La centroizquierda no puede resignar su lugar

La centroizquierda tiene que fortalecer su tercer lugar en el parlamento y no diluirse en una alianza con la derecha. Hay tres sectores importantes en el Congreso: el oficialismo, la oposición de derecha y la centroizquierda. Es un grave error que el progresismo resigne el rol para el que fue votado, para aliarse con uno de los otros dos sectores.

El progresismo tiene que ser autónomo y, en unidad, hacer valer su lugar en el Congreso. Con las otras dos patas sin mayoría propia, la centroizquierda tiene el deber y la posibilidad de fortalecer su lugar, sin necesidad de diluirse en acuerdos con sectores que tienen otra agenda y otras conveniencias.

La oposición no es todo lo mismo; es un error histórico que parte del progresismo constituya mayoría con la derecha. ¿Qué los uniría? ¿Sería una mayoría para llevar adelante qué proyectos? ¿Con qué rumbo?

En el parlamento, el progresismo, unido y autónomo, debe y puede frenar a la oposición de derecha y condicionar por izquierda el rumbo del gobierno. Su rol es instalar su propia agenda y construir una alternativa de mayorías.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Reflexionamos al respecto de la marihuana y todos sus usos, desde los recreativos hasta los medicinales.
Sobre controversias y conflictos del teletrabajo, escribe para Revista Zoom: Eduardo Silveyra
El titular de la Celag y escritor español habló con Revista Zoom. Analizó el resultado electoral argentino y contó detalles de su nuevo libro “Evo: operación rescate”.