunstancias.

Omar Plaini, Diputado nacional electo

Estoy muy emocionado, ya que los que venimos luchando toda una vida por la democratización de los medios es casi como concretar una utopía y que pueda debatir el parlamento una ley de la democracia para la comunicación me parece central. Creo que hasta el día nos acompaña, con una jornada espectacular. Es un día maravilloso, estoy muy contento y muy feliz.

Creo que no se puede tapar el sol con la mano. Lo importante es esto que estamos viviendo hoy y el coraje de la Presidenta me parece extraordinario.

Hugo Yasky, Secretario General CTA

Este es un paso importantísimo y el ingreso del proyecto va a significar la apertura de un debate que va a poner en la Legislatura lo que los sectores populares, las organizaciones de periodistas y las redes comunitarias de radio vinieron luchando durante tanto tiempo: la democratización de medios de radiocomunicaciones y audiovisuales. Va a haber distintas trapisondas, maniobras, aprietes (creo que también con los legisladores) de los poderosos intereses que están atrás de los grandes medios de comunicación. Van a querer que la ley sea gatopardista, es decir que termine no cambiando nada. Pero creo que la energía y vitalidad de este movimiento, muy abierto, democrático y plural va a garantizar que se abra paso al debate y no van a poder pararlo. Yo creo que Rodolfo Walsh y los 185 periodistas asesinados por la dictadura se merecen esta lucha que vamos a dar.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

La multinacional de la industria petroquímica que alcanzó centralidad política nacional por la intención de cerrar su planta en Santa Fe, cuenta con su principal centro de producción en el polo del partido de Bahía Blanca y es cuestionada por la contaminación generada.
Comparamos las cifras de pobreza del 2020 y el 2021 según el INDEC. A partir de ellas, analizamos cuales podrían ser los caminos a seguir.
A cuatro años de la desaparición forzada de Santiago Maldonado seguimos sin saber que le sucedió. Mientras tanto, la causa se encuentra paralizada en la Corte Suprema de Justicia.