Kerry y Bush: la misma cosa

Para no hacerse ilusiones: John Kerry y George W. Bush, ambos millonarios, salvo en pequeños detalles que no hacen a nada fundamental, están de acuerdo en casi todo.
En la historia de Estados Unidos, se ha dicho, ha ganado la presidencia el candidato que más dólares reunió para su campaña. Aunque las encuestas den ventaja a Kerry en la intención de voto, Bush le lleva largamente la delantera en “contribuciones”.

Thomas Jefferson fue el fundador del Partido Republicano, y Alexander Hamilton, del Partido Federal, luego éste convertido en Demócrata. Jefferson basó su partido en los derechos del pueblo, respetando los ideales de millares de humildes por una vida mejor, para la que llevaron heroicamente la larga y penosa guerra por la independencia. Esa lucha fue siempre llamada “Guerra Revolucionaria” así, con esas palabras. En cambio Hamilton acumuló privilegios para las minorías pudientes, a costa de los colonos, cazando y despojando a los indígenas de las tierras de sus ancestros.

Recordemos que la independencia de las 13 colonias inglesas tuvo lugar en julio de 1776, y la Guerra Revolucionaria que la consolidaría, finalizó en setiembre de 1786. Es decir, ambos acontecimientos históricos tuvieron lugar 13 y 3 años antes, respectivamente, que la Revolución Francesa de 1789. Costó mucho para que la colonialista Europa reconociera la libertad de los norteamericanos y la combatieron ferozmente (era un mal precedente), algo así como tratarían a la comunista Revolución Rusa de 1918 y la cubana de 1959. Por supuesto, los yanquis modernosos no conocen el código criollo tanguero de que «calavera no chilla.»
Con los años, luego de la independencia del colonialismo inglés, ambos grandes partidos se han alternado en el poder compartiendo ideas guerreras, constantemente extendiendo su territorio. Todos han celebrado que los 13 estados originarios se convirtieran en 51 representados por estrellas en su bandera. Y siguen conquistando por la fuerza bruta inmisericorde diversas colonias políticas o económicas por todo el mundo.

De la línea inicial de Jefferson impresa a su Partido Republicano no queda nada. La diferencia constante es que a éste lo apoya la Pepsi Cola (costa Oeste) y al Demócrata la Coca Cola (costa Este).

Europa tampoco cambia

En las naciones líderes europeas tampoco hay diferencias reales entre derechas e izquierdas. Y varias siguen poseyendo colonias, como Gran Bretaña, Francia, Holanda, Dinamaca y la mismísima España, con Ceuta y Melilla en África. Valga señalar que nuestra Madre Patria está soportando mansamente este año que los británicos celebren con bombos y platillo en sus propias narices, los tres siglos de ocupación de Gibraltar; que no es África sino una península ibérica pegada al continente europeo y es la única colonia en el Viejo Mundo. Actualmente el Peñón es un paraíso fiscal, lleno de bancos y empresas fantasmas, refugio de dineros sucios, incluso manchado por el tráfico de drogas y activo contrabando en perjuicio de España, que aguanta todo. Portugal perdió su última colonia con la devolución a China de Macao, en 1999.

Bélgica se desprendió años antes del Congo (Zaire), hoy subdividido y ocupado por multinacionales con ejércitos de mercenarios. Un siglo antes el Congo le había sido acordado por un congreso de potencias coloniales reunido en Berlín al Rey Leopoldo. Ese cónclave le encargó al monarca belga llevar la “civilización” al enorme y rico país, cuando solo generó genocidios, guerras provocadas tribales y devastación de sus bienes naturales. A más de apropiarse de sus minerales (cobre, oro, petróleo, diamantes industriales, manganeso, etc.) destrozó sus sistemas ecológicos con la inhumana explotación del caucho.

La empresa financiera y socia ejecutiva del rey Leopoldo en el Congo fue la banca Bunge, de Amberes. Si, la de los mismos Bunge de nuestra conocida Bunge y Born.

Alemania perdió sus colonias africanas con la Primer Guerra Mundial (caso de Camerún), que pasaron a ser colonias de Francia e Inglaterra. Y en la Segunda Guerra Mundial, Italia tuvo que ceder Etiopía, Eritrea y Somalía. Ahora Europa se disputará las migajas del Imperio.

Kerry y Bush: coincidencias en política exterior.

John Kerry y George W. Bush, ambos millonarios, salvo en pequeños detalles que no hacen a nada fundamental, están de acuerdo en:

1.- En un principio Kerry había prometido un repliegue en Iraq, pero el 29 de julio pasado anunció que pedirá 40.000 soldados más para combatir al terrorismo; y va a continuar las ocupaciones de Iraq y Afganistán (votadas en el Senado por Kerry) buscando atajar la deserción de aliados importantes y sumar otros países débiles por presiones del FMI o el Banco Mundial que los tienen sometidos.

2.-Aprueban ambos el muro de Sharon, a pesar de la condenación explícita de la UN, entidad a la que pasan por encima.

3.- Coinciden en utilizar más la diplomacia pero bajo la presión armada si fuera necesario, para lo cual Bush ha llevado el presupuesto de Defensa a la cifra sin precedentes de 417.000 millones de dólares, o sea más del 40 % de cuanto gasta el mundo en igual concepto.

4.- Bush y Kerry ratifican su aprobación a los pasados bombardeos de Bosnia y Kosovo (ex Yugoslavia) y a los actuales en Afganistán e Iraq, a pesar de que este último país ocupado ya está “democratizado con gobierno propio”. En esa región las bombas siguen cayendo cotidianamente sobre poblaciones hambreadas, pero esa sangre no es materia de discusión en la campaña proselitista.

5.- Piensan que Estados Unidos debe “democratizar” (o demoler) otras naciones; pero solo discuten prioridades. Si gana Kerry caerán primero sobre Sudán, y si triunfa Bush las bombas se encaminarán a Irán.

6.- Ambos candidatos difieren con el vicepresidente Dick Cheney, quien prefiere de siempre la ocupación (previo bombardeo a distancia y desde gran altura) de la Triple Frontera, donde sueña con terroristas de Al Qaeda, como lo dijo y repitió desde el día después del 11 de setiembre del 2001, tal como lo afirmaba la semana pasada la Agencia italiana Ansa, citando a la revista yanqui Newsweek.

“Miedo en Estados Unidos y dudas en Europa” titula un cable de Deutche Welle del 3 de este mes de agosto, reproducido por U24. El tema está referido a un cierto hartazgo del viejo mundo por las repetidas y tremendistas alertas sobre actos de terrorismo que lanza el gobierno norteamericano. Esa sicosis fue criticada por el New York Times, pero no lo comentan los presidenciables. Pese a tanto “peligro”, el martes pasado se abrió al público la Estatua de la Libertad, cerrada desde el 11 de setiembre del 2001.

Los petroleros prefieren a Bush

En la historia de Estados Unidos, se ha dicho, ha ganado la presidencia el candidato que más dólares reunió para su campaña. Aunque las encuestas den ventaja a Kerry en la intención de voto, Bush le lleva largamente la delantera en “contribuciones”.

El principal apoyo financiero, como ocurrió en la elección anterior, vino de Koch Industries.“Koch Industries, la mayor firma petrolera privada de Estados Unidos, también ha financiado una red de instituciones conservadoras que defienden la desregulación y el achicamiento dcl Estado, como el Instituto Cato, Reason Foundation, Ciudadanos por una Economía Adecuada y la Sociedad Federalista”. (Eli Clifton en IAR-Noticias). La misma fuente afirma que “el 73 % de los aportes petroleros se ha encaminado a sostener la reelección de Bush”.

Con el pretexto de las continuas alarmas tremendistas de posibles acciones terroristas de envergadura, junto al aumento de las limitaciones a las libertades individuales, también sube el precio del petróleo que beneficia a ese sector donde las feroces «Seis Hermanas» dominadas por capitales norteamericanos y británicos.

COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Recibí nuestras novedades

Puede darse de baja en cualquier momento. Al registrarse, acepta nuestros Términos de servicio y Política de privacidad.

Últimos artículos

Las políticas encarecedoras y expulsivas en la Ciudad de Buenos Aires lo único que hacen es aumentar. En esta nota analizamos cual es la situación actual de la economía y vivienda de los ciudadanos y el rol que ocupa el Estado en su desempeño.
Gilda se hizo Santa porque así lo quiso el pueblo. A 25 años de su muerte, recorremos su vida y su impacto social, el cual sigue siendo vigente.
El intendente de Tapalqué habló con revista Zoom sobre los cambios en el gabinete nacional y provincial. Conversamos sobre la economía y creación de trabajo como ejes de campaña en la llegada de las elecciones generales.