Kunkel: «Que Cristina vaya por la Provincia no significa entregar la Capital»

Carlos Kunkel, además de ser el subsecretario general de la Presidencia, es el hombre designado por el presidente Néstor Kirchner para impulsar la candidatura de la primera dama, Cristina Fernández de Kirchner a la gobernación bonaerense. Luego del remanido «giro K» en referencia al acercamiento presidencial con Eduardo Duhalde y la CGT, uno de los pingüinos más destacados del elenco oficial, explicó en el programa «El Destape» de los periodistas Roberto Navarro y Pedro Brieger, por qué este gobierno no ha claudicado en sus convicciones y cual es su análisis sobre la coyuntura nacional, las próximas elecciones, el papel de «el comodín Cristina» y la inseguridad.

ROBERTO NAVARRO: Estamos con Carlos Kunkel, subsecretario general de la Presidencia, qué tal? Gracias por venir Kunkel. Dicen los que conocen bien al Gobierno, que es uno de los más duros, que no quiere negociar con nadie. Ahora debe andar mal porque Kirchner se acercó a Duhalde?

CARLOS KUNKEL: No, de ninguna manera, yo no soy ni más duro ni menos blando, simplemente como muchos de los hombres que integramos el equipo del Presidente somos los que tenemos convicciones y sabemos que hay que hacer un profundo proceso de transformaciones en nuestra Patria después de la devastación neoliberal de 25 años, pero de ninguna manera somos dogmáticos.-

R.N.: El caso Duhalde es claudicar de las convicciones?

C.K.: No, el hecho de que el doctor Eduardo Alberto Duhalde comprenda que tiene que apoyar la gestión del Gobierno es algo realmente positivo. Cualquier argentino, todos los argentinos y argentinas de buena voluntad que comprendan que hay que sumarse a este esfuerzo de reconstrucción nacional, y que vengan a hacerlo sin preconceptos y dispuestos a acompañar la gestión del Presidente Néstor Carlos Kirchner serán bienvenidos, el doctor Duhalde especialmente.

R.N.: Pero los acercamientos no fueron de Kirchner a Duhalde en vez de Duhalde a Kirchner?

C.K.: No creo que tenga mucha importancia, el que está gobernando el país es Néstor Carlos Kirchner y cualquiera que lo acompañe, que se sume aportando positivamente, eso es lo que trasciende.

PERIODISTA: Más allá de eso, hay escenarios electorales no inminentes pero cercanos, hay una interna en el PJ bonaerense, hay elecciones de legisladores importantes, en todo el país, pero en la provincia de Buenos Aires hace dos meses daba la sensación de que el kirchnerismo se inclinaba a una confrontación, por lo menos a proponer un escenario de confrontación con el duhaldismo, y ahora da la sensación que va a un escenario de negociación.

C.K.: Yo creo que la iniciativa política en nuestra República la tiene siempre y cuando cumpla debidamente sus funciones quien ocupa el centro de la escena, que es el Presidente de la Nación, así que a partir de ahí nosotros respetamos todos los aportes que se puedan hacer, pero de ninguna manera ni vamos a condicionar la orientación general del Gobierno ni mucho menos. Son especulaciones que creo que son inadecuadas, incorrectas, de ninguna manera.

PERIODISTA: Qué piensa Carlos Kunkel que sería bueno para el año que viene, por ejemplo en la Provincia de Buenos Aires? Una lista que mixturara duhaldistas y kirchneristas?

C.K.: No tiene tanta importancia, digamos, tiene que ser una lista que garantice darle un marco institucional amplio y coherente al proceso de transformaciones que estamos recién, recién, comenzando a concretar.

R.N.: Ahora, uno ve entre la gente que rodea a Duhalde, que suele proponer para cargos legislativos, la verdad que por lo menos desde mi punto de vista, no tiene que ver con el proyecto.

PERIODISTA: O que está en las antípodas del proyecto.

C.K.: Yo no sé a quién propone para el año que viene, y tampoco estoy diciendo que vamos a ir en listas conjuntas ni en listas enfrentadas, la opinión que yo tengo como peronista bonaerense es que en todos los procesos hay que ir generando los cambios, las adecuaciones, y poner los dirigentes que están a la altura de las circunstancias que hay que enfrentar. En este momento, más allá del juicio de valor que nos merezca la actuación de los que han estado antes o de los que se les vence el mandato, me parece que lo que hay que hacer es tratar de dar respuesta a aquello que la ciudadanía tan ampliamente proclamaba hace dos años por las calles y las avenidas de nuestra Patria de ¨Que se vayan todos¨, yo no creo ni que se tengan que ir todos, ni que se tengan que quedar todos.

