La mano viene pesada

A días del referendo revocatorio del mandato presidencial de Hugo Chávez, el clima en todo el país es de preocupación. La revelación de un atentado que sería realizado por paramilitares contra el presidente y las declaraciones de líderes opositores revelan que la vía escogida por la oposición para derrotar al presidente no sería pacífica.

Grupos paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) con el apoyo de integrantes de la Guardia Nacional venezolana, a bordo de un avión F16, pretendían asesinar al presidente mediante un bombardeo durante la realización de su programa radial dominical Aló Presidente. «Dijeron que cualquier operación que se hiciese en Miraflores sería un fracaso sino matasen al presidente», expresa Miguel Rodríguez Torres, una de los directores de la DISIP (policía política) al revelar, en rueda de prensa, junto con Lucas Rincón Romero (Ministro del Interior) y de Marco Chávez (policía científica), cómo fue planeada la operación. Rodríguez se basa en una investigación hecha por la DISIP que condujo a la prisión de más de 120 paramilitares el 9 de mayo de este año.

De acuerdo con Miguel Rodríguez Torres, la estrategia de los paramilitares era bombardear el Palacio de Miraflores, donde Chávez presentaba el programa. «Uno de los coroneles dice no estar de acuerdo porque morirían inocentes, pero otro responde que esto era el precio a pagar para sacar a Chávez», afirmó Torres, al comentar la intercepción de una de las conversaciones telefónicas. El día en que sufriría el atentado, Chávez no presentó el programa, alegando problemas de salud.

El magnicidio fue planeado el 23 de abril, durante una reunión en el Country Club de Caracas, organizada por Gustavo Sing. Machado, un latifundista del estado de Zulia, fronterizo con Colombia. Además de asesinar al presidente, los paramilitares planeaban atentados contra los líderes más influyentes de las Fuerzas Armadas, ente ellos, los coroneles del destacamento de la Guardia Nacional, Jonathan Farías y Arcòn Matos, siendo el último uno de los oficiales que tiene contacto directo con el presidente. Los grupos también pretendían tomar la Base Aérea de la Carlota, Caracas.

Colombianización

La presencia de los grupos de las AUC en Venezuela no es un hecho nuevo. En la región fronteriza entre los dos países, el combate entre las Fuerzas Armadas venezolanas y grupos paramilitares de Colombia son frecuentes. Esos conflictos, de acuerdo con el economista y activista político colombiano Héctor Mondragón, hacen parte de una estrategia de dominación del continente implementada por medio del Plan Colombia, financiado por Estados Unidos bajo el argumento de combatir el tráfico de drogas en el país.

La estrategia del Plan Colombia es transferir el problema de los paramilitares a los piases vecinos, como Venezuela y Ecuador, para justificar una intervención estadounidense siguiendo los mismos moldes que son practicados en Colombia
hoy: asesinatos de campesinos, de activistas políticos y secuestros, bajo la «tutela del Estado».

Mondragón denuncia que están realizando entrenamientos de grupos paramilitares venezolanos en la región de la frontera con Colombia para controlar una posible insurrección popular en caso de que la oposición no respete un resultado electoral favorable a Chávez. «Si eso acontece será la colombianizaciòn de Venezuela. Serán conformadas las Autodefensas Unidas de Venezuela (AUV), que están siendo entrenadas por paramilitares colombianos y van a dar inicio a una serie de actos de violencia y prácticas terroristas en el país», afirma.

Opositor admite que «matar» a Chávez es la única salida

Frente los resultados de los sondeos de opinión que apuntan a la victoria del presidente Hugo Chávez en el referendo del 15 de agosto, el ex presidente de Venezuela., Carlos Andrés Pérez, residente en Miami, en entrevista con el periódico opositor El Nacional, revela que la oposición no está dispuesta a respetar las reglas en el caso de que el presidente triunfe en el plebiscito. El referendo «no es la vía. Estoy trabajando para derrocar a Chávez (del poder). La vía violenta permitirá sacarlo, es la única
(vía) que tenemos (…) Yo soy parte de esa batalla», afirmó el ex presidente que estuvo al mando del país entre los años 1974-1979 y 1989-1993, cuando ocurrió el Caracazo (1).

El ex presidente dice que «Chávez debe morir como un cachorro, con disculpas por esos nobles animales», y admitió que sin Chávez la democracia en el país deberá ser suspendida y el país pasará a una etapa de «transición de dos a tres años (…) sin Parlamento y sin Tribunal Supremo de Justicia».

«Eso es lo quiere la oposición, una dictadura», respondió el Presidente venezolano en Aló Presidente el domingo 1 de agosto, en el que convocó a la «oposición más racional, a no dejarse llevar por los llamados de violencia de los sectores más radicales de la oligarquía».

Efecto Madrid

Las declaraciones de Pérez cayeron como una bomba en la Coordinadora Democrática (CD) que en las vísperas del referendo aún no consigue arrancar con la campaña por el «Sí». Para intentar reparar las declaraciones de Pérez, que pueden afectar directamente al electorado que es contrario al gobierno, pero también a la violencia, Enrique Mendoza, uno de los líderes de la CD, dice que irá de derrotar a Chávez con el «poder de las personas, a través de los votos». La oposición necesita sumar más de 3 millones 800 mil votos para revocar el mandato presidencial.

Frente a un escenario nada favorable para la oposición, con las calles del país tomadas por carteles del «No» están siendo fabricados dos posibles «hechos» para intentar impedir la victoria de Chávez. Con la ayuda de los medios de comunicación, los partidarios del «Si» han declarado que el gobierno pretende cometer un fraude, interviniendo en la empresa de telecomunicaciones (CANTV), ligada a la oposición, que hará la transmisión de los datos el día del referendo.

Otra posibilidad que se ventila en los corredores de Miraflores es que la oposición podría recurrir al «efecto Madrid», en alusión al atentado del 11 de marzo de este año que dejó 191 muertos en la capital española, tres días antes de las elecciones. El atentado cambió los resultados de las elecciones que daban la victoria al partido del entonces presidente José María Aznar.

Frente a esto, Chávez que reiteradamente ha dicho que «sea cual fuere el resultado», va a respetarlo, hizo un llamado «a todos los venezolanos, civiles y militares» que estén atentos porque a «vista de todos, sectores de la oposición impulsados por el imperio (Estados Unidos) van a tratar de alterar el normal desarrollo de los acontecimientos que anteceden al 15 de agosto o durante» el día del plebiscito, alertó.

Nota:

(1) En el último mandato de Pérez, después de aplicar las políticas neoliberales y provocar el aumento de los bienes de consumo básicos, ocurrió un levantamiento llamado el Caracazo, en el que más de 3500 personas fueron asesinadas por la Fuerzas Armadas bajo el mando de Pérez. El TSJ, en enero de 2002, pidió su extradición para juzgarlo por corrupción.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.