Kirchner en la ONU: “Los errores del FMI nos cuestan caminar con 15 millones de pobres sobre las espaldas”

Por Causa Popular.- Con un discurso escrito por Rafael Bielsa y revisado casi palabra por palabra por Kirchner, el presidente argentino habló el martes 21 en la Asamblea Anual de las Naciones Unidas. Ante los mandatarios de todas las naciones del mundo, el presidente acusó a los organismos de crédito internacional y al FMI de cometer «errores de pronóstico y recomendaciones de políticas inadecuadas» y le reclamó «reformas estructurales» porque sin ellas, dijo, los países verán «crecer la cantidad de pobres».

Así como el año pasado Kirchner se salió del texto escrito para homenajear a las Madres de Plaza de Mayo, esta vez su único párrafo improvisado fue también para protestar contra «las normas inequitativas» del organismo. «Nos hacemos cargo de la adopción de políticas ajenas que nos llevaron al peor de los mundos. Pero no basta con la simple aceptación por parte de los organismos de sus errores al aconsejarlas, exigirlas y apoyarlas. Se hace necesario un urgente, fuerte y estructural rediseño del FMI para que pueda prevenir crisis y ayudar a su solución, cambiando el rumbo que lo llevó de prestamista de fomento a acreedor con demanda de privilegios», remarcó Kirchner.

Como lo hiciera el año pasado el presidente volvió a elegir el plenario de mandatarios de la Organización de las Naciones Unidas para atacar al Fondo.

El jefe del Estado advirtió que si no se hacen los cambios, el FMI «solo contará con capacidad para reclamar teóricas reformas estructurales sobre cuyos resultados nadie garantiza nada, para seguir luego su sucesión de constantes autocríticas». Y agregó: «mientras tanto, en nuestros países se incrementará la desigualdad a causa de la aplicación de esas reformas y se derramarán lágrimas y pobreza para los millones de excluidos que esas reformas crean».

En sus cuestionamientos a los organismos, reseñó que en las últimas crisis internacionales «exhibieron una serie de fallas» y que las soluciones propuestas «generaron un efecto contagio en otros países, lo que magnificó internacionalmente el crecimiento del hambre y la pobreza».

Consideró además el mandatario que el caso de Argentina era «paradigmático» porque «después de aplicar durante los ’90 las recetas aconsejadas, el país sufrió una crisis financiera todavía no totalmente resuelta» y advirtió que en el 2000 el FMI «incurrió en una severa equivocación en el diagnóstico, lo que lo llevó a cometer importantes errores de pronóstico y recomendaciones de políticas inadecuadas».

Como si no hubiera sido suficiente, Kirchner terminó su discurso -de 18 minutos, 3 más de lo estipulado- con el único concepto no incluido en el texto que se entregó a la prensa: «Hay que tener fortaleza y coraje para promover las reformas a las normas inequitativas como las que aplican los organismos de crédito, que terminan en problemas durísimos para la lucha contra la pobreza».

El día anterior a la Asamblea General el presidente argentino asistió a la Cumbre Mundial Contra el Hambre y la Pobreza, un cónclave organizado por la llamada Alianza contra el Hambre promovida por Brasil, Chile, Francia y España. En este encuentro adelantó algunos de los conceptos que iba a exponer el día siguiente y sugirió a los países del Primer Mundo que conforman el G7 la promoción de “un tratamiento realista de la deuda externa, que no comprometa el crecimiento económico de los países endeudados”. Kirchner expresó además el firme compromiso de su gobierno en la lucha contra el hambre, tarea que consideró “parte de un esfuerzo multilateral y sistemático, orientado a ubicar el desarrollo sustentable en el centro de la agenda global. Quienes hoy tienen hambre y pobreza no necesitan más diagnósticos; exigen acción. El hambre no reconoce ni respeta fronteras religiosas ni etnias.”

Los mismos conceptos expresados en la ONU, fueron ratificados al día siguiente frente a una auditorio especial: el Consejo de las Américas. Lo hizo con la misma vehemencia con la que Cristina Fernández de Kirchner se despachó en Buenos Aires el 10 de agosto de este año criticando al FMI, frente al mismo auditorio conformado por empresarios estadounidenses con intereses en América Latina con megaempresarios como David Rockefeller, Williams Rhodes y David Mulford.

En esta oportunidad el presidente Kirchner ratificó el miércoles en Nueva York que la oferta argentina a los tenedores de bonos para la reestructuración de la deuda «es la única» que hará el país. «Sabemos que hay quienes dicen que vamos a hacer otra oferta. Están equivocados. Esta oferta es la única que vamos a hacer. Hay ruidos distorsivos pero queremos ser claros y decir que no vamos a comprometernos con lo que no podemos cumplir», subrayó el Presidente en su discurso ofrecido en el Sheraton Nueva York.

A diferencia del encuentro en Buenos Aires, esta vez se sentaron frente al primer mandatario en las butacas del salón del hotel neoyorkino unos 400 empresarios y banqueros de la talla de William Rhodes, del Citi Bank; y representantes del HSBC, Credit Suisse First Boston, MetLife, Bridas, Telefónica e Irsa.

Frente al Consejo de las Américas Kirchner también volvió a cargar contra el FMI, al considerar que «si una organización vive haciendo autocríticas, lo mejor que puede hacer es reformarse». Luego le recomendó a «la propia burocracia del FMI que se mire a sí misma, porque no le sirven a los países autocríticas que se hacen diez años después tras pasear algunos gobernantes como alumnos ejemplares, a nosotros los errores nos cuestan caminar con 15 millones de pobres sobre las espaldas», y agregó que estos organismos de crédito «deben ser de ayuda y no un tormento» para las naciones en vías de desarrollo.

Kirchner estuvo acompañado en ese encuentro por el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zanini; y los legisladores Miguel Angel Pichetto y Mario Losada. También estuvo presente la presidenta del Consejo, Susan Segal.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.