La buena nueva: Ruta de la Seda del SXXI

Observamos el ingreso de Argentina a la Ruta de la Seda, la iniciativa de política exterior de China.

Ante un ambiente hostil y un tanto desesperanzador post acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), parece cada vez más necesario (o hasta imprescindible) contar con una buena noticia…

La famosa Ruta de la Seda del siglo XXI es una iniciativa de política exterior de China que ya lleva ciento cuarenta países adheridos alrededor del mundo, más de once de esos países son de la Unión Europea y también cuenta con la participación de vecinos de la región: Uruguay y Chile. Este prometedor recorrido tanto marítimo como terrestre colocaría a China como la superpotencia líder.

En sus orígenes se trató de un largo trayecto terrestre que carga con mucha historia dado que sus inicios se remontan al siglo I a.C cuando se establece la principal conexión comercial y cultural entre el oriente y el occidente (China con Europa).Luego del anuncio oficial donde se comunicó que Argentina y China intentarían “reforzar los intercambios y la cooperación» para así continuar ampliando el volumen comercial entre dichos países, se dio a conocer que el ingreso a la famosa Ruta de la Seda de China; esto redundaría en inversiones en nuestro país por un valor de 23.700 millones de dólares. Monto bastante atractivo de por sí. Más atractivo aún si recordamos que Argentina cerró un acuerdo con el FMI: un programa de facilidades extendidas por dos años y medio,  por un monto equivalente a los 44.500 millones de dólares tomados por la gestión anterior. Recordemos que el compromiso implica abonar, (revisión trimestral mediante), 4.700 millones de dólares trimestrales promedio, en lo que resta del mandato actual de Alberto Fernández y unos 5.800 millones de dólares en el último trimestre de este año.

Argentina en la ruta

La decisión de ser parte de la Franja y de la Ruta de la Seda en este siglo se presenta como una plataforma donde se podrá “promocionar el flujo de comercio e inversiones, la integración de los mercados y la cooperación económica regional abierta e inclusiva” y se enunció que “el Memorándum de Entendimiento suscripto ahora, constituye un paso adicional en la profundización de la Asociación Estratégica Integral entre ambos países”.

En la adhesión al Memorándum, se establecen líneas referidas a materias tales como la economía digital, el área espacial, la tecnología e innovación, los medios públicos de comunicación, el desarrollo verde, la educación y cooperación universitaria, la agricultura, las ciencias de la tierra, y la energía nuclear. En cuanto a la energía, tienen especial participación dos proyectos: la central Atucha III y la instalación de paneles solares en la provincia de Jujuy.

Una de las preguntas que surgen es: ¿cómo se operativiza ese financiamiento? La llegada de esos 23.700 millones de dólares ocurrirá en dos tramos: el primero que ya se aprobó mediante un “Diálogo Estratégico para la Cooperación y Coordinación Económica” (DECCE), el cual abarca diez proyectos de infraestructura por unos 14.000 millones de dólares. El segundo tramo implicará que Argentina se presente en el Grupo Ad Hoc creado por los dos países para comenzar el trabajo post adhesión a la Franja y a la Ruta de la Seda por los restantes 9.700 millones de dólares.

China en Argentina

El gigante asiático fue el primer socio comercial de Argentina por fuera del Mercosur. Además es el segundo destino de nuestra exportación agroindustrial y uno de los primeros inversores en energía renovable en el país. En el 2019, fue el segundo destino (después de Brasil) de las exportaciones de Argentina (el 10,8% del total) por un valor de 6,94 mil millones de dólares. Para ese mismo año, el 43,4% de lo exportado está representado por soja y el 29,8% por carnes congeladas. Post pandemia, China sigue teniendo un vínculo estrecho con nuestro país.

Fuente: Indec

Siguiendo con los antecedentes de inversiones chinas en Argentina, la cuarta central nuclear argentina es Atucha III. Esta se ubicaría en el predio del Complejo Nuclear Atucha en el partido de Zárate y abastecería al Sistema Argentino de Interconexión (SADI) con una potencia eléctrica bruta de 1.200 MWe. De esta manera, contribuye una fuente confiable, segura y limpia de energía nacional. Se trata de la mayor inversión de China en Argentina, siendo 8.300 millones de dólares. La construcción comenzaría a finales de este 2022. En cuanto al alcance, se estima que permitiría generar más de siete mil empleos directos y una integración aproximada del 40% por parte de proveedores nacionales. 

La puna jujeña también tiene lo suyo. Esta provincia del norte cuenta con condiciones ideales para la energía solar. De hecho, tiene el mayor parque solar de América Latina: El Caucharí contiene 315 MW de potencia siendo capaz de generar electricidad para ciento sesenta mil hogares. Este parque fue construido con financiamiento del Banco Eximbank de China y pertenece a JEMSE, la empresa de energía y minería provincial de Jujuy. Esta última lanzó recientemente una licitación para la ampliación del parque.

Con la Ruta de la Seda, se cree que el megaproyecto de este gigante de Asia pretende enlazar su vínculo con el mundo incluyendo al 70% de la población mundial y el 75% de las reservas de energía conocidas del mundo, generando así el 55% del Producto Bruto Interno mundial; cifras más que prometedoras. En Argentina se dice que la fé es lo último que se pierde: ¿será el ingreso a la ruta de la seda la luz al final del túnel?

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

A un mes del tractorazo impulsado por organizaciones de ruralistas, analizamos la situación política hacia dentro del mundo agrario. Para profundizar en el tema contaremos con las reflexiones de los sociólogos rurales Marcelo Panero y Juan Manuel Villulla.
Ponemos en foco a Horacio Gonzalez, quien fue sociólogo, filósofo e intelectual argentino, además de director de la Biblioteca Nacional por muchos años. Sus ideas y textos siguen presentes.
A partir del 6,0% que dio el Índice de Precios al Consumidor analizamos que significa esto para la economía argentina.