R.N.: Pero se tienen que ir más de los que se tienen que quedar?

C.K.: Y unos cuantos seguramente tendrán que disfrutar del merecido descanso, para no verse tan agobiados ni tan sacrificados por el ejercicio de la función pública.

PERIODISTA: Claro. La presidencia del PJ nacional, … uno tiene la sensación de que en este momento está más cerca de llegar a ella que hace 6 meses, cómo lo ve Carlos Kunkel?

C.K.: Yo creo que para el 26/3 de este año hubo un montón de dirigentes que consideraron que era muy importante normalizar las estructuras del Partido Justicialista a nivel nacional. Evidentemente, nosotros ni nos opusimos ni nos entusiasmamos, simplemente acompañamos, concurrimos al Congreso, se produjo lo que todo el mundo sabe, con la provocación, con una ruptura, con un congreso con 600 congresales, 1.200 personas que no eran congresales dentro del recinto, gritando, impidiendo hablar, yo creo que fue una cosa lamentable, me parece que todos lo compartimos eso, no quiero cargar las tintas … Nadie que se respete a sí mismo no va a entrar a un ámbito de ésos, son patotas digamos, un dirigente o es congresal o no va al congreso, después los otros son rellenos. Yo creo que eso fue realmente un error por parte de quienes lo hicieron, y el resultado fue que la superconducción que habían generado un día viernes el día lunes no existía más, entonces, yo creo que en la medida que todos vayamos comprendiendo que tenemos que adaptarnos a la verdad de los nuevos tiempos, podemos ir recorriendo caminos en común, si alguno se aparta o quiere hacer este tipo de picardías, no nos va a hacer perder tiempo. Nosotros vamos a seguir en la dirección que el conjunto de la Nación requiere.

PEDRO BRIEGER: Kunkel, yo quería preguntarle algo de política exterior: el Congreso de los Estados Unidos publicó un informe de evaluación sobre el 11/9, sobre el atentado a las Torres Gemelas, y ahí dice, en un apartado, que Estados Unidos evaluó atacar la Triple Frontera, esto es, evaluó atacar la Argentina, y me extrañó que no hubiera una respuesta respecto de esto, es más, cuando se lo pregunté al canciller Bielsa, ni siquiera parecía estar demasiado enterado, pensaba que era una evaluación de algún organismo de inteligencia, siendo que esto fue un documento oficial del Congreso de Estados Unidos, y me asombra más tomando en cuenta que, por ejemplo, la Argentina participó de maniobras conjuntas en Panamá con las fuerzas de Estados Unidos, evaluando la posibilidad de atentados terroristas, entonces, claro, yo voy un poquito más allá, si Estados Unidos piensa o decide intervenir con todos los países que participaron de las maniobras militares, esto implica que evalúa atacar la Triple Frontera, incluso con tropas argentinas, cosa que sería totalmente ilógico.

C.K.: Sí, a mí me parece que es absolutamente ilógico, y estoy absolutamente convencido sin inmiscuirme en hacer declaraciones públicas sobare temas de política internacional, que en todo caso la tiene que ir manejando y evaluando el Canciller con el Presidente, desde ningún punto de vista nosotros, por lo que es la historia de defensa de nuestra soberanía que es la identificación del peronismo, en nuestra práctica, vamos a permitir que eso suceda dentro de nuestra frontera.

P.B.: Pero se pidieron explicaciones a Estados Unidos respecto de la evaluación de atacar la Argentina?

C.K.: ¿Usted se lo preguntó al Canciller? Yo no se lo pregunté.

R.N.: Volviendo a la política, adónde quiere Carlos Kunkel que juegue la Dama en el Gobierno?

C.K.: A ver, como peronista bonarense yo aspiro a que la senadora Cristina Fernández de Kirchner vuelva, así como militó unos cuantos años de su vida en el peronismo bonaerense, que ahora vuelva a representar a nuestra Provincia, pero eso es una cosa que seguramente se tendrá que evaluar, lo evaluará ella con el Presidente Kirchner el año que viene, el 2005.

R.N.: Pero dónde convendrá más no? Si juega en la Provincia entrega en Capital.

C.K.: Yo no creo que se entregue Capital ni nada que se le parezca. Si es por mi gusto y lo que a mí me parece, claro, un padrón electoral de más de 10 millones de electores, me parece que es el lugar donde más fuertemente se puede incidir, además el electorado de Capital es muy independiente y fluctúa en cada elección. La Provincia de Buenos Aires y nosotros marcamos una fuerte impronta en una dirección, hay toda un escalamiento de dirigencia… que le da continuidad y permite, según yo veo, una construcción de un poder, de una representatividad, más a mediano plazo y a más largo plazo. En la Capital Federal puede haber una elección con un resultado en el mes de marzo y una elección con otro resultado totalmente opuesto 6 o 7 meses después, la forma de expresarse la ciudadanía porteña es distinta que la bonaerense.

PERIODISTA: Una de las características más patentes del Presidente Kirchner ni bien surgió era su crítica a todas las corporaciones y a la incidencia que tenían en la política, el planteo de que el poder político debería tener un nivel de pertinencia o de fuerza muy grande frente a las presiones de las distintas corporaciones. La convocatoria al Consejo del Salario, el acercamiento con la CGT, implican un cambio de rumbo en este sentido?

C.K.: De ninguna manera, yo creo que nosotros siempre tuvimos absolutamente claro que hay que volver a fortalecer las instituciones y que los diálogos que hay que tener con los distintos actores y expresiones sociales, políticas, religiosas, culturales … no tienen que ser como los que se tenían en la década del ’90, que en realidad muchos intuíamos allá afuera que eran pactos espurios, muchas veces con elementos no confesados y no explicitados, y bueno, funcionamiento de tipo corporativo. Yo creo que de alguna forma, lo que se ha hecho en estos casi 15 meses de Gobierno es fortificar la imagen del rol, de la función del Estado, de la instituciones del Estado, comenzando con la propia dignidad con la que se asume sus responsabilidad el Presidente de la Nación, y a partir de allí se van viendo cómo queda claro que presiones corporativas no se admiten, pero que el diálogo institucional se va a ir restaurando. Es un proceso que requiere la medición de los tiempos, para que no se confunda con el contubernio del cual nos hablaba Hipólito Irigoyen, o los pactos corporativos, como los identificábamos nosotros mismos en estos últimos años, y tampoco como un sectarismo de no tener diálogo con las distintas expresiones y actores.

PERIODISTA: Como peronista bonaerense, dónde vive el peronista bonaerense?

C.K.: En Florencio Varela.

PERIODISTA: Se ha hecho algo por la seguridad?

C.K.: Ahí de 20 concejales que tiene el Concejo Deliberante, 20 son peronistas.

PERIODISTA: La comunidad organizada.

C.K.: La comunidad donde hay una necesidad tremenda de organizar todos los recursos, porque hemos padecido más que ninguna otra región del país las consecuencias del neoliberalismo.

PERIODISTA: En la zona misma donde usted vive ha mejorado algo la seguridad cotidiana de los habitantes? Digamos, en el último año, en los últimos 6 meses?

C.K.: A ver, yo que circulaba por el conurbano y sigo haciéndolo, hace dos años atrás, el año 2002 fue realmente el infierno corporizado en cada esquina, desde los cortes hasta todo el tipo de actividad violenta. A mí dos veces, ahí en el Triángulo de Bernal, a pleno día y a pleno sol, me cruzaron con escopetas recortadas, chicos que evidentemente estaban absolutamente dados vuelta, como es la forma más sintética de describirlos, porque era imposible parar los choques, era una situación de mucho desorden, mucha anarquía, y muy generalizada y múltiple. Desde ese punto de vista, yo palpito andando por la calle, cualquiera que circule por el conurbano, que la situación se ha aliviado con respecto a ese punto de máxima tensión, ahora esto no implica decir que nosotros estamos conformes, yo creo que hay que trabajar, hay que transformar mucho también. En el plano institucional también tenemos problemas con las fuerzas policiales, … son parte del problema pero no fueron los que provocaron el problema, y tienen que ser evidentemente parte de la solución. El tema es siempre lo mismo, cómo vamos acompañando el proceso y hasta dónde nos convencemos y convencemos a los interlocutores que han cambiado las condiciones y las reglas de juego y que todos aquellos que no han sido involucrados, los que no han sido identificados como actores de delitos y situaciones irregulares, realmente actúen en consonancia con las necesidades de la sociedad.

R.N.: Y la depuración del sistema político tiene algo que ver con la mejora de las condiciones de inseguridad?

C.K.: Y seguramente, porque los comisarios duran tres o cuatro años en funciones, y muchas veces los que estamos en la función pública tanto de gobierno como judiciales duramos mucho más.

R.N.: Muchas gracias Kunkel.

C.K.: A ustedes

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Exclusivo para Zoom, Jorge Dorio recorre la historia del ámbito salud. Haciendo hincapié en CABA, se pregunta sobre cómo este se vio afectado en la era macrista.
Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.