La danza de los vampiros

El 2006 está terminando de forma accidentada en Bolivia. Ocho personas resultaron heridas de bala y otras catorce con contusiones durante un enfrentamiento entre campesinos afines al presidente Evo Morales y opositores que marchaban a la nueva ofensiva planificada contra el gobierno indígena: el cabildo autonomista del departamento de Santa Cruz.

Además, la oposición autonomista en el oriente se enfrentó a las manifestaciones de apoyo al presidente Evo Morales y contrarias al separatismo, mientras el gobierno desmentía en un principio que hubiese muertos o heridos de bala en un enfrentamiento en el departamento de Santa Cruz.

Según informó el gobierno boliviano todo comenzó cuando una caravana quiso pasar, lo que provocó una refriega en la que se quemaron tres vehículos. Los pasajeros de los micros bajaron e insultaron a los bloqueadores, saquearon una tienda, un retén de Policía y eso es lo que ocasionó la reacción de los colonizadores. Hubo periodistas golpeados y
cámaras destrozadas.

Además del de Santa Cruz, comenzaron a realizarse los cabildos convocados por los movimientos cívicos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando. Estos cabildos buscan definir por sí mismos los alcances de la autonomía de esas regiones y que la Constituyente vote todas las reformas por dos tercios de sus miembros (170 sobre 255).

En el cabildo de Santa Cruz, frente a una concurrencia muy numerosa, el presidente del comité cívico, Germán Antelo, formuló un discurso «moderado», según informó la prensa internacional.

Antelo habló del «respeto a la ley», en cuyo marco defendió la autonomía que reclaman los cruceños, y criticó al sistema de partidos políticos, con lo que trató de quitarle carácter partidista a las demandas cívicas de esa región.
Por su parte, el vicepresidente primero de la Asamblea Constituyente, Roberto Aguilar, del gobernante MAS, dijo que Evo Morales propuso a los líderes de los movimientos cívicos y a los opositores prefectos (gobernadores) de la «media luna» una reunión para destrabar el conflicto esta semana.

Según el dirigente, este fin de semana, luego de las demostraciones de fuerza de la semana pasada comenzarán las negociaciones.

«Hay un acercamiento a partir de dos criterios básicos: hacer viable el funcionamiento de la Constituyente y garantizar que termine el próximo 6 de agosto» de 2007, como estaba previsto, dijo. Aguilar dijo que el empresario y ex candidato presidencial por Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, «levantó todas las huelgas de hambre» de sus partidarios y «envió una carta al gobierno en la que saluda la apertura a negociar el sistema de votación, aunque mantiene su criterio de los dos tercios».

Los dirigentes de los movimientos cívicos habían planteado ayer, con más contundencia, que se deben tomar decisiones autonómicas de aplicación inmediata, pero agregaron que «dentro de la ley». Así lo afirmaron el vocero del Comité Pro Santa Cruz, Daniel Castro; el vicepresidente del ese organismo en Tarija, Amilcar Taboada; el prefecto del Beni, Ernesto Suárez y la presidenta del Comité Cívico de Pando, Ana Melena.

Taboada dijo que «la idea de la independencia (separatismo) está descartada de los cabildos», aunque el encargado de autonomías de la Prefectura cruceña, Carlos Dabdoub, afirmó que las decisiones que se tomen tienen que cumplirse «y si están dentro o fuera de la ley, no lo sé», informó el diario paceño La Razón.

Pero lo cierto es que los enfrentamientos mas violentos cesaron luego de la intervención de unos 100 policías, que separaron a los grupos con gases lacrimógenos y afirmó que quienes protagonizaron los enfrentamientos «son infiltrados» de la oposición.

«Estamos preocupados por lo que está pasando en San Julián, unionistas habrían atacado con armas de fuego a colonizadores», dijo el portavoz en alusión a la Unión Juvenil Cruceñista (UJC), grupo de choque radicalizado del movimiento cívico local que apoya la realización del cabildo autonómico.

«Ante estos hechos lamentables nos duele ver que la intolerancia masista (del MAS) y la injerencia extranjera no tiene reparos en acudir a métodos violentos en contra de hombres y mujeres bolivianos que actúan democráticamente», indicó por su parte Rubén Costas, prefecto (gobernador) de Santa Cruz, en aparente alusión al presidente venezolano Hugo Chávez.

Las declaraciones no pueden disimular su cinismo frente a la situación que vive Bolivia. Es evidente que buscarán cualquier medio y que han resuelto golpear para negociar, pero el gobierno de La Paz sabía que tras la nacionalización de los hidrocarburos los departamentos ricos buscarían una forma de desestabilizarlo. El gobierno de Evo tiene sus anticuerpos y está en condiciones de evitar el enfrentamiento, aunque deberá negociar.

Es posible que las negociaciones se reanuden varias veces y que los conflictos de este tipo se multipliquen en la medida que los departamentos separatistas sigan conspirando. Como un signo de lo que vendrá en el 2007, Bolivia camina los últimos días del 2006 con una perspectiva preocupante que el MERCOSUR no debería mirar de reojo.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

A partir de los incendios en Santa Fe, observamos las repercusiones de tales y las exigencias del pueblo para que este problema sea regulado por la ley.
A 98 años de la masacre de Napalpí, conversamos con Federico Carniel, fiscal a cargo de impulsar la investigación sobre los funestos hechos que acontecieron en aquella localidad.
La práctica de la lectura nos abre nuevos caminos y viejas preguntas qué vuelven a ser reformuladas para siempre encontrar nuevas conclusiones